El Espíritu de Dios se retira de la Tierra




Apariciones de la Virgen a Bruno Cornacchiola en Trè Fontane, Roma
Los Papas han apoyado esta devoción sin declaraciones oficiales.

12 de abril de 1947:


“Los pastores del rebaño no están cumpliendo con su deber. Demasiado mundo entró en su sangre para dar escándalo para el rebaño y desviarlo de la trayectoria. […]. Antes de que Rusia se convierta  (vemos, pues, que no ha sido aún consagrada) y deje el camino del ateísmo se desencadenará una tremenda y grave persecución. Oren, se puede detener. […]. Alejáos de las cosas falsas del mundo… Satanás será liberado por un período de tiempo y encenderá entre los hombres el fuego de la revolución.  […]. Toda la Iglesia sufrirá una terrible experiencia, para limpiar la podredumbre que se había infiltrado en sus ministros. […]. Sacerdotes y fieles serán puestos en un punto de inflexión peligroso en el mundo de los perdidos, que darán el asalto por cualquier medio: falsas ideologías y teologías. […]. Habrá días de tristeza y luto. De la parte del oriente un pueblo fuerte, pero alejado de Dios, pondrá en marcha un terrible ataque y romperá las cosas más sagradas y santas. […]. El mundo va a ir a otra guerra, más despiadada que las anteriores; La Roca eterna será la más afectada (Roma). La ira de Satanás ya no se mantiene; el Espíritu de Dios se retira de la tierra, la Iglesia se quedó viuda, ella va a quedar a merced del mundo. […]. La más afectada será la Iglesia de Cristo, para limpiarla de las contaminaciones que se encuentran dentro de ella. […]. Los sacerdotes serán pisoteados y muertos… “(Saverio Gaeta, op. Cit., Págs. 80-88).

Aparición del 15 de agosto de, 1958:

“Habrá un gran terremoto que sacudirá todo el mundo. No vayáis por ahí a dormir si estáis en pecado mortal, confesáos y arrepentíos de haberlo hecho, y no hacerlo más. […]. El sol se oscurecerá, y las estrellas caerán, pero entended no sólo la parte material de esta imagen: hay lado interpretativo y espiritual, y caerán los soles y las estrellas orgullosas caerán (aquí hay una alusión a obispos y cardenales, que caen en la apostasía). […]. Fuera de la Iglesia Católica, Apostólica y Romana no hay salvación. […]. Amar a todos no significa mantener una actitud sentimental. […]. Que los sacerdotes no se quiten el hábito talar: el vestido recuerda, es una señal del cielo ” (op cit, p 93-95..).

El 16 de abril 1987:

“Debes ofrecerte como víctima por la conversión y la santificación de los sacerdotes y religiosos, que han abandonado el camino de la doctrina y de la moral perdiendo la fuerza de la salvación y gracias a ellos muchas almas van al infierno” (op. Cit., P. 102). Esto recuerda plenamente al segundo mensaje de Garabandal.



Al día siguiente de la aparición, Bruno, el antiguo enemigo de la Iglesia, fue a colocar a la gruta esta inscripción: 

“Yo era colaborador del mal.

Enemigo de la Iglesia y de la Santísima Virgen.

El 12 de abril de 1947, en este lugar, se me apareció a mí y a mis hijos la Santísima Virgen de la Revelación. 

Me dijo que yo debía, con las señales y revelaciones que me daba, volver de nuevo a la Iglesia Católica, Apostólica y Romana… 

Amad a María, nuestra dulce Madre. Amad a la Iglesia. 

Ella es el manto que nos protege del infierno. Rezad mucho. Rezad”



Comentarios