¿Suprimen imagen de Benedicto de los souvenirs romanos?



De Martin Mosebach https://www.firstthings.com/

Uno no debe llamar como "culto de la personalidad" los artículos devocionales papales que se ofrecen a las hordas de peregrinos y turistas alrededor de San Pedro en Roma: postales y calendarios, tazas de café y paños de seda, platos y gadgets de plástico de todo tipo, siempre con la imagen del Santo Padre, actualmente felizmente reinante, y junto a ellos también los Papas Juan Pablo II, Juan XXIII e incluso Pablo VI. Sólo hay un papa que no encontrarás en ninguna de las tiendas de souvenirs, y quiero decir en ninguna, como si hubiera una conspiración aquí. Encontrar una postal con la foto de Benedicto XVI requiere la tenacidad de un detective privado. La Roma imperial conocía la institución de damnatio memoriae: la extinción del recuerdo de los condenados enemigos del estado. Así, el emperador Caracalla hizo desaparecer el nombre de su hermano Geta, después de haberlo matado, cincelado de la inscripción en el arco triunfal de Septimio Severo. Parece como si los distribuidores de bienes devocionales y probablemente también sus clientes (propietarios de las tiendas) hubieran impuesto conjuntamente una antigua damnatio memoriae romana sobre el predecesor del actual papa.

Es como si, en este nivel trivial, se cumpliera lo que Benedicto XVI no pudo resolver después de su renuncia (inquietante para tanta gente, profundamente inexplicable y todavía inexplicable), es decir, llegar a ser invisible, entrar en un silencio inquebrantable. Aquellos que acompañaron especialmente el pontificado de Benedicto XVI con amor y esperanza no pudieron superar el hecho de que fue precisamente este Papa, con su renuncia, puso en tela de juicio su gran obra de reforma para la Iglesia. (...)Hablar de Benedicto XVI hoy significa, en primer lugar, tratar de superar estos sentimientos de dolor y decepción. (...)


Sigue el artículo en :

comprendiendo-benedicto-una-defensa.html


Comentarios

Cristina x ha dicho que…
Mensaje del Libro de La Verdad , del mismo día de la elección de Francisco:


Miércoles 13 de marzo, 2013 a las 21:20 hrs.

Mi amadísima hija, he sido condenado a muerte por segunda vez. El insulto de la resolución en Roma, que viste hoy, me parte en dos.
Cuando estaba delante de mis verdugos, acusado de herejía y de atreverme a decir la Verdad, Mis apóstoles huyeron y no estaban en ninguna parte para ser encontrados. Los que me siguieron y aceptaron Mis Enseñanzas me traicionaron cuando Mi Palabra fue desafiada por los que tenían autoridad. Empezaron a perder la confianza en Mí y empezaron a dudar de Mí.
Algunos de Mis seguidores creyeron en los delitos de herejía, de los que fui acusado, y que estaban justificados. Tan poderosos fueron Mis acusadores --hombres en puestos altos, vestidos con ropas exóticas y quienes caminaron y hablaron con un sentido de real autoridad-- que pocos dudaron de ellos.
Fuí indagado, desafiado, mofado, me despreciaron, ridiculizaron y se burlaron por decir la Verdad. La gente cayó ante estos gobernantes --hombres con voces poderosas y cuya autoridad nunca fue cuestionada. Mi Voz se volvió como un susurro en medio de los rugidos de Mis acusadores.
"Hereje" --gritaban. Dijeron que Yo hablaba con lengua maligna, que blasfemaba contra Dios y que quería destruir su iglesia. Y en consecuencia, me asesinaron a sangre fría.
Ahora, no será diferente cuando trate de hacer Mi Voz conocida, cuando intento advertir a todos los hijos de Dios sobre los acontecimientos, los cuales te he dicho, hija Mía, para el último par de años. Mi Palabra será tratada con desprecio. Mi Palabra será cuestionada. Las dudas se meterán adentro y, una vez más, Mis apóstoles huirán y me dejan para los lobos.
No os equivoquéis, la Verdad os ha sido revelada. Os he dicho, Mis seguidores, cómo van a ser engañados. Esto será muy difícil para vosotros, porque vais a cuestionar a este impostor que se sienta en la Casa de Mi Padre.
Mi amado Papa Benedicto XVI fue perseguido y huyó, como fue predicho. Yo no he nombrado a esta persona, que dice venir en Mi Nombre.
Él, el Papa Benedicto, guiará a Mis seguidores hacia la Verdad. No lo he abandonado y lo sostendré cerca de Mi Corazón y le daré el consuelo que necesita en este momento terrible.
Su trono ha sido robado. Su poder no.

Vuestro Jesús


Leer más: http://www.elgranaviso-mensajes.com/products/a13-mar-2013-su-trono-ha-sido-robado-su-poder-no/