Benedicto apoyó a Caffarra en las Dubia




link

(...)La amistad (con Caffarra) se volvió cada vez más estrecha en los últimos años; viéndonos, o hablándonos por teléfono, de la Iglesia, el Sínodo sobre la familia, los acontecimientos actuales ... 

Yo, como muchos otros, le bombardeábamos con preguntas, para entender (lo que pasaba).

Cada frase suya era un tesoro a guardar (....) Caffarra era un hombre de Dios totalmente: no pronunció palabra ni juicio, sin mirarlo a la luz de la fe, de la caridad, de una visión sobrenatural de las cosas. Si el juicio era necesario, siempre era por el bien, la Verdad: nunca con una sombra de fastidio y resentimiento humanos.

Un día me confió a mí y a su amigo común Lorenzo Bertocchi, que durmió muy mal durante el Sínodo sobre la familia que acababa de terminar; que sufrió muchísimo al ver que alguien estaba tratando de desechar la Familiaris consortio, Humanae Vitae y Veritatis Splendor: "Yo quería tomar el tren - nos dijo - y escapar a Bolonia, dejando el Sínodo ...".

Le pregunté cómo era posible que la Iglesia discutiese lo que no era cuestionable (el matrimonio indisoluble) y cómo había llegado a tener obispos y obispos favorables a los matrimonios homosexuales. También él estaba estupefacto, pero seguro. ¿Está tranquilo, le pregunté? "Humanamente: no veo una solución a la crisis, desde el punto de vista espiritual estoy sereno, porque la Iglesia es de Cristo y no la abandona".


También en esa ocasión, nos dijo que durante el Sínodo había solicitado una reunión urgente con Benedicto XVI. "Su secretario me dijo que era imposible tenerla de inmediato, pero insistí. Entonces él dijo que sí al día siguiente, y pude ver a Benedicto.

Imagine el lector nuestra curiosidad: Le preguntamos cuál era la opinión del pontífice alemán acerca del giro que llevaban hasta entonces los padres sinodales, Kasper en primer lugar. Pero Caffarra se detuvo.  Tuvo un grande pudor, la discreción que es natural en los grandes espíritus. Quiso hablar en las conferencias, en las catequesis, pero supo tener un autocontrol increíble en las demás ocasiones. Sin embargo su rostro dejó filtrar cuanto bastó para entender que el encuentro con Benedicto le dio ánimos para continuar en su batalla contra los innovadores.

 Así, después de los Dubia y todo lo que ha sucedido después, le sustraje, en otra ocasión, casi a fuerza, una admisión: Caffarra ha seguido también viendo a Benedetto después de los Dubia. ¡Y ciertamente no "fue reprendido", al contrario! 

Cuando salió la noticia de la audiencia negada por Francesco, le pregunté a Caffarra por qué el pontífice, que no se sustrae incluso ni a las llamadas ni a los recibimientos, no hubiera encontrado todavía, después de meses, tiempo para recibir a los 4 cardenales que también pedían audiencia en nombre de millares de sacerdotes y fieles. Me pareció una bien extraña falta de respeto.  

 Caffarra me recordó solamente que la Tradición y la Ley de la Iglesia preven que los cardenales no "son sólo personajes que llevan los calzette rojos", sino que son llamados por Dios a estar "a lado del papa": "Por esto hemos actuado según las leyes de la Iglesia, según disposiciones no inventadas por nosotros, sino previstas y esperamos...". Nada más. 

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Genial! Falta la fuente para poder compartirlo y citarla. Es importante que lo difundamos. Gracias.
María Ferraz ha dicho que…
http://lanuovabq.it/it/sostienici.htm

el link está arriba del todo pero casi no se ve
Anónimo ha dicho que…
Gracias, María. No lo había visto, disculpa. Lo publico en mi muro.
Cristina x ha dicho que…
Mensaje del LIBRO DE LA VERDAD del año 2012, año anterior a la renuncia de Benedicto XVI :


Lunes 16 de julio de 2012 a las 15:15 hrs.

Mi muy querida bienamada hija, es tiempo de preparar a todos los sacerdotes de Dios, a los obispos, y a todos aquellos que dirigen Mi Santa Iglesia Católica y Apostólica en la Tierra.
Porque el tiempo está cerca para que la persecución de Mi Predilecto Vicario, el Papa Benedicto XVI, alcance su pináculo.

Muy pronto él será forzado a huir del Vaticano. Entonces vendrá el momento cuando Mi Iglesia se dividirá, un lado en contra del otro.

Hago un llamado a todos Mis siervos sagrados a recordar sus sacratísimos votos.
Nunca abandonéis vuestra misión. Nunca me abandonéis. Nunca aceptéis mentiras en lugar de la Verdad.

Debéis pedirme que Yo os ayude en los tiempos difíciles que están por delante. Debéis levantaros, uniros y seguidme.
Rezad por la fortaleza que necesitaréis, a través de esta Cruzada de Oración especial.

Cruzada de Oración (66) para el clero: Ayúdame a permanecer fiel a Tu Santísima Palabra

“Oh, amado Jesús,
ayúdame a permanecer fiel a Tu Santísima Palabra en todo momento.
Dame las fuerzas para defender la Verdad de Tu Iglesia ante la adversidad.

Cólmame con la Gracia para administrar los Santos Sacramentos
de la manera que Tú nos enseñaste.
Ayúdame a alimentar a Tu Iglesia con el Pan de Vida
Y a permanecer fiel a Ti, aún cuando se me prohíba hacerlo.

Líbérame de la cadena de engaños que se me pudiera presentar,
para que pueda proclamar la Verdadera Palabra de Dios.
Cubre a todos Tus siervos consagrados en este tiempo,
con Tu Preciosa Sangre, para que permanezcamos valerosos, fieles y firmes
en nuestra lealtad a Ti, nuestro amado Salvador Jesucristo.
Amén.”

No os descorazonéis, Mis amados siervos sagrados, ya que la discordia ha sido profetizada y debe suceder en la batalla final por las almas.
Yo os amo y estaré con vosotros ahora mientras camináis Conmigo la espinosa senda al Calvario, para que la Salvación pueda ser alcanzada una vez más por todas las almas.

Vuestro bienamado Jesús


Leer más: http://www.elgranaviso-mensajes.com/news/a16-jul-2012-el-tiempo-esta-cerca-para-que-la-persecucion-de-mi-amado-vicario-el-papa-benedicto-xvi-alcance-su-pinaculo/