El homosexualismo según Francisco


               Portada de la revista para público homosexual, The Advocate


(NT: nótese que este escrito pertenece  a 2016 y que muchos hechos no están icluídos)

1. El homosexualismo no es condenado sino « integrado »


En una época en la que la tiranía del lobby homosexual se ejerce casi sin restricción en todo el planeta, Francisco ha hecho declaraciones y ha realizado gestos que refuerzan claramente la ideología homosexualista. Veamos algunos ejemplos. Todo el mundo recuerda la explosiva frase que pronunció en su conferencia en pleno vuelo al volver de las JMJ de Río de Janeiro en julio de 2013: « ¿Quién soy yo para juzgar? », en alusión a los homosexuales (NT en concreto se le preguntó sobre Batista Ricca*, un clérigo homosexual empleado por Bergoglio). Esta breve frase dio inmediatamente la vuelta al mundo y le valió a Francisco ser elegido Hombre del Año 2013 por la revista americana LGTB The Advocate.

Poco después sobrevino la llamada telefónica a un transexual español, una mujer devenida en « hombre », Diego Neria, a quien invitó a Roma para recibirlo en audiencia privada junto a su « novia », a expensas del Vaticano, encuentro que tuvo lugar el 24 de enero de 2014. Francisco se hizo fotografiar en el Vaticano con la dupla lésbica y la foto dio la vuelta al mundo. Según « Diego », Francisco le habría dicho, al momento de llamarlo, que:
« Dios quiere a todos sus hijos, estén como estén, y tú eres hijo de Dios y por eso la Iglesia te quiere y te acepta como eres. »

El 21 de marzo de 2014 Francisco se paseaba de la mano con el sacerdote homosexualista italiano Luigi Ciotti, hecho oportunamente efectuado bajo las cámaras de la televisión italiana. 

El 6 de mayo de 2014 concelebró en el Vaticano con otro sacerdote homosexualista, Michele de Paolis, a quien besó las manos después de la Misa delante de los periodistas encargados de inmortalizar la escena. El Jueves Santo de 2015 lavó los pies de un transexual en una prisión, el cual, a continuación, recibió la comunión. Todas estas imágenes conocieron una difusión planetaria inmediata.


En el curso de una entrevista con el padre Antonio Spadaro, director de la revista jesuita La Civiltà Cattolica, en agosto de 2013, declaró:
Francisco, entonces, se rehúsa a afirmar que él condena la homosexualidad y, en el colmo de la mala fe, pretende hacer creer que el amor que Dios tiene a los homosexuales comportaría la aprobación de su pecado.

Durante su viaje a Estados Unidos, en setiembre de 2015, acordó una única audiencia, de carácter privado, y fue a una pareja de homosexuales, uno de los cuales era un viejo conocido de Francisco en la Argentina. La escena -e insisto en que se trataba de una audiencia « privada »- fue filmada y difundida inmediatamente por la prensa, mostrando a Francisco a los besos y a los abrazos con el dúo sodomita.


Luego, cuando Francisco se dirigió al Congreso de Estados Unidos, no dijo ni una palabra a propósito del « matrimonio » gay, que acababa de ser impuesto por vía judicial en todo el país. Ni tampoco lo hizo a propósito del crimen del aborto, que cada año se cobra innumerables víctimas en aquel país; y esto cuando, poco tiempo antes, había estallado el escándalo del tráfico de órganos de bebés abortados, a instancias del Planned Parenthood, en aras de la « investigación médica ».

Empero, en el mismo recinto, Francisco encontró oportuno abogar en favor de la abolición de la pena de muerte, condenándola como intrínsecamente injusta y atentatoria contra la « dignidad inalienable de la persona humana », lo que resulta falso, pues tal aseveración contradice la revelación divina y el magisterio de la Iglesia. De este modo, durante su resonante alocución ante la principal asamblea « democrática » del orbe, Francisco se declaró en favor de la preservación de la vida de los asesinos, pero no de dignó a decir ni tan siquiera una palabra sobre la de los inocentes masacrados en el vientre materno.

He aquí una cifra que ilustra perfectamente la mala fe de Francisco: el año pasado hubo 1.200.000 abortos en los Estados Unidos por sólo 28 penas capitales. 
 La mundialmente famosa organización criminal que promueve la fornicación, la contracepción y el aborto como estilo de vida: « El aborto es seguro y legal. Conocer más acerca de las opciones y métodos existentes para realizarte un aborto probablemente te ayude a decidir si ésta es la opción adecuada para ti. [...] Planned Parenthood trabaja con organizaciones asociadas en todo el mundo para mejorar la salud y el bienestar sexual de personas y familias de todo el planeta. »

« Una vez una persona, para provocarme, me preguntó si yo aprobaba la homosexualidad.

Yo entonces le respondí con otra pregunta: “Dime, Dios, cuando mira a una persona
homosexual, ¿aprueba su existencia con afecto o la rechaza y la condena’’? » page5image29976


Otro dato muy significativo: en su discurso al Congreso estadounidense, sobre 3500 palabras empleadas, ni una sola estuvo reservada a Nuestro Señor Jesucristo. Por el contrario, nombres de subversivos notorios, como los de Martin Luther King o Dorothy Day, ocuparon un sitial de honor.

Para concluir este apartado, he aquí lo que dijo Francisco el 16 de junio pasado durante su conferencia de prensa en el vuelo de regreso de Armenia. Un periodista le había preguntado lo que pensaba de la declaración del cardenal Marx, según el cual la Iglesia católica debería pedir perdón a los « gays » por haberlos « discriminado ». Ésta fue su respuesta:

« Creo que la Iglesia no sólo tiene que pedir disculpas-como dijo el cardenal «marxista» [cardenal Marx]- a esta persona gay, a la que ha ofendido, sino también a los pobres, a las mujeres y a los niños explotados en el trabajo. Tiene que pedir disculpas por haber bendecido muchas armas. [...] Los cristianos deben pedir disculpas por no haber apoyado muchas opciones, a muchas familias: por ejemplo, recuerdo que de niño, según la cultura de Buenos Aires, una cultura católica cerrada -yo vengo de allí-, no se podía entrar en casa de una familia divorciada. Estