Lástima, no tendremos esa suerte, por ahora



Francisco habla sobre su renuncia

El papa Francisco habló el 15 de mayo en su homilía sobre el pasaje que relata el viaje de san Pablo a Jerusalén (Hch 20, 17-27).

Francisco aplicó el pasaje sobre sí mismo: “cuando leo esto, pienso en mí mismo, porque soy un obispo y debo decir adiós. Pido a Dios la gracia de ser capaz de decir adiós, como en este caso”.

Francisco agregó que en el examen de conciencia “no emergeré victorioso como [san] Pablo”.

Pero Francisco hace esto fácil, ya que dice “el Señor es bueno, él es misericordioso”.


en.news

Comentarios

Cristina Villarroya ha dicho que…
Mensaje del LIBRO DE LA VERDAD de la Madre de la Salvación:


Jueves 25 de julio de 2013


Mi niña, es importante que mis hijos no pierdan la valentía/el ánimo cuando estén frente al dolor que tendrán que enfrentar, mientras la iglesia de mi Hijo será arrojada a la aridez del desierto.



Yo soy la Mujer en el Libro del Apocalipsis, revestida del sol, que dio a luz al Niño. El Niño es Jesús. El Cuerpo Místico de mi Hijo Jesús, es Su Iglesia en la Tierra. La Iglesia de mi Hijo está siendo robada y pronto Su Cuerpo ya no estará presente en ella. Esta desolación rasgará los corazones de aquellos, que siguen las Enseñanzas de mi Hijo, en dos. Aquellos, que no tendrán ningún lugar a donde regresar, se hallarán arrojados fuera de los edificios que han, hasta ahora, alojado la Sagrada Eucaristía. Pero, así como hayan sido lanzados, con la poca misericordia que les será mostrada, ellos estarán llenos con el Espíritu Santo. Esto significa que serán guiados y que conducirán vehementemente al Ejército Remanente, que está constituido de aquellos que son leales a Dios.



Otros, ciegos a la Verdad, seguirán al falso profeta dentro de la confusión. Sus corazones serán engañados, y pronto, cuando el falso profeta sea visto estar a las puertas de la muerte, ellos sollozarán. Pero entonces, justo como si un milagro se hubiera llevado a cabo, el falso profeta parecerá resucitar de entre los muertos. Ellos dirán que él está bendecido con grandes poderes sobrenaturales del Cielo y caerán de bruces ante él en adoración. Será amado y adorado por aquellos que no pueden ver.



Pronto el anticristo aparecerá y su ascenso a la fama comenzará en Jerusalén. Una vez que él aparezca en público, todo en la Iglesia de mi Hijo cambiará, rápidamente. Las nuevas reglas serán introducidas. Nuevas reliquias, cambios en las vestiduras utilizadas por los sacerdotes y muchas nuevas normas serán obligatorias. Al principio, la gente dirá que todos estos cambios surgen de la necesidad de ser humildes. Y, mientras estas abominaciones entran en las iglesias cristianas, la persecución comenzará. Desafiad a objetar estos rituales satánicos y seréis considerados unos herejes – alborotadores.



Muchos cardenales, obispos, sacerdotes, religiosas y personas normales serán excomulgados, si no siguen las nuevas reglas o si no adoran al falso profeta. En esta etapa debéis buscar los refugios, que habrán sido creados, para que podáis adorar a mi Hijo, Jesucristo, en paz. Los sacerdotes deben continuar administrando los Sacramentos y proveer a mis hijos con la Santísima Eucaristía.



Vosotros nunca debéis ceder al engaño, que se os pedirá para que toméis parte. Aquellos que lo hagan harán perder sus almas al maligno.



Vuestra amada Madre

Madre de la Salvación



Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a25-jul-2013-madre-de-la-salvacion-asi-como-si-un-milagro-se-hubiera-producido-el-falso-profeta-parecera-levantarse-de-entre-los-muertos/
Cristina Villarroya ha dicho que…
APOCALIPSIS 20

1 Luego vi que un Angel descendía del cielo, llevando en su mano la llave del Abismo y una enorme cadena.

2 El capturó al Dragón, la antigua Serpiente –que es el Diablo o Satanás– y lo encadenó por mil años.

3 Después lo arrojó al Abismo, lo cerró con llave y lo selló, para que el Dragón no pudiera seducir a los pueblos paganos hasta que se cumplieran los mil años. Transcurridos esos mil años, será soltado por un breve tiempo.

