La desconfianza en Dios, un arma de Satanás


Una vez más veo una gran llama que he llegado a reconocer como el Corazón de Dios Padre. Dice: “Vengo de nuevo trascendiendo el tiempo y espacio. Vengo en busca del amor filial del mundo. Un amor así no puede existir separado de la confianza. La confianza y el amor van de la mano. Ninguno de estos puede hacerse más profundo si el otro está débil. Diciendo esto, los invito a confiar el pasado, el presente y el futuro a Mi cuidado paternal.”

Satanás es el enemigo de la confianza, pues él ve que la confianza intensifica la relación del hombre Conmigo. Él ve que la confianza produce paz entre el Cielo y la Tierra. El enemigo de su salvación provoca la falta de confianza en cada corazón que se abre a ella. Mi gracia es más fuerte que cualquier poder de Satanás. Alégrense con esta verdad. Confíen en esta verdad.”

Lean Colosenses 3:14-15
Sobre todo, revístanse del amor, que es el vínculo de la perfección. Que la paz de Cristo reine en sus corazones: esa paz a la que han sido llamados, porque formamos un solo Cuerpo. Y vivan en la acción de gracias.

Comentarios