Francisco distorsiona los 10 Mandamientos



María F

Bergoglio el embrollador, quita peso a las órdenes divinas que regulan el comportamiento de la criatura-hombre, (porque Cristo es su Rey, Legislador y Juez), a los mandatos que por eso se llaman los (10) Mandamientos de la Ley de Dios (la ley siempre obliga bajo pena, ya sea divina o humana), y los envuelve en su sentimentalismo barato y grotesco. 

Dice que "los Mandamientos no son mandamientos sino diálogo". 

Opone, como si fueran incompatibles "Palabra" a "Mandato", afirma que "la serpiente mintió (a Adán y Eva), porque les dijo que una palabra de amor era un mandato."  Francisco da a entender entonces que cuando Dios ordenó a Adán y Eva no comer del árbol, no fue un mandato sino una palabra de amor. 

Contrapone absurdamente el amor con el mandato: "El hombre se enfrenta a esta encrucijada: ¿Dios me impone cosas o me cuida?" "El mandamiento es del patrón, la palabra es del Padre", sigue Bergoglio. El problema de Francisco es que hace estos dos conceptos excluyentes entre sí, concluyendo que si nos tomamos la Palabra de Dios como mandato nos rebajamos a esclavos, o sea, si obedecemos la ley de Dios, cuando en realidad ocurre lo contrario. 

Añade el pseudo papa: "La primera regla que Dios da al hombre, ¿es la imposición de un déspota que prohíbe y obliga? (...) ¿Es una Palabra o un mandato?" Preguntas capciosas, Dios por mandar algo no se convierte en un tirano. La Palabra puede ser también mandato.

Pero como suele ser un hombre confuso, después de toda la argumentación añade: "los Mandamientos son el camino de la libertad."