4 Entonces vi unos tronos, y los que se sentaron en ellos recibieron autoridad para juzgar. También vi las almas de los que habían sido decapitados a causa del testimonio de Jesús y de la Palabra de Dios, y a todos los que no habían adorado a la Bestia ni a su imagen, ni habían recibido su marca en la frente o en la mano. Ellos revivieron y reinaron con Cristo durante mil años.

5 Esta es la primera resurrección. Y los demás muertos no pudieron revivir hasta el cumplimiento de esos mil años.

6 ¡Felices y santos, los que participan de la primera resurrección! La segunda muerte no tiene poder sobre ellos: serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él durante mil años.

7 Y cuando se cumplan esos mil años, Satanás será liberado de su prisión.

8 Saldrá para seducir a los pueblos que están en los cuatro extremos de la tierra, a Gog y Magog, a fin de reunirlos para la batalla. Su número será tan grande como las arenas del mar,

9 y marcharán sobre toda la extensión de la tierra, para rodear el campamento de los santos, la Ciudad muy amada. Pero caerá fuego del cielo y los consumirá.

10 El Diablo, que los había seducido, será arrojado al estanque de azufre ardiente donde están también la Bestia y el falso profeta. Allí serán torturados día y noche por los siglos de los siglos.

11 Después vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él. Ante su presencia, el cielo y la tierra desaparecieron sin dejar rastros.

12 Y vi a los que habían muerto, grandes y pequeños, de pie delante del trono. Fueron abiertos los libros, y también fue abierto el Libro de la Vida; y los que habían muerto fueron juzgados de acuerdo con el contenido de los libros; cada uno según sus obras.

13 El mar devolvió a los muertos que guardaba: la Muerte y el Abismo hicieron lo mismo, y cada uno fue juzgado según sus obras.

14 Entonces la Muerte y el Abismo fueron arrojados al estanque de fuego, que es la segunda muerte.

15 Y los que no estaban inscritos en el Libro de la Vida fueron arrojados al estanque de fuego.
Cristina Villarroya ha dicho que…
JUICIO DE CRISTO PARA EL QUE ESTÁ EN EL ASIENTO DE PEDRO


Vayamos a la letra del Juicio divino visionado por Santa Brígida de Suecia :

“Ahora declaro mi disgusto contigo, cabeza de mi Iglesia, tú que te sientas en mi asiento.

Les concedí este asiento a Pedro y a sus sucesores para que se sentaran con una triple dignidad y autoridad:

Primero, para que pudieran tener el poder de atar y desatar a las almas del pecado;

Segundo, para que pudieran abrirle el Cielo a los penitentes;

Tercero, para que cerraran el Cielo a los condenados y a aquellos que me desprecian.

Pero tú, que deberías estar absolviendo almas y presentándomelas, eres realmente un asesino de almas.

Designé a Pedro como el pastor y el sirviente de mis ovejas, pero tú las disipas y las hieres, eres peor que Lucifer.

Él [Lucifer] tenía envidia de mí y no persiguió matar a nadie más que a mí, de forma que pudiera él gobernar en mi lugar.

Pero tú eres lo peor en que, no sólo me matas al apartarme de ti por tu mal trabajo sino que, también, matas a las almas debido a tu mal ejemplo.

Yo redimí almas con mi sangre y te las encomendé como a un amigo fiable. Pero tú se las devuelves al enemigo del que yo las redimí. Eres más injusto que Pilatos.

Pero tú no sólo me condenas como si yo fuese un pobre hombre indigno, sino que también condenas a las almas de mis elegidos y dejas libres a los culpables.

Mereces menos misericordia que Judas. Judas tan solo me vendió. Pero tú, no solo me vendes a mí, sino que también vendes a las almas de mis elegidos en base a tu propio provecho y vana reputación.

Tú eres más abominable que los judíos.

