Bergoglio viola la tradición de las vírgenes consagradas



Esta semana, hemos sabido sobre ese muchacho afeminado medio desnudo bailando sacrílegamente, con la total aprobación del nuevo párroco, por el santuario de la Moritzkirche, durante la misa en Augsburgo.


Creo que fue St. John Vianney quien dijo que, la persona impura, todo lo ve a través de sus resentidos ojos de impureza. Incluso las cosas religiosas. Y aquellos que más se parecen a Cristo (virgen) se vuelven detestables a la vista de aquellos que fijan sus corazones en la impureza y dominan (por su autoridad) a otras personas (NT: se refiere a clérigos que han abusado de seminaristas y sacerdotes jóvenes) . ¿De qué otra manera explicar todas estas invasiones (de los pseudo curas sodomitas y pederastas) vomitivas del sagrado santuario de Dios?


Cuando incluso el Telegraph secular titula, "las vírgenes consagradas no necesitan ser vírgenes, dice el Vaticano", entonces sabes que debes hablar; solo para apoyar a los innumerables católicos que tienen que soportar las inquisitivas preguntas y las risas infantiles en el lugar de trabajo.


Lo mismo ocurrió en julio de 2014, cuando Fco sugirió algo que condujo el periódico Metro de Gran Bretaña, un diario que se distribuye libremente a cientos de miles de británicos, a proclamar en primera plana: "1 de cada 50 sacerdotes es un pervertido, dice el Papa". Alguien tenía que hablar en nombre del clero fiel y de todos aquellos que leerían esta acusación inexacta y de pesadilla.


No importa cuán sensacionalistas aparezcan tales titulares, sin embargo transmiten el núcleo de lo que dijo Fco. Y esos titulares permanecerán latentes en el subconsciente cultural e individual durante mucho tiempo después de que todos esos diarios gratuitos hayan sido reciclados ...


Es probable que ya haya leído cómo la Asociación Estadounidense de Vírgenes Consagradas reaccionó ante la última hazaña sin precedentes de Francisco, describiendo su conmoción y profunda decepción frente al reciente documento Ecclesiae Sponsae Imago.


Desde una perspectiva católica, sus palabras son importantes.


Por ejemplo, las vírgenes consagradas de EE. UU. afirman: "Toda la tradición de la Iglesia ha sostenido firmemente que una mujer debe haber recibido el don de la virginidad, es decir, material y formal (física y espiritual) para recibir la consagración de las vírgenes ".


Hubo un artículo importante en LifeSiteNews, y recogí tres preocupaciones principales con respecto a la última violación de Fco de la tradición católica. (desde hace tiempo debo confesar que ya no tengo la voluntad de leer las palabras de Fco en el original).


De todos modos, según la crítica general de varios autores, parece que tres preocupaciones clave, planteadas por las vírgenes consagradas, los abogados canónicos y otros observadores informados, incluyen:


1. Francisco sugiere que las vírgenes consagradas ya no necesitan ser vírgenes.


2. Francisco sugiere que la recepción de los votos de una virgen consagrada ya no debe ser realizada por un obispo, sino que ahora puede ser delegada '' en casos de extrema necesidad ''.


3. Francis sugiere que las mujeres de alguna manera pueden ser liberadas de sus votos de virginidad consagrada en una etapa posterior, bajo ciertas circunstancias.


Dada la naturaleza radical de cada uno de esos tres temas uno se pregunta si no sería más apropiado concluir cada uno de ellos con un signo de exclamación.


De hecho, incluso un niño bien catequizado podría decirle que, tanto individualmente como especialmente cuando se toman en conjunto, estas tres bombas rompen el núcleo de la vocación de la virgen consagrada; de quien es llamada a ser virgen, y da toda su vida, haciendo votos permanentes a través de su obispo, para convertirse en una Esposa de Cristo, en el corazón de la Iglesia, por la eternidad.


No es de extrañar que algunas vírgenes consagradas, las cuales ni siquiera fueron consultadas antes de que Francisco publicara este documento, hayan empezado a decir que su orden de vírgenes consagradas ya no existe.


Cualquiera puede ver que incluso el matrimonio natural entre un hombre y una mujer sería invalidado por una "cláusula de liberación del compromiso" tal como lo sugiere la directriz número 3, enumerada anteriormente.


¿Cómo afecta todo ello a la fe en Cristo? ¿al compromiso? ¿al matrimonio natural en sí mismo? ¿Es este otro momento `Amoris Laetitia´; solo que esta vez se le hace a la virginidad consagrada, lo que se hizo contra el santo matrimonio?


No veo cómo un hombre verdaderamente católico podría conocer esto y no sentirse impulsado a defender fuertemente el concepto de la virginidad consagrada o también por la difícil situación de muchas vírgenes consagradas.


Y ningún hombre de verdad toleraría que alguien intentara meterse con su propia Esposa.


Por lo tanto, espero y rezo para que Francisco se abstenga de seguir este curso.


Después de todo, Nuestro Señor Jesucristo es verdadero Hombre ...


... Y Dios verdadero.




extractado de:  
http://www.torchofthefaith.com/index.php

Comentarios