En otra ocasión afirmó: "Son cobardes los que siguen los 10 Mandamientos": ver




Catequesis del Papa Francisco
Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!
(...)El miércoles pasado comenzamos un nuevo ciclo de catequesis, sobre los mandamientos. Vimos que el Señor Jesús no vino a abolir la Ley sino a darle cumplimiento. Pero tendremos que entender mejor esta perspectiva.
En la Biblia, los mandamientos no viven por sí mismos, sino que son parte de un nexo, una relación. El Señor Jesús no vino a abolir la Ley sino a darle cumplimiento. Y existe esa relación, de la Alianza [1] entre Dios y su pueblo. Al comienzo del capítulo 20 del libro de Éxodo leemos – y esto es importante-: “Dios pronunció todas estas palabras”(v. 1).
Parece una apertura como cualquier otra, pero nada en la Biblia es trivial. El texto no dice “Dios pronunció estos mandamientos“, sino “estas palabras”. La tradición judía siempre llamará al Decálogo “las Diez Palabras”. Y el término “decálogo” significa precisamente esto. Y, sin embargo, están en forma de leyes, son mandamientos objetivamente. ¿Por qué, entonces, el Autor sagrado usa, precisamente aquí, el término “diez palabras”? ¿Por qué? ¿Y no dice “diez mandamientos”?
¿Cuál es la diferencia entre un mandato y una palabra? El mandato es una comunicación que no requiere diálogo. La palabra, en cambio, es el medio esencial de la relación como diálogo. Dios Padre crea por medio de su palabra, y su Hijo es la Palabra hecha carne. El amor se alimenta de palabras, al igual que la educación o la colaboración. Dos personas que no se aman no logran comunicar. Cuando alguien habla a nuestro corazón, nuestra soledad termina. Recibe una palabra, hay comunicación y los mandamientos son palabra de Dios: Dios se comunica en estas diez Palabras y espera nuestra respuesta
Una cosa es recibir una orden, otra percibir que alguien intenta hablar con nosotros. Un diálogo es mucho más que la comunicación de una verdad. Yo puedo deciros: “Hoy es el último día de la primavera, cálida primavera, pero hoy es el último día”. Es una verdad, no un diálogo. Pero si os digo: “¿Qué pensáis de esta primavera?, abro un diálogo. Los mandamientos son un diálogo. La comunicación se realiza por el gusto de hablar y por el bien concreto que se comunica entre los que se aman por medio de las palabras. Es un bien que no consiste en cosas, sino en las personas mismas que mutuamente se dan en el diálogo “(ibíd., N. Evangelii gaudium, 142).
Pero esta diferencia no es algo artificial. Observemos lo que pasó al principio. El Tentador, el diablo,  quiere engañar al hombre y a la mujer sobre esta cuestión: quiere convencerlos de que Dios les ha prohibido comer los frutos del árbol del bien y del mal para mantenerlos sometidos. El desafío es efectivamente éste: La primera regla que Dios da al hombre, ¿es la imposición de un déspota que prohíbe y obliga?, o ¿la atención de un papá  que cuida de sus pequeños y los protege de la autodestrucción? ¿Es una palabra o es un mandato? La más trágica, entre las diversas mentiras que la serpiente le dice a Eva, es la sugerencia de una deidad envidiosa– “Pero, no, Dios tiene envidia de vosotros”- , de una deidad posesiva. “Dios no quiere que tengáis libertad”. Los hechos muestran dramáticamente que la serpiente mintió, dio a entender que una palabra de amor fuese un mandato. (véase Génesis 2: 16-17; 3.4-5).
El hombre se enfrenta a esta encrucijada: ¿Dios me impone cosas o me cuida? ¿Sus mandamientos son solo una ley o contienen una palabra para cuidarme? ¿Dios es patrón o padre? Dios es Padre: No lo olvidéis nunca. Incluso en las situaciones más difíciles, pensad que tenemos un Padre que nos quiere a todos. ¿Somos súbditos o hijos? Este combate, tanto dentro como fuera de nosotros, se presenta continuamente: Tenemos que elegir mil veces entre una mentalidad de esclavos y una mentalidad de hijos. El mandamiento es del patrón, la palabra es del Padre.
El Espíritu Santo es un Espíritu de hijos, es el Espíritu de Jesús. Un espíritu de esclavos no puede por menos que aceptar la Ley de forma opresiva, y puede producir dos resultados opuestos: O  una vida de deberes y obligaciones, o una reacción violenta de rechazo. Todo el cristianismo es el pasaje de la letra de la Ley al Espíritu que da vida (véase 2 Cor 3: 5-17). Jesús es la Palabra del Padre, no es la condena del Padre. Jesús vino a salvar, con su Palabra, no a condenarnos.
Se ve cuando un hombre o una mujer han vivido este pasaje o no. La gente se da cuenta de si un cristiano razona como un hijo o como un esclavo. Y nosotros mismos recordamos si nuestros educadores nos cuidaron como padres y madres, o si solo nos impusieron reglas. Los mandamientos son el camino hacia la libertad, porque son la palabra del Padre que nos hace libres en este camino.
El mundo no necesita legalismo, sino cuidados. Necesita cristianos con corazón de hijos. [3]Necesita cristianos con el corazón de hijos: no lo olvidéis.
______________________________________________

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Saludos en la gracia , misericordia y paz de Cristo, derramada de las manos milagrosas de su madre. Esta situación es dolorosa, angustiosa y agotadora. Si no fuera por usted María, que por por este medio, nos descubre el daño doctrinal al Magisterio de la Iglesia de Cristo, por éste destructor llamado "papa Francisco" no estaríamos ignorando como va la situación de Iglesia. Gracias. Mil gracias.
Pablo ha dicho que…
"Made in Francisco". La marca que le caracteriza: utiliza la misma estructura retórica, siempre, cuando quiere cambiar una idea. Opone ideas que no tienen que ser excluyentes pero las convierte en tales. Acordaros que usó la misma argumentación excluyente en el quinto centenario de Fátima para infravalorar el mensaje de la Stma.Virgen. Cito: "Peregrinos con María... ¿Qué María? ¿Una maestra de vida espiritual, la primera que siguió a Cristo por el «camino estrecho» de la cruz dándonos ejemplo, o más bien una Señora «inalcanzable» y por tanto inimitable? ¿La «Bienaventurada porque ha creído» siempre y en todo momento en la palabra divina (cf. Lc 1,45), o más bien una «santita», a la que se acude para conseguir gracias baratas?

