Juez activista gay condena a Alfie a muerte por inanición



MANCHESTER (ChurchMilitant.com) - El juez del caso Alfie Evans es un defensor pro-gay y miembro del Bar Lesbian and Gay Group (BLAGG), una red de abogados homosexuales en el Reino Unido. Él ha fallado repetidamente en contra de los padres de Evans, representados por el Centro Legal Cristiano Pro-vida, pro-matrimonio, que ha condenado la homosexualidad como uno de los "desafíos más importantes para el patrón de Dios para la familia en la sociedad actual".

El juez Anthony Hayden fue nombrado para el Tribunal Superior de Justicia en julio de 2013, y se especializa en derecho familiar e infantil. En su nombramiento, BLAGG le felicitó: "Tenemos el gran placer de felicitar a Anthony Hayden por su próximo cargo".

Hayden también es coautor de un libro titulado Children and Same Sex Families, un manual legal sobre crianza de homosexuales, adopción, derechos de los niños, etc. El libro se describe como una guía para aquellos "que brindan asesoramiento y apoyo a las familias del mismo sexo".





El juez Anthony Hayden es autor de un libro que promueve la protección legal de la adopción gay
En el prefacio, Hayden escribe que el libro aborda "el concepto en constante evolución de la familia".

"Somos más cuidadosos con nuestro lenguaje ahora", señala, especialmente a la luz de "la gran cantidad de legislación de igualdad [que] proporciona un marco para una sociedad mucho más justa en el futuro y así las opciones para los niños se amplían, manteniéndolos a ellos en el centro del proceso legal ".

El Christian Legal Center (CLC), cuyos abogados representan a los padres de Alfie, se encuentra en el extremo opuesto del espectro moral, rechazando la homosexualidad como un ataque a la familia.


CLC es una organización sin fines de lucro que existe "para defender a los cristianos en la esfera pública y para proteger la libertad de los cristianos de vivir sus vidas de acuerdo con sus creencias cristianas".

El sitio web dice: "[Estamos] convencidos de que Jesucristo, y su patrón de vida, no solo es la manera correcta de vivir, sino la mejor manera de vivir".

Durante una audiencia de emergencia el martes por la tarde, donde Hayden negó una vez más el pedido de los padres de que Alfie volviera a Italia para recibir tratamiento, el juez criticó al abogado de CLC Pavel Stroilov, calificándolo de "joven fanático e iluso" por su defensa en nombre del Evans.

A pesar de la oferta del Hospital Bambino Gesu del Vaticano para tratar a Alfie, y la concesión de la ciudadanía de Italia la semana pasada, Hayden dictaminó que Alfie no podía abandonar el país y debe someterse al plan de la finalización de su vida propuesto por Alder Hey Hospital, que implica muerte lenta por inanición.

Cientos han protestado fuera de Alder Hey Hospital
exigiendo la liberación de Alfie


Alder Hey Hospital había retirado el tubo de respiración de Alfie el lunes por la noche, y contra todo pronóstico, Alfie continuó viviendo. Después de privar por primera vez al niño de agua y oxígeno durante nueve horas, el hospital finalmente dio paso a las repetidas solicitudes de oxígeno e hidratación de los padres, aunque todavía le niega la comida.

"Los doctores dijeron que moriría a los cinco minutos de que lo sacaran de una máquina de soporte de vida, pero él está aquí 22 horas después, todavía luchando", dijo Tom Evans en una conferencia de prensa el martes.

La Iglesia Católica enseña que la comida y el agua no pueden ser eliminados de un paciente enfermo si es la causa directa de la muerte del paciente. Solo en casos de muerte inminente, por ejemplo, los órganos se están dejando de funcionar o la enfermedad va a matar al paciente antes de la privación de comida o agua, está permitido eliminar la hidratación o la nutrición. Alfie, que continúa viviendo y respirando sin un ventilador, moriría directamente como resultado de la falta de comida.

Después de que Evans apeló el fallo de Hayden, el Tribunal de Apelaciones anunció el martes por la noche que aceptaría la apelación. La audiencia tendrá lugar el miércoles por la tarde.

"Está haciendo ruidos vocales y está respirando. No voy a rendirme", dijo el padre Tom Evans. "Alfie podría estar en Italia mañana por la noche".

Una ambulancia aérea en Inglaterra y un avión militar en Italia esperan en espera que apresuren a Alfie a Italia si sus padres ganan la apelación.

Comentarios

Cristina Villarroya ha dicho que…
Mensaje del LIBRO DE LA VERDAD de la Madre de la Salvación:


Domingo 12 de febrero del 2012

Hija Mía, cómo lloro cuando veo cuántos están tratando de acabar el homenaje a mi amado Hijo.

Te dije antes que la batalla ha empezado. Los planes ya han comenzado para acabar la oración en público a Dios Padre y a Su precioso Hijo, Jesucristo, en Inglaterra.

Esto es solo el comienzo. Muy pronto será aplicado a las escuelas y otros lugares públicos, hasta que llegue a ser ilegal rezar en Iglesias consagradas a mi Hijo, Jesucristo.

El odio entre los hombres y en aquellos en altos lugares hacia mi Hijo significa que ellos harán todo lo que puedan para acabar con la práctica pública del Cristianismo.

Aquellos que odian a mi Hijo, dicen que no creen en mi Hijo. ¿Pero cómo pueden ellos mostrar odio por alguien en quien no creen?

