Japón: la baja natalidad, el mayor problema




TOKIO (ChurchMilitant.com) - El gobierno japonés está recibiendo críticas por instar a las mujeres a tener más hijos y criarlos ellos mismos.



Koichi Hagiuda, el secretario general interino ejecutivo del gobernante Partido Liberal Democrático (PLD), encendió un frenesí en las redes sociales el domingo cuando dijo que podría ser "desagradable" que los hombres críen niños.


"Los niños necesitan un entorno donde puedan quedarse con sus madres", insistió. "[Si] les preguntas a los bebés menores de tres años a cuál de los padres les gusta más, la respuesta debería ser mamá, aunque no hay estadísticas firmes que lo respalden".


Yukio Edano, jefe del opositor Partido Constitucional Democrático, criticó duramente a Hagiuda por sus comentarios el martes, calificándolos de "intolerables".


"Hay muchas personas que no pueden dar a luz a niños a pesar de querer y hay muchas familias monoparentales", declaró Edano. "¿No se dan cuenta de estos hechos?"


Los comentarios de Hagiuda siguieron a los comentarios de otro miembro del PDL a principios de este mes. El diputado Kanji Kato dijo a una facción del PLD el 10 de mayo que "siempre les dice a las novias y novios en las fiestas de bodas que `me gustaría que tengan tres o más hijos´".

"Necesitamos tres o más niños de esas personas para compensar a las parejas que no pueden tener hijos", continuó Kato.


Él respaldó sus declaraciones, explicando la razón detrás de sus comentarios es la histórica baja tasa de natalidad de Japón.


"Mejorar la tasa de natalidad es el problema más importante que enfrenta nuestra nación", dijo. "Eso es todo."



Varias mujeres parlamentarias criticaron a Kato por sus comentarios, etiquetándolos como sexistas. Esto lo llevó a retroceder y retractarse de sus declaraciones el mismo día.

"Me disculpo si mis palabras dieron la impresión equivocada", dijo en un comunicado. "Aunque nunca tuve la intención de discriminar a las mujeres, me retracto de las observaciones que hice porque podrían haber sido interpretadas como tales".


El porcentaje de niños en Japón es el más bajo de entre 32 países. Actualmente, los niños representan el 12.3 por ciento de la población total, y la tasa de fertilidad es de 1.42 nacimientos por mujer. La fertilidad a nivel de reemplazo es 2.1 hijos por mujer.


A partir del 1 de abril, había 15,53 millones de niños menores de 15 años, lo que representa una disminución de 170,000 desde el año pasado. En 2017, nacieron 981,000 bebés en Japón, que es el número más bajo registrado desde 1899.


Los expertos en población proyectan que para 2050, la población disminuirá de 127 millones a 86 millones y el 40 por ciento de la población del país tendrá más de 65 años.


El colapso de la población de Japón se debe a un número cada vez mayor de ciudadanos japoneses que rechazan el matrimonio o emparejarse y eligen la vida individual. El año pasado, solo se registraron 607,000 matrimonios, lo que representa un descenso respecto de 13,000 respecto al año anterior.


El uso de anticonceptivos y la aceptación del aborto siguen siendo altos dentro de los matrimonios. El aborto fue legalizado en 1948, basado en una propuesta del Partido Socialista, y registró más de 38 millones de muertes entre 1949 y 2015.


Y se estima que 16.500 fueron esterilizados sin su consentimiento entre 1948 y 1996, con la adopción de la Ley de Protección Eugenésica. La ley fue diseñada para prevenir el nacimiento de niños "inferiores" modelados según leyes similares en la Alemania nazi.


Las declaraciones de Hagiuda y Kato se hicieron eco de las de Hakuo Yanagisawa, la ex ministra de Salud, quien dijo en 2007 que las mujeres tienen el deber de aumentar la población.

Comentarios