El valor del silencio para el alma


Mensaje y visión recibidas por Discípulo en los primeros días de Mayo del 2018.

Veo a Jesús, (yo el Discípulo) sentado en este momento sobre una roca, Su cabello se mueve con el viento fresco de la mañana, y Sus pies están descalzos, Su mirada me transmite paz y me invita acercarme a El y sentarme frente a El… 
Reconozco el lugar donde hacen 12 años El bendijo el agua de ese río, del cual dijo, que jamás sería contaminado ni por los gases contaminantes del asteroide, ni por ningún tipo de contaminación. Y que de esa agua, beberían los ganados, nuestros hijos, nuestros nietos y todos aquellos que El preservará hasta el final en ese lugar, en ese río, en esa agua cristalina que ahora en este momento está tranquila y corriendo.
Veo unos pececillos pequeños, que nadan y se acercan también, porque Jesús tiene los pies en el agua ya que la roca donde está sentado está a la orilla del agua. 
Y Él me dice: despójate de tu calzado hijo Mío y acércate, que voy a darte una reflexión acerca del silencio y del amor. una lección de amor y de silencio para mis hijos. 
El silencio Mis amados hijos, es una virtud que viene del Cielo, y que muy pocos entienden y saben aprovechar, porque no alcanzan a escuchar Mi Voz en su corazón porque está lleno de preocupaciones y de cosas vanas y de voces ajenas que no son Mías, sino del mundo o de la carne..
Ah.. Mis hijos:
… Si ustedes comprendieran el valor del silencio para el alma, no dirían ni una sola palabra ante Mí…
Porque es el momento en que Mis ojos miran lo más profundo del alma y hay una relación íntima entre el Creador y su criatura

Es una declaración de amor que lo invade todo, que llena todo el espacio vacío, que sana toda herida, que establece el orden interior del diálogo por el pecado, por el sufrimiento.
El silencio Mis hijos, es la virtud más grande de los santos. En el silencio ustedes escucharán Mi Voz.
Mientras tengan ruido en sus corazones mientras las cosas del mundo los distraigan, no podrán valorar lo que significa el silencio donde florecen las virtudes, la esperanza, la fe, y la caridad en el mayor grado.
Porque aspirar a los bienes de la tierra y llenar vuestros oídos con doctrinas falsas, doctrinas erróneas y no guardar silencio 
Mi Padre guarda silencio, Yo guardo silencio, nosotros somos en el silencio los comunicadores de las gracias y las virtudes.
En el silencio de vuestros corazones florecerá la semilla de Mi Palabra.
El silencio canta, el silencio esta perfumado, el silencio es cómo la risa de un niño durante sus juegos. El silencio es una flor que está naciendo y que se abre con un aroma que perfuma, el silencio es la virtud más grande de los santos.
Anhelo que ustedes, queridos hijos, lo búsquenla cada día, porque de esta forma encontrarán respuesta a sus dudas.
Quien reconoce el Silencio de Dios, reconoce también el silencio humano, porque el silencio grita, porque el silencio llama, porque el silencio toca la puerta de los corazones.
Pero hay de aquellos que no quieren escuchar el silencio y cuya voz se pierde en el espacio y no hay forma de regresar atrás, porque el tiempo pasado jamás se volverá recuperar.
En el silencio, florece el amor verdadero, si, el amor humano y divino, porque MI creatura es humana y divina, también como Yo, por eso, os enseño que poseo las dos naturalezas, humana y divina, Yo Jesús, verdadero Dios y verdadero hombre. 
También el ser humano puede poseer en si mismo, algo de Mi divinidad con su humanidad pecadora, Y es por eso, que son las luchas mis hijos, entre el silencio y el ruido, entre la oscuridad y la luz, entre la verdad y la mentira, porque está mezclada vuestra naturaleza humana con sus voces, que no está dispuesta a escuchar el silencio, porque el silencio la oprime y el silencio para muchos es complicidad en sus pecados.
Porque el que calla otorga, porque el que guarda silencio ante las injusticias no cumple Mi voluntad, porque el que guarda silencio cuándo tiene que anunciar Mi Palabra Mi Amor y MI Verdad se calla, se ha vuelto cobarde y temeroso, que no confía en Mí, sino en sus propias capacidades, que muchas veces fallan, simplemente porque es criatura imperfecta.
Y cuando el conocimiento perfecto, que llegue al mundo, a través de Mi Espíritu para regenerarlo y purificarlo, hombres y mujeres conocerán la Verdad y la Verdad os hará libres…
… sabrán que Yo Soy el que Soy y que Me doy sin medida a aquella alma que sabe encontrar cumplimiento en el silencio. Aquí están los verdaderos frutos de la paz.
El Silencio de Mi Padre, el silencio de los profetas, el silencio de mis hijas que lloran por sus hijos desaparecidos,(...)

Comentarios