Importancia de san José en la vida interior



Si toda la Iglesia está en deuda con la Virgen María, ya que por medio de ella recibió a Cristo, de modo semejante le debe a San José, después de ella, una especial gratitud y reverencia.  San Bernardo de Siena Sermón 

http://www.catolicosalerta.com.ar/devociones/la-devocion-a-san-jose.html#
   No hay devoción alguna -si se exceptúa la que todo cristiano ha de profesar siempre a Jesús y a María- que sea más grata a Dios, ni más sólida en sí misma, ni más fecunda en frutos materiales y espirituales para los hombres, que la devoción al glorioso Patriarca San José. Los teólogos y santos están de acuerdo en afirmarlo.
   Santa Teresa de Jesús, que tantas veces había sentido su amorosa protección en el cuerpo y en el alma, se convierte en el más ferviente apóstol de esta devoción, protestando que "si fuera persona que tuviera autoridad de escribir, de buena gana se alargara en decir muy por menudo las mercedes que le había hecho este glorioso Santo, así ella como otras personas". (Vida, capítulo 6, n. 8).
   Con todo no deja de recomendarnos, con el más vivo encarecimiento, que "aunque tengamos muchos santos por abogados, hemos de ser particularmente devotos del bendito San José, por lo mucho que alcanza de Dios" (Avisos). Trazándonos, en el capítulo sexto de Vida, el más exaltado panegírico que jamás se haya escrito en honor del Santo Patriarca, y apuntando las más eficaces razones, avaladas por su propia experiencia, para movernos a profesarle sincera y tierna devoción.
   "Querría yo persuadir a todos -escribe la santa- fuesen devotos de este glorioso Santo, por la gran experiencia que tengo de los bienes que alcanza de Dios. No he conocido persona, que de veras le sea devota y haga particulares servicios, que no la vea más aprovechada en la virtud; porque aprovecha en gran manera a las almas que a él se encomiendan" (Vida, cap. 6, n. 7).
   "No me acuerdo hasta ahora, -continúa-  haberle suplicado cosa que la haya dejado de hacer. Es cosa que espanta las grandes mercedes que me ha hecho Dios por medio de este bienaventurado santo, de los peligros que me ha librado, así de cuerpo como de alma, que a otros santos parece les dio el Señor gracia para socorrer en una necesidad, de este glorioso santo tengo experiencia que socorre en todas, y que quiere el Señor darnos a entender que así como le fue sujeto en la tierra, (que como tenía nombre de padre, siendo ayo, le podía mandar), así ahora en el cielo hace todo cuanto le pide" (Ibid. n.6)
   "En especial personas de oración siempre le habían de ser aficionadas; que no sé cómo se puede pensar en la Reina de los Ángeles, en el tiempo que tanto pasó con el Niño Jesús, que no den gracias a San José por lo bien que les ayudó en ellas".
   "Quien no hallare maestro que le enseñe oración, tome a este glorioso Santo por maestro y no errará el camino".
   "Sólo pido, por amor de Dios, que lo pruebe quien no me creyere, y verá por experiencia el gran bien que es encomendarse a este glorioso Patriarca y tenerle devoción". (Vida, cap. 6, n. 8).
   Tal es el tono encarecido, el peso de las razones, y el fogoso apasionamiento, con que la gran Doctora Mística nos recomienda la devoción al Esposo dulcísimo de María y Padre virginal de Jesús.
   El mundo católico es deudor, sin disputa alguna, a la insigne Reformadora del Carmelo, del incremento y difusión que ha obtenido en la Iglesia, el culto ferviente del Santo Patriarca, a partir de aquella fecha hasta nuestros días.
   Hoy podemos decir que su devoción es, -después de Jesús y María- la devoción más tierna y universal. La devoción, en una palabra, de todo el mundo cristiano. Porque todos: teólogos y escritores, predicadores y artistas, poetas y músicos, patronos y obreros, obispos y sacerdotes, religiosos y seglares, sanos y enfermos, ricos y pobres, hombres y mujeres, chicos y grandes, niños y ancianos, le consagran, sin distinción, las súplicas más fervientes de sus labios y los afectos más puro de su alma.
   Entre las diversas prácticas, bendecidas e indulgenciadas por la Iglesia, con que las almas piadosas acostumbran a honrar al bendito Patriarca San José, merecen destacarse las siguientes:

Comentarios

Cristina Villarroya ha dicho que…
PRIMER MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA A MDM:


Lunes 8 de noviembre del 2010 a las 15:30 hrs. Después de rezar el Santo Rosario en casa.

