Lawler: Fco ha creado confusión deliberadamente




Autor ortodoxo católico advierte sobre EWTN El Papa Francisco ha creado confusión deliberadamente

WASHINGTON, DC, 2 de marzo de 2018 (LifeSiteNews) - El Papa Francisco ha creado deliberadamente confusión al permitir eludir la enseñanza católica, según ha dicho un comentarista católico, y el círculo interno de Francis está formado por personas más radicales en sus creencias que él.

Además, cinco años después del papado de Francisco, el mandato que le dieron al Papa para reformar la Curia y las finanzas del Vaticano no ha sido satisfecho, dijo el editor de Catholic World News, Philip Lawler, porque no está como prioridad en la agenda de Francis.

Se necesita intervenir en la dirección en que Francisco toma la Iglesia, dijo Lawler en una discusión sobre The World Over centrada en algunos de los aspectos confusos y controvertidos del pontificado de Francisco. (La entrevista con Lawler comienza a las 23:05 en el video)


El presentador de EWTN y editor en jefe Raymond Arroyo le dio la bienvenida a Lawler el jueves para una discusión sobre el recién publicado libro de Lawler "Lost Shepherd: How Pope Francis is Misleading His Flock" (2018) Regnery.

"El Papa Francisco ha creado suficiente confusión para que haya un gran espacio de maniobra para las personas que quieren de una forma u otra acabar con las enseñanzas morales de la Iglesia", le dijo Lawler a Arroyo al comienzo de su conversación. Arroyo asintió que esto se hizo a través de las nociones de acompañamiento y misericordia del pontificado de Francisco.

Lanzado el 26 de febrero, Arroyo señaló que el libro ha producido críticas a Lawler. Otros señalaron antes de la publicación de su libro la importancia de Lawler, nada conocido como un observador católico explosivo, sintiéndose obligado a escribir para criticar al Papa.

Lawler aclaró a Arroyo que no quería escribir un libro crítico con Francisco cuando se le preguntó qué lo movió a hacerlo. Llegó después de un ensayo que había escrito hace un año para CatholicCulture.com cuando llegó a la frustración con la confusión generada.


Titulado "Este papado desastroso", Lawler relató que la publicación provocó más reacción que cualquier otra cosa que haya escrito en 30 años de periodismo. Al trabajar en el libro, Lawler dijo que encontró personas necesitadas de consuelo en medio de la dirección preocupante del papado, además de estar asaltados por la cuestión de si estaban solos al sentir esto.

"Y dije, eso me dice que hay hambre (de la verdad)", recordó Lawler. "Hay personas que están muy confundidas y consternadas y que se sienten traicionados, y se preguntan:" ¿pasa algo (en el Vaticano)? ¿Hay algún problema con la fe? "

"Y descubrí que mientras hablaba con estas personas, por extraño que parezca, se sentían tranquilizados por lo que yo les estaba diciendo", dijo Lawler. "Porque si dices:" No, no estás loco, sí, hay un problema, tenemos un problema con el Papa "(la gente comprende entonces que no son sólo ellos quienes piensan así).

La exhortación apostólica del Papa, Amoris laetitia, fue la gota que colmó el vaso para Lawler, quien le dijo a Arroyo que originalmente estaba muy entusiasmado con el Papa Francisco, pero con el tiempo se sintió cada vez más preocupado, consternado y desorientado.

"Cuando vi lo que sucedió con la manipulación del Sínodo y luego con Amoris laetitia , dije:" Esto es más que simplemente imprudencia en la expresión ", explicó Lawler." Este es un esfuerzo deliberado por confundir ".

AL logra lo opuesto a la intención expresada por el Sínodo

"El problema es que Amoris laetitia intencionalmente no está clara en la única pregunta que todos tenían en mente en ambas reuniones del Sínodo", recordó Lawler a Arroyo, "que es:" ¿Cambiará la Iglesia su enseñanza perenne de que los católicos que están divorciado y vuelto a casar ilícitamente no pueden recibir la Comunión? "'

"La impresión general creada por la exhortación apostólica es que la Iglesia ha cambiado su enseñanza", dijo Lawler.