Ellos tan sólo crucificaron mi cuerpo, pero tú crucificaste y castigaste a las almas de mis elegidos para quienes tu maldad y transgresión son más afiladas que una espada.

Así, puesto que eres como Lucifer, más injusto que Pilatos, menos digno de misericordia que Judas y más abominable que los judíos, mi cólera contigo está justificada.

El Señor se dirige a la Corte celestial presente en el Juicio:

-Ay, mis amigos y santos! ¿Cómo puedo soportar a esas personas y cuánto tiempo seguiré con semejante desprecio?

San Juan Bautista respondió:

-Eres como un espejo inmaculado. Vemos y sabemos todas las cosas en ti como en un espejo, sin necesidad de palabras.

Eres la dulzura incomparable en la que saboreamos todo lo bueno. Eres como la más afilada de las espadas y un Juez justo.

A estas palabras, el Señor respondió:

-Amigo mío, lo que has dicho es cierto. Mis elegidos ven toda la bondad y justicia en mí. Aún los espíritus diabólicos lo hacen.

Yo soy como una espada que corta en dos. Le doy a cada persona lo que merece.

Aquí, Santa Brígida vio al Señor dirigirse a Pedro:

-Tú eres el fundador de la fe y de mi Iglesia. Mientras lo escucha mi Ejército, ¡declara la sentencia de estos cinco hombres!

Entonces, dijo Pedro:

-¡Gloria y honor para Ti, Señor, por el amor que has demostrado a la tierra! ¡Que toda tu Corte te bendiga, porque Tú nos haces ver y saber en Ti todo lo que es y lo que será! Vemos y sabemos todo en Ti.



LA SENTENCIA A LA CABEZA DE LA IGLESIA

-Es verdaderamente justo que el primer hombre, el que se sienta en tu asiento mientras que realiza los hechos de Lucifer, vergonzosamente deba renunciar a ese asiento en el que presumió sentarse y compartir el castigo de Lucifer.

Cristina Villarroya ha dicho que…
Después, ante los ojos sin duda asombrados de Santa Brígida, el Señor continuó, diciendo al cabeza de la Iglesia:

-La espada de mi severidad atravesará tu cuerpo, entrando desde lo alto de tu cabeza y penetrando tan profunda y firmemente que nunca podrá ser sacada.

Tu asiento se hundirá como una piedra pesada y no cesará hasta que alcance la parte más baja de las profundidades.

Tus dedos, es decir, tus consejeros, arderán en un fuego sulfuroso e inextinguible.

Tus brazos, es decir, tus vicarios, que deberían haber conseguido el beneficio de las almas, pero que en su lugar consiguieron provechos mundanos y honores, serán sentenciados al castigo del que habla David: ‘Que sus hijos queden huérfanos y su mujer viuda, que los extraños le arrebaten su propiedad’.

Explica Jesús aquí los términos que ha pronunciado:

-¿Qué significa ‘su mujer’ sino el alma que ha sido separada de la gloria del Cielo y que quedará viuda de Dios?

‘Sus hijos’, es decir, las virtudes que aparentaron poseer y mi gente sencilla, aquellos que se les sometieron, serán apartados de ellos.

Su rango y propiedad caerá en manos de otros, y ellos heredarán la eterna vergüenza en lugar de su rango privilegiado.

Sus mitras se hundirán en el barro del infierno y ellos mismos nunca se levantarán de él.

Por ello, lo mismo que el honor y el orgullo que alcanzaron sobre otros aquí en la tierra, se hundirán en el infierno tan profundamente, más que los demás, que les será imposible levantarse.

Sus extremidades, o sea, todos los sacerdotes aduladores que les secunden, serán separados de ellos y aislados.

Igual que una pared que se derrumba, en la que no quedará piedra sobre piedra y el cemento ya no se adherirá a las piedras.

La misericordia nunca les llegará, porque mi amor nunca les calentará ni les repondrá en la eterna Mansión Celestial.

En su lugar, despojados de todo bien, serán eternamente atormentados junto a sus jefes.”

http://comovaradealmendro.es/2018/05/juicio-de-cristo-a-quien-esta-en-el-asiento-de-pedro/