Surrealista: pastor protestante enseña a 800 curas católicos



María F

Esto sólo puede ocurrir en una Iglesia infestada de modernismo que no quiere enterarse de que un protestante, hereje al fin, por negar dogmas católicos, 5 o 6 de los 7 Sacramentos de la Iglesia, el Purgatorio, la veneración a la Madre de Dios, las indulgencias, la vida monástica, el papado, y los votos, repudiar la Misa como sacrilegio etc... es incapaz de enseñar decentemente nada a los sacerdotes ordenados católicos sin caer en graves errores e incompatibilidades de doctrina. ¿A qué juegan los responsables de la fidelidad de estos pastores de almas? ¿Es otro experimento para desdibujar los límites entre lo bueno y lo malo, entre lo católico y lo no católico, llevando a pastos contaminados y contaminadores a estos pobres curas ?

Una secta protestante, se propone a enseñar a los que deben ser otros Cristos, -con poder de consagrar y perdonar pecados-, ideas, actitudes que no son los de la Iglesia fundada por Él sino una adulteración de la misma


El Sr Warren tiene todos mis respetos, pero él, como pastor (los protestantes carecen del Sacramento del Orden) no es siquiera un verdadero Ministro de Dios, pues ellos no heredan de los Apóstoles los Poderes Divinos que confiere este Sacramento. * Aunque en la charla da por hecho que los sacerdotes católicos y él poseen el mismo ministerio.


Warren no les puede hablar de la Virgen, quizá el quicio donde debe descansar su fidelidad a Jesucristo, porque, como protestante la minusvalora. 
Les alecciona sobre integridad moral, ¿y cómo, si no cree en el Sacramento de la Penitencia, el primer restaurador de las heridas del alma por el pecado y medio imprescindible para crecer en la virtud?

http://cny.org/news/

El pastor Rick Warren habla a los sacerdotes de Nueva York sobre el mantenimiento de la integridad moral

Cerca de 800 sacerdotes católicos de Nueva York recibieron un mensaje sobre cómo mantener su integridad moral del pastor Rick Warren, quien utilizó pasajes de las Escrituras y sus experiencias de 40 años como pastor evangélico cristiano, para hablar personalmente con otros pastores.

Su charla, "Mantener la integridad moral del ministerio al que Dios nos ha llamado", fue entregada durante la Convocación Ambiental Segura de la arquidiócesis en el Seminario de San José en Dunwoodie del 6 al 7 de junio.

"Hermanos, lo que hacemos es más importante que lo que cualquier otra persona hace en el mundo", dijo el pastor Warren al comienzo de su presentación.

"Eso es porque lo único que va a durar en el planeta es la Iglesia de Jesucristo".

Dijo que la descripción del trabajo para un pastor se puede resumir en tres criterios básicos: tener un mensaje que valga la pena recordar, un estilo de vida que valga la pena considerar y una fe que vale la pena imitar.

"Esa es nuestra vocación", dijo simplemente.


El pastor le dijo a los sacerdotes de la orden arquidiocesana y religiosa antes que él que, en sus cuatro décadas de ministerio, ha conducido sesiones de capacitación con 480,000 pastores en 160 países. Señaló que había al menos "una docena de homilías" en los materiales que estaba entregando. "De buena gana te doy esto ... Usa todo lo que puedas". Estamos todos juntos en esto."


Más tarde, les dio una guía de ocho pasos para protegerse a sí mismos para que puedan lograr ese objetivo. Sugirió compartirlo con su personal y líderes parroquiales.


*Es por eso que afirman que les es imposible guardar la castidad, por lo que deben casarse, error que quieren fundar en esta cita: "Conviene pues que el Obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer..." (1 Tim.3,2), la que al efecto mal interpretan, pretendiendo que ésta ordena que sean casados los Ministros de Dios, cuando su finalidad era apartar del Sacerdocio, en tiempos de la Iglesia Apostólica, en el que eran rarísimos los solteros, a los que tenían varias mujeres, a los divorciados y a los viudos vueltos a casar. Y no ponen su atención en tantas frases y palabras con que San Pablo recomienda el Celibato a los Sacerdotes, como éstas: "El soltero tiene cuidado de las cosas que son del Señor, en cómo ha de agradar al Señor; pero el que se casó, tiene cuidado de las cosas del mundo; de cómo ha de agradar a su mujer" (1 Cor.7, 32-33) Ver también:( 1. Cor 7, 1,7,27 y Mt. 19,12

Comentarios

Cristina Villarroya ha dicho que…
Los Protestantes no tienen ningún medio de protegerse del mal, sólo uno dado a través de esta Misión:


Sólo hay tres maneras para protegeros del mal

Martes 25 de septiembre, 2012



Mi muy querida hija nunca debes caer en la complacencia y sentir que este trabajo, cuando parece que va bien, será un momento para escapar del azote del maligno. Él está furioso. Él picotea en cada tarea que emprendes, crea problemas y obstáculos que te dejan frustrada e impotente.

Muchísimas personas están ciegas ante el flagelo que él (el maligno) inflige a la humanidad. Debido a que no pueden verlo, no creen que él existe. Aquéllos que abren el camino hacia él, por medio del pecado y lo permiten dentro de sus almas, encontrarán imposible deshacerse del terrible dolor y descontento que traerá a sus vidas.



Sólo hay tres maneras para protegerse del mal:



La primera es el Sacramento de la Confesión que limpia vuestra alma, si sois sinceros en vuestro remordimiento. Para los no-Católicos por favor, aceptad el Don de la Indulgencia Plenaria en la Cruzada de Oración (24), dada al mundo a través de esta Misión.

La segunda manera es a través de la devoción diaria a Mi Madre, a la que se le ha dado el poder para aplastar a Satanás. Su Santo Rosario es un escudo importante, que cubrirá a vosotros y a vuestra familia lejos del ojo maligno.



La última es a través del Estado de Gracia, el cual podéis alcanzar mediante la comunicación regular Conmigo, al recibirme en la Sagrada Eucaristía.



Muchas personas que quieren escapar de las garras de Satanás, y quienes en sus corazones saben que han sido succionados en un vórtice del mal, deben recurrir a Mí y pedirme que les ayude a través de esta Cruzada de Oración especial (78) Sálvame del maligno:



“Oh Jesús protégeme del poder de Satanás.

Llévame a Tu corazón, mientras que yo me deshago de toda mi lealtad a él y a sus malos caminos.

Abandono mi voluntad y vengo ante Ti de rodillas con un corazón humilde y contrito.

Dejo mi vida en Tus Santos Brazos.

Sálvame del mal. Libérame y llévame a Tu refugio de protección ahora y para siempre.

Amen.”



Vuestro Jesús



Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a25-sep-2012/