Santifica tu tiempo libre orando con jaculatorias


Comentarios

Cristina Villarroya ha dicho que…
ANTE ESTOS DESASTRES NATURALES, ¿CUAL ES EL REMEDIO DE LA DIVINA MISERICORDIA?

DIARIO DE SOR FAUSTINA 39 Un día Jesús me dijo: que castigaría a una ciudad, a la más bella de nuestra Patria. Este castigo tendría que ser así, como castigó Dios a Sodoma y Gomorra. He visto la gran ira de Dios el temblor me ha llenado atravesando mi corazón. En silencio he orado. Después de un rato, Jesús me dijo: “NIÑA MÍA, ÚNETE ESTRICTAMENTE DURANTE LA MISA CONMIGO Y OFRECE AL PADRE CELESTIAL LA SANGRE Y HERIDAS MÍAS, PARA DESAGRAVIAR LOS PECADOS DE ESTA CIUDAD. REPÍTELO SIN PARAR DURANTE TODA LA SANTA MISA. HAZLO POR SIETE DÍAS”. Al séptimo día, vi a Jesús en una nube blanca y principié a pedir que Jesús vea a esta ciudad y patria eterna. Jesús miró amablemente. Cuando noté la amabilidad de Jesús, dijo: *“por ti bendigo a toda la patria”. E hizo gran señal de la Cruz sobre nuestra Patria. Mi alma se llenó de inmensa alegría, viendo la benevolencia de Dios.

PODEMOS UNIRNOS ESTRECHAMENTE DURANTE LA MISA CON JESUS Y OFRECERLE AL PADRE CELESTIAL LA SANGRE Y LAS HERIDAS DE SU HIJO PARA DESAGRAVIAR LOS PECADOS DE NUESTRAS RESPECTIVAS CIUDADES, REPITIÉNDO "PADRE CELESTIAL, TE OFREZCO LA SANGRE Y LAS HERIDAS DE JESUS PARA DESAGRAVIAR LOS PECADOS DE MI CIUDAD" SIN PARAR DURANTE TODA LA SANTA MISA Y HACIÉNDOLO POR SIETE DÍAS.