¿La Virgen María del Evangelio, venerada por la Iglesia orante, o más bien una María retratada por sensibilidades subjetivas, como deteniendo el brazo justiciero de Dios listo para castigar: una María mejor que Cristo, considerado como juez implacable; más misericordiosa que el Cordero que se ha inmolado por nosotros?". Bergoglio fuerza claramente a elegir, de cada interrogación, la primera de las oraciones, lo que lleva a todos a rechazar la idea de que la Stma.Virgen ha frenado la justicia divina, que es una parte del mensaje de Fátima. Y esta vez, como bien dices María, ha hecho lo mismo con los diez mandamientos. Nos quiere llevar al relativismo moral y a anular los Santos Evangelios, puesto que si no hay mandatos divinos, entonces no hay pecado; pero si no hay pecado...para que vino Jesucristo a este mundo?.

Un abrazo para todos y que Dios les bendiga

Esta colección de sofismas, usados habitualmente por él, son un campo de minas teológicas, del cual tienen plano sólo unos pocos.
Cristina Villarroya ha dicho que…
Mensaje del LIBRO DE LA VERDAD de la Santísima Virgen María:


Lunes 6 de octubre de 2014

Mis queridos hijos, los Diez Mandamientos establecidos por Dios jamás pueden ser re-escritos, porque eso sería un sacrilegio. El hombre jamás puede alterar la Palabra y vendrá el día cuando la Ira de Dios descenderá sobre la humanidad, cuando los Diez Mandamientos sean considerados por el hombre ser imperfectos. Cuando esto suceda, sabed que la Palabra de Dios ya no será venerada y que la humanidad será guiada hacia un grave error.

A ningún hombre, o siervo consagrado, se le ha dado la autoridad para revocar los Diez Mandamientos o la Palabra de Dios. Ninguna excusa se puede hacer para negar la Verdad de la Palabra de Dios. Las Leyes de Dios pronto serán revocadas por millones de personas. Entonces, todos aquellos que caigan en el engaño, que vendrá como consecuencia, serán cegados por la oscuridad. El Espíritu Santo no puede iluminar a quienes niegan la Palabra o a quienes toleran el pecado. Cuando el Espíritu Santo ya no esté presente, y cuando la Palabra haya sido adaptada, para estar de acuerdo a las necesidades egoístas del hombre, entonces todas las nuevas leyes no significarán nada a los Ojos de Dios.

Los enemigos de Dios se moverán rápidamente para derrocar la Verdad y la Iglesia de mi Hijo se dividirá en dos. Aquellos quienes defiendan firmemente la Verdad serán maldecidos por revelarla. Aquellos que dicen blasfemias y declaren a éstas como la Verdad serán aplaudidos. El espíritu del mal se posará en los corazones de los mal orientados y muchas almas se perderán. Ellos no serán capaces de presentarse ante mi Hijo y declararse íntegros, porque se niegan a reconocer la Verdad dada a ellos a través de la Misericordia de Dios.

Pronto será declarado que Dios es Misericordioso con todos los pecadores, sin tomar en cuenta lo que hagan para ofenderlo. Esto es cierto, pero cuando le ofenden a Él, presentando delante de Él toda cosa abominable y herejía y luego declaren que éstas son aceptables para Dios, Él se apartará de ellos con disgusto.

El hombre estará tan lleno de sus propios deseos, para adaptar su vida pecaminosa, que declarará actos ilícitos como deseables a los Ojos de Dios. Esto ascenderá las mentiras. Y, cuando ellos se atrevan a presentarlos ante los altares de Dios, estas almas serán expulsadas. En caso de que os dejéis guiar hacia el grave error, colocaréis vuestras almas en grave peligro.

Pido que recitéis los Diez Mandamientos tan frecuente como podáis. Haciéndolo así, sabréis qué es lo que se requiere de vosotros con el fin de servir verdaderamente a Dios.

Vuestra amada Madre

Madre de la Salvación



Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a6-oct-2014-madre-de-la-salvacion-las-leyes-de-dios-pronto-seran-revocadas-por-millones/
Anónimo ha dicho que…
De seguro el Papa Fco. no leyo este pasaje del Exodo de la biblia en sus diferentes versiones de traducción...quizas solo hizo su reflexion con la biblia que tiene y lee todos los dias, en su traduccion que dice "Palabras" y no "Mandamientos" y es por eso que ha errado en su reflexión. Hay que orar por el para que le llegue la luz del Espiritu Santo y corriga su error de malinterpretar este pasaje biblico por haber leido "palabras" y no "mandamientos" en su biblia.