El desprecio de ellos por mi Hijo será más claro, cuando otros países sigan a Inglaterra para acabar la práctica pública del Cristianismo.

Será una ofensa honrar a mi Hijo.

Otras religiones que creen en Dios Padre también sufrirán.

No obstante, ellos no sufrirán tanto como la Iglesia Católica Romana y otros cristianos. Su sufrimiento llegará a ser intenso.

Recen, hijos, para evitar gran parte de este mal mientras llega a ser más evidente, ahora.

Por mucho tiempo, aquellos que reclaman no creer en mi Hijo, han permanecido escondidos.

Ahora, ellos surgirán con confianza y perseguirán a mi Hijo debido al sufrimiento que infligirán a Sus seguidores.

Recen mucho hijos, para proteger su fe y su derecho de honrar a mi Hijo en público, sin hacerles sentir avergonzados.

Por favor, recen esta, la Cruzada de Oración (29): Para proteger la práctica del Cristianismo:

“Oh mi Señor Jesucristo, te pido que derrames Tu Espíritu Santo sobre todos Tus hijos.

Te ruego que perdones a aquellos que tienen odio en sus almas por Ti. Yo pido que los ateos abran sus endurecidos corazones durante Tu Gran Misericordia, y que Tus hijos que Te aman puedan honrarte con dignidad para levantarse sobre toda persecución.

Por favor llena a todos Tus hijos con el don de Tu Espíritu, para que así se puedan levantar con valor y llevar a Tu ejército a la batalla final en contra de Satanás, sus demonios y todas aquellas almas, que son esclavas de sus falsas promesas. Amén”

Ve en paz hija Mía y díle al mundo que se prepare para esta gran injusticia.

Gracias por responder a mi llamado hoy.

María Reina de todos los Ángeles,

Madre de la Salvación



Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a12-feb-2012-virgen-maria-otros-paises-seguiran-a-inglaterra-para-prohibir-la-oracion-en-publico/
Cristina Villarroya ha dicho que…
ISAÍAS 59

1 No, el Señor no es corto de mano para salvar ni duro de oído para escuchar:

2 han sido las culpas de ustedes las que han puesto una barrera entre ustedes y su Dios; sus pecados le han hecho cubrirse el rostro para dejar de escucharlos.

3 Las manos de ustedes están manchadas de sangre y sus dedos, de iniquidad; sus labios dicen mentiras, sus lenguas murmuran perfidias.

4 Nadie apela con justa razón ni va a juicio de buena fe; se pone la confianza en palabras vacías y se habla con falsedad; se está grávido de malicia y se da a luz la iniquidad.

5 Ellos incuban huevos de víboras y tejen telas de araña; el que come de esos huevos, muere, y se los rompe, alta una culebra.

6 Con sus telas no se hará un vestido y nadie se cubrirá con lo que hacen. Sus obras son obras de maldad y en sus manos no hay más que violencia;

7 sus pies corren hacia el mal, se apresuran para derramar sangre inocente; sus planes son planes perversos, a su paso hay devastación y ruina.

8 No conocen el camino de la paz, en sus senderos, no existe el derecho. Abren para sí mismo sendas tortuosas: el que las recorre, no conoce la paz.

9 Por eso, el derecho está lejos de nosotros y la justicia, fuera de nuestro alcance. Esperábamos luz, y sólo hay tinieblas, claridad, y caminamos a oscuras.

10 Andamos a tientas como los ciegos contra la pared, andamos a tientas, como el que está sin ojos; en pleno mediodía tropezamos como al anochecer, en pleno vigor estamos como los muertos.

11 Todos nosotros gruñimos como osos, gemimos sin cesar como palomas. Esperábamos el juicio, ¡y nada!, la salvación, y está lejos de nosotros.

12 Porque son muchas nuestras rebeldías delante de ti y nuestros pecados atestiguan contra nosotros; sí, nuestras rebeldías nos acompañan y conocemos bien nuestras iniquidades:

13 fuimos rebeldes y renegamos del Señor, dimos la espalda a nuestro Dios, hablamos de oprimir y traicionar, y urdimos palabras engañosas en el corazón.

14 Así retrocede el derecho y se mantiene alejada la justicia, porque la verdad está por el suelo en la plaza y la rectitud no tiene acceso.

15 La verdad está ausente y los que se apartan del mal son despojados. El Señor ha visto con desagrado que ya no existe el derecho.

16 El vio que no había nadie, se sorprendió de que nadie interviniera. Entonces su brazo lo socorrió y su justicia lo sostuvo.

17 El se puso la justicia por coraza y sobre su cabeza, el casco de la salvación; se vistió con la ropa de la venganza y se envolvió con el manto del celo.

18 Conforme a las obras, será la retribución: furor para sus adversarios, represalia para sus enemigos.

19 Desde el Occidente, se temerá el nombre del Señor, y desde el Oriente, se respetará su gloria, porque él vendrá como un río encajonado, impulsado por el soplo del Señor.

20 El vendrá como redentor para Sión y para los hijos de Jacob convertidos de su rebeldía –oráculo del Señor–.

21 Por mi parte, dice el Señor, esta es mi alianza con ellos: mi espíritu que está sobre ti y mis palabras que yo he puesto en tu boca, no se apartarán de tu boca, ni de la boca de tus descendientes, desde ahora y para siempre, dice el Señor.