Los ministros infieles ayudan a los enemigos de Dios




Queridos hijos, los ministros infieles abrirán grietas cada vez mayores en la Casa de Dios para que los enemigos actúen contra las Verdades del Señor. Amad y defended la verdad. 

El amor y la defensa de la verdad serán las armas de defensa contra las acciones de los enemigos. Doblad vuestras rodillas en oración. Sed fieles al Verdadero Magisterio de la Iglesia de Mi Jesús. 

No retrocedáis. Sois del Señor y sólo a Él debéis seguir y servir. Mi Jesús os espera. Dad lo mejor de vosotros y seréis proclamados Benditos del Padre. Adelante sin miedo. No estás solos. 

Yo soy vuestra Madre y estaré siempre cerca de vosotros. Este es el mensaje que hoy os transmito en nombre de la Santísima Trinidad. Gracias por haberme permitido reuniros aquí una vez más. Yo os bendigo, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Quedad en paz.

Comentarios