El musulmán que encontró a Jesús en La Meca


https://www.bibles4mideast.com/
¡Mohammed encuentra a Jesús en La Meca!


¡La meca! Mohammed (M) se estremeció de emoción. ¡Pensar que él estaba realmente aquí, en el corazón del Islam en Arabia Saudita, el lugar de nacimiento del gran Profeta cuyo nombre llevó, el sueño de su vida!


Aunque M sirvió como imán en su mezquita local en la isla de Sumatra, Indonesia, nunca antes había hecho una peregrinación a La Meca, como todos los devotos musulmanes deben hacer al menos una vez. Este primer hajj en mayo de 1992 cumplió el compromiso de M con el quinto y último pilar del Islam. Estaba lleno de expectativas de que el viaje representaría el clímax espiritual de su vida.


En su primer día en La Meca, M se inscribió en un recorrido en autobús por algunos sitios sagrados periféricos. A la mañana siguiente llegó temprano para una de las salidas programadas con regularidad, y se sentó justo detrás del conductor del autobús para obtener una buena vista de la ventana delantera. Se alegró de que el bus no se llenara y los asientos cercanos permanecieran vacíos.


El autobús se puso en marcha y se dirigió por la carretera hacia la ciudad de Medina y los santuarios que visitarían. En Medina, el profeta Mahoma había establecido su estado teocrático después de huir de un complot de asesinato en La Meca en el año 622. Con Medina a más de 200 millas al norte de La Meca, M tuvo mucho tiempo para entablar una conversación con el conductor del autobús.


Por encima del zumbido del motor intercambiaron su charla, usando el inglés como un idioma común.


"Sí, este es mi primer hajj", le dijo M al conductor de cabello oscuro, cuyo rostro enmarcaba ojos profundos y penetrantes. "Soy de Sumatra, un malayo, de los mayores grupos de personas musulmanas en el sudeste asiático".


El conductor giró su cabeza lo suficiente como para ver a M. "Sabes, realmente no deberías haber gastado todo tu dinero viniendo aquí".


M pensó que lo había entendido mal. Se inclinó hacia delante para captar las palabras del conductor. "¿Disculpe?"


"Venir aquí en peregrinación es realmente una pérdida de dinero", repitió inequívocamente el conductor. "Todos los rituales que buscan obtener las gracias de Alá, cuando te paras a pensar en ello, el Islam está lleno de hipocresías".


Aturdido, M sólo podía escuchar mientras el hombre continuaba señalando asuntos que nunca había considerado. Durante más de una hora conversaron mientras el autobús avanzaba ruidosamente por el desierto.


"La verdad es", dijo el conductor, girando para mirar directamente a su pasajero, "Dios quiere conocerte personalmente, como amigo, no solo a distancia a través de rituales. El Islam no puede darte ese tipo de relación".


Con su destino cercano, el conductor disminuyó la velocidad y redujo la marcha para aparcar. Todos desembarcaron, pero la cabeza de M giraba con nuevos e impensables pensamientos. Aturdido, siguió al grupo de la gira, pero ahora todo parecía confuso.


¿Qué quiso decir el conductor? ¿De dónde sacó esa perspectiva? ¡Cómo podría encontrarme con una persona así en Tierra Santa (la Tierra Santa para los musulmanes)!


Después de la gira, M  estaba ansioso por sentarse junto al conductor y reanudar la conversación. Pero cuando abordó, levantó la vista para ver el rostro de alguien nuevo. Su espíritu se hundió.


"¿Qué pasó con el conductor anterior?" le preguntó al hombre detrás del volante.


Obtuvo un encogerse de hombros en respuesta.



M encontró un asiento y miró por la ventana. Durante el viaje de regreso a La Meca, su corazón ardía con las palabras delconductor del autobús de la mañana. Sintió que podía recordar toda la conversación de principio a fin.


El hajj de M duró más de una semana, pero la excitación y la anticipación que había traído con él se esfumaron como el aire. Todo lo que vio e hizo grabó nuevas preguntas y dudas en su mente. Mientras continuaba su peregrinación, escaneó todos los autobuses alineados en cada sitio del recorrido, pero nunca volvió a ver a su conductor.


De vuelta en casa, la familia de Mohammed se preguntó por qué no había vuelto burbujeando de alegría desde su cenit espiritual. En la soledad de sus pensamientos, estudió los eventos de su hajj. No podía olvidar las palabras del conductor o su cara. Sin embargo, el espíritu de M lidió estaba perplejo. Si el Islam no es la verdadera fe, ¿cuál es?


Unos días más tarde, M pasó por la casa de un vecino al que llamaremos A-Ching, un cristiano chino, para pedir prestado algo. A-Ching lo recibió con la hospitalidad indonesia habitual. Mientras charlaban, los ojos de M se encendieron viendo algo que colgaba de la pared. ¡Allí, dentro de un marco, vio la cara de su conductor de autobús de La Meca!


M jadeó, señalando la imagen. "A-Ching! ¿Conoces a este hombre?"


"Sí", fue la respuesta. "Ese es Jesús. Lo conoces como Isa".


M estaba petrificado. ¡Isa! ¡El segundo profeta más alto en el Islam, el Mesías de los cristianos! Podría ser ...?


Cuando encontró su voz, habló en voz baja. "Tengo una historia que contarte, A-Ching".


Su vecino, tan sorprendido por la historia, escuchó en silencio. Cuando M terminó, comenzó a ahogarse, repentinamente vencido por la convicción de su pecado.


A-Ching explicó las verdades que Jesús había declarado sobreSu propia identidad y propósito. "M, puedes recibir la salvación como el regalo de Dios por medio de Jesucristo", le dijo A-Ching. "Puedes tener una relación personal con Dios". Mohammed oró y entregó su vida a Cristo. 