Arroyo y Lawler discutieron las interpretaciones conflictivas del documento del Papa en todo el mundo, y algunos obispos dijeron que la práctica pastoral de la Iglesia ha cambiado y otros dicen que no, y que los fieles se quedaron en el medio. También hablaron sobre cómo, cuando se cambia la práctica pastoral, el resultado es que la doctrina ya no importa porque "la doctrina vivida" se ha vuelto irreconocible, lo que da el mismo resultado final que cambiar la enseñanza de la Iglesia.

"Ese es precisamente el punto", le dijo Lawler a Arroyo. "¿Por qué el Papa Francisco se habría negado a responder la dubia, las preguntas perfectamente legítimas de cuatro cardenales pidiéndole claridad?"

"¿Por qué no quiere claridad?", preguntó Lawler. "A menos que su intención fuera proporcionar ese espacio difuso en el que las personas pueden maniobrar en torno a la enseñanza de la Iglesia".

Arroyo le pidió a Lawler que respondiera a los comentarios hechos en 2015 por un miembro del círculo del Papa, el arzobispo Víctor Fernández, de que Francisco apunta a una reforma irreversible en la Iglesia.
Lawler respondió que no sabía por qué Fco tendría esto como su objetivo.

"Pero hay algo intrínsecamente erróneo en la idea de la reforma irreversible a menos que lo que quiera decir con "reforma" sea volver a los fundamentos de la fe católica", agregó, "porque el papel del Papa es inherentemente conservar, proteger el depósito del fe."

Arroyo le preguntó a Lawler sobre la naturaleza provocadora de su libro y su título, y si era reticente al respecto.

Intervención necesaria

"No me gusta criticar al Papa", le dijo Lawler. "Pero hay un punto en el que en una familia ques se quiere, si el padre tiene un problema, tienes que enfrentarlo. Eventualmente tiene que haber una intervención, y necesitamos una intervención ".

Ambos hablaron sobre la extraña naturaleza de la elección de Francisco, y si hay alguna validez en los rumores de que su elección fue orquestada.

Lawler dijo que algunos cardenales habían dado la clara impresión de que estaban haciendo cabildeo por Francisco, lo que no es lícito. 

Al compartir un extracto del libro en el que Lawler detalla la conclusión preocupante de que Francisco es un líder radical que aleja a la Iglesia de las antiguas fuentes de la fe, Arroyo preguntó a Lawler por qué Francisco pensaría que podía salirse con la suya, o si el problema es más de sus consejeros y confidentes.

"Creo que hay personas alrededor de este Papa que son mucho más radicales en sus creencias que él", dijo Lawler. "De nuevo, sugiere que con Amoris laetitia, el Papa Francisco no contradice directamente la enseñanza de la Iglesia; sino en las notas a pie de página, entre líneas".

Debido a la confusión que se ha extendido por toda la Iglesia, Lawler compartió con Arroyo que, en la última semana desde que salió su libro, le han hecho muchas preguntas sobre si la Iglesia ha cambiado su enseñanza en varias cosas.

"Y yo les digo, no", dijo Lawler. "Pero ellos tenían esa impresión; ¿Por qué? Porque la tapa está levantada ".

Una ausencia de reforma auténtica

Cuando Arroyo le preguntó si había un conflicto entre la imagen pública de Francis y los medios para gobernar bajo su pontificado, Lawler respondió: "sí".

Los cardenales antes que (llegara) él estaban hablando de la necesidad de reformar la curia y el funcionamiento económico del Vaticano, dijo Lawler, para la rendición de cuentas y la responsabilidad.

"Pero en cuanto al mandato para la reforma, simplemente no ha sucedido", afirmó. "La curia no ha sido reformada significativamente. Hubo algunas reorganizaciones de responsabilidades, pero ahora llevamos cinco años y no hay una reforma sustancial. En cuanto a la reforma económica, se ha derrumbado por completo ".

Estas reformas "no están como prioridad en su agenda. Él está haciendo cosas diferentes ".

Lo que lamentablemente sucedió, dijo, es que la vieja guardia en el Vaticano se ha atrincheradado más, "y hay menos responsabilidad que hace cinco años".

Lawler llamó a los católicos a orar, tanto por el Papa como por quienes lo rodean.

"Y como cuestión práctica, le pides a tu propio obispo que se ponga de pie y ayude a devolver la claridad en una era de confusión", concluyó Lawler. "Si eso significa decir cosas impopulares, lo siento, pues que se digan cosas impopulares".

Comentarios