(Anuncio de las profecías privadas que aún están siendo recibidas por una vidente que a este punto aun no tenía idea de lo que se le estaba pidiendo)

Hija Mía, tienes un trabajo serio qué hacer y no debes permitir que nadie te detenga. La verdad debe darse a conocer. Has sido elegida para hacer este trabajo. Hija mía mantente firme. Mira hacia Dios por orientación para hacer mi trabajo.

Tienes a todos los santos trabajando contigo. Las imágenes * (vea al final del mensaje) que viste, están ahí para ayudarte a esparcir mis mensajes infinitos, para que todo el mundo los escuche. Tú estás siendo guiada. Las cosas no serán fáciles para ti, pero a ti te gusta perseverar. Lo que está aconteciendo fue todo previsto. Tú eres un instrumento para la comunicación de la Palabra de Dios a todos Sus hijos.

Nunca olvides que Dios ama a todos Sus hijos, inclusive a los pecadores que Lo han ofendido. Suplica por Misericordia para cada uno y para todos vosotros. La Sagrada Familia se reunirá.

(Pausa… a este punto estaba sorprendida, así que pregunté a Nuestra Señora “he hecho esta parte bien”? Ella sonrió y continuó)Toma la pluma. Está correcto y difunde la verdad antes que sea demasiado tarde.

Estos mensajes son de origen Divino y deben ser respetados. Confío en que te asegurarás de hacerlos llegar fielmente a un mundo descreído. Es muy importante que estés fortalecida para servir a mi Amado Hijo. Yo sé que sufres por Él, con Él y a través de Él. Regocíjate porque eso es bueno. Eres bendecida, hija mía, al haber sido escogida para este trabajo. Mantente fuerte.

Ora diariamente pidiendo ser guiada. Te volverás más fuerte con el tiempo. No temas, estoy contigo y con tu familia todos los días. Estás siendo llenada por el Espíritu Santo para que puedas presentar la verdad acerca de los planes de mi Padre aquí en la tierra.

Hija mía, haz a un lado tus dudas. Tú no te puedes imaginar el contenido de estos mensajes divinos, las profecías de las Escrituras están por cumplirse.

Ora por todos los hijos de Dios. Mi querido y amado Hijo sufre mucho todos los días. Él es atormentado por los pecados del hombre. Su sufrimiento ha alcanzado niveles sin precedentes, no experimentados desde Su muerte en la Cruz.

Tú tienes la energía y el espíritu requeridos, con la bendición de Dios, para llevar a cabo tu misión. Tu purificación está completa. Estás lista para la batalla que te espera.

Ve ahora, hija mía, ponte tu armadura. Levántate con la cabeza erguida y ayuda en la lucha contra el maligno. No te desesperes nunca, si te sientes aislada. Tienes a todos los santos y ángeles - incluyendo a Juan Pablo II, Santa Faustina y a San José guiándote en cada paso del camino.

Gracias hija mía por la Fe que has mostrado. Eres una luchadora y muy amada por Dios Padre y por mi muy querido Hijo. Tú eres una con Jesús y tu mano esta siendo guiada por el Espíritu Santo.

Ve ahora, hija mía, a hacer el trabajo, usando todas las herramientas disponibles para ti en este tiempo tan importante en la historia de la humanidad.

Dios te bendiga hija mía.

Tu Amada Madre en Cristo, María Reina de la Tierra



* Las imágenes a que se refiere son varios santos aparecidos a la vidente durante la aparición privada; pero ella no tuvo idea de quiénes eran hasta más tarde, excepto los identificados nombrados arriba, por ejemplo, el Beato Juan Pablo II, Santa Faustina y San José y otras dos imágenes que no fueron identificadas por la vidente.



Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a08-nov-2010/