Cuando regresó a casa, reunió a su familia y contó toda la historia. Estimulados por su historia y su transformación, ellos también confesaron a Jesús como el Señor y el Mesías. A-Ching le presentó a M una red de creyentes llevó al nuevo converso y a su familia a una casa segura en otra ciudad donde podían recibir enseñanza bíblica sin arriesgarse a la venganza de los iracundos islamistas. El viaje de M a La Meca resultó ser una gran ayuda, el punto de inflexión de su vida espiritual. Pero nunca esperó una revelación sobrenatural a través de un conductor de autobús.

Comentarios

Cristina Villarroya ha dicho que…
Mensaje del LIBRO DE LA VERDAD revelado a MDM:


Primer mensaje recibido de Nuestro Salvador Jesucristo


Martes 9 de noviembre del 2010

He aquí que el tiempo está cerca para que digáis al mundo que la justicia caerá sobre todos aquéllos que me rechazan.

Mi Misericordia no conoce límites para todos aquéllos que siguen la verdad de Mi sufrimiento en la Cruz.

Alegría a aquéllos Mis seguidores que rechazan la tentación que enfrentan cada día.

Los que se apartaron de Mis enseñanzas están ciegos a las promesas hechas por Mí cuando morí por sus pecados en la Cruz.

Estoy con una pena profunda y me siento desolado con el abandono que sufro de Mis amados pecadores por quienes di Mi vida en la Tierra.

La Tierra está en tinieblas en este momento. Ellos, Mis seguidores, sufren grandemente Conmigo; cuando contemplan un mundo de pecadores que no sólo han dado su espalda a Dios Mi Padre Eterno sino también a Mí, que padecí un gran sacrificio para salvarlos de los reinos de la eterna condenación.

Me angustio y lloro lágrimas amargas de desilusión y dolor por la forma en que he sido rechazado por segunda vez.

Insisto a Mis seguidores a reunirse en este tiempo de dolor en el mundo. Deben dejar a un lado la indiferencia, rezar y unirse a Mí para ayudar a aquéllos cuyas almas han sido robadas por el Malvado.

Todavía hay tiempo para que los pecadores se arrepientan. No hay una forma fácil. Tiene que ser de corazón.

Creyentes, no temáis levantar vuestra voz al unísono para declarar el amor que os tengo a todos.

Cristianos, Musulmanes, Indúes, Judíos y para todas aquellas confesiones creadas por la mente falible del hombre, Yo os llamo a todos una última vez para que abráis los ojos a la verdadera Palabra de Dios.

El Dios que os envió la palabra a través de profetas.

La Verdad fue escrita y documentada en la Sagrada Palabra de las Escrituras que ningún hombre puede enmendar, cambiar o intentar torcer con su propia interpretación.

Hay un solo Dios. Entonces, bajad vuestras armas, abrid vuestros ojos y seguidme a la Vida Eterna.

Os amo a todos tanto que hasta dí Mi Vida por vosotros. ¿Se os ha olvidado? A través de Mi Divina Misericordia os imploro a todos que volváis a Mí, una última vez. A través de Mi Misericordia vengo a la Tierra para tratar de ayudaros a mirar dentro de vuestros corazones y buscar la Verdad. No le permitáis al Engañador destruiros. Buscad la Verdad. Amor, puro amor, es el camino hacia el Reino de Mi Padre.

Por favor, por favor recordad Mi Divina Misericordia. Amo a todos y a cada uno de vosotros. Pedid perdón. Tended las manos y dejadme guiaros al Reino de Mi Padre. Yo estoy regresando a la Tierra como se predijo. El tiempo está pasando tan rápido que algunos no estarán preparados. Muchos estarán sorprendidos y desprevenidos, que no creerán que esto esté pasando. No hay mucho tiempo para que Mis profetas ayuden a preparar a la humanidad para este gran acontecimiento.

A los creyentes, os llamo a poner atención a Mi Aviso. Difundid la Verdad. Urgid a las personas a pedir Mi Misericordia. Yo lucharé por salvar a cada una de las almas que se arrepienta antes de su último aliento.

Yo no puedo y no podré interferir con vuestro libre albedrío. Yo os ruego que escuchéis y pongáis atención a Mi palabra. Os amo a todos.

Os pido que oréis por conversión antes de que el Final de los Tiempos esté sobre nosotros.

No deseo asustaros Mis seguidores, pero os ruego a todos que salvéis almas.

Debéis recordar a cada uno la urgencia de deshacerse de intereses mundanos. En su lugar, buscad las virtudes de la humildad sencilla, desprovista de ego e idolatría.

La gente común tendrá que liderar el camino difundiendo la verdad acerca de Mi Segunda Venida.

Por la rápida evolución de la oscuridad espiritual, esparcida por el ateísmo y por la adoración satánica, en el triste y mal agradecido mundo de hoy, serán las almas comunes, los verdaderos creyentes, los que tendrán que tomar esta tarea.
Cristina Villarroya ha dicho que…
Orad por la salvación de la humanidad mientras el mundo se dirige hacia la Gran Tribulación, como está predicha en la Sagradas Escrituras.

Corresponderá al libre albedrío de la humanidad, si están o no están preparados para buscar la redención de sus pecados. Nunca debéis tener miedo. Mi Amor es siempre Misericordioso.

Vuestro Salvador Jesucristo



Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a09-nov-2010/
Cristina Villarroya ha dicho que…
https://youtu.be/0m2QcVCmxM4

MILES DE MUSULMANES SE SALVAN AL VER A JESÚS EN SUEÑOS

Subtitulado en Español