Miren esto que me encontré, esta version de biblia si dice que Dios hablo y dio a conocer "mandamientos" y no "palabras" pero igual, hay que irnos a las biblias en idioma latin y hacer una buena traduccion desde ahi.

Biblia nueva versión internacional:

EXODO 20
Dios habló, y dio a conocer todos estos mandamientos:

2 «Yo soy el Señor tu Dios. Yo te saqué de Egipto, del país donde eras esclavo.

FUENTE: https://www.biblegateway.com/passage/?search=%C3%89xodo+20&version=NVI

Y aparte, no es necesario que la biblia diga explicitamente que Dios dijo "ESTOS MANDAMIENTOS" o que si dijo "ESTAS PALABRAS" es tan simple de entender, cuando Dios comienza a enunciar una seria de frases en forma IMPERATIVA (instrucciones, ordenes o advertencias) es logico que entendemos que estos son ordenes o mandatos de Dios pues el no los dijo en forma interrogativa como para ver si todavia querrian hacerlo o no los hebreos, simplemente les dejo sus reglas, y claro que todo mundo tiene libre albedrio, si no cumplimos las reglas o mandamientos de Dios ya sabemos que podemos estar eligiendo el infierno por el cielo.

Y lo vemos en la primaria...

FRASE INTERROGATIVA: ¿Vas a comer?
(el papa le dice a su hijo si quiere comer... le da opcion de elegir y en el exodo 20 ninguna frase de los mandamientos comienza con signo interrogativo)

FRASE AFIRMATIVA: Vas a comer.
(el papa le dice al niño que si va a comer, se lo asegura o afirma, porque sabe que ya tiene hambre y lo hara)

FRASE IMPERATIVA: Vas a comer.
(El papa de plano le da una orden: Vas a comer y punto, sin eleccion, tiene autoridad de darle ordenes a su hijo como todo buen papa que sabe que es bueno para que su hijo crezca sano)

Exodo 20:3 No tengas otros dioses además de mí.[a]
Me pregunto: ¿Donde esta el signo de interrogación como para pensar que Dios queria dialogar con Moises y decirle todavia que si queria tener otros dioses? Si fuera opcional seria de otra forma la redaccion. Simplemente, cada cita biblica nos deja claro que son FRASES IMPERATIVAS, mandatos, ordenes, advertencias o reglas o como quieran llamarle pero son esos todos sinonimos de decir: MANDAMIENTOS de Dios. Aunque diga la traduccion de algunas biblias "palabras" y no "mandamientos" alguien que paso el nivel escolar de la primaria facilmente no se confundirá con que no son MANDAMIENTOS.

Saludos, princesa.



Unknown ha dicho que…
ALZHAIMER tiene el papa, Se le olvida la Catedra del Evangelio de San Juan donde Cristo enseña que AMAR a DIOS significa CUMPLIR y OBSERVAR LOS MANDAMIENTOS.
Anónimo ha dicho que…
La Vulgata es una traducción de la Biblia hebrea y griega al latín, realizada a finales del siglo IV (en el 382 d.C.) por San Jerónimo de Estridón.

Esta biblia "LA VULGATA DE SAN JERONIMO" la encontré en internet, en una traduccion al español hecha en 1854.
http://cdigital.dgb.uanl.mx/la/1080024043_C/1080024043_T1/1080024043_T1.html

Y el Exodo capitulo 20 está en la pag. 5 de este PDF online:
http://cdigital.dgb.uanl.mx/la/1080024043_C/1080024043_T1/1080024043_17.pdf

En los comentarios 2 y 3 del PDF, a mi me queda clarisimo que son "mandamientos" de Dios.

Pues como dicen los mensajes de la Virgen, toda esta ola de confusiones son para que quienes no vivian en la VERDAD comiencen ahora a vivir en la MENTIRA. Todo sucede por una razon: Separar la cizaña del trigo pues ya pronto será la cosecha de las almas.
Anónimo ha dicho que…
Interesante comentario que hacen ha s artículo en éste programa: https://www.youtube.com/watch?v=JkyrsX5BcUs&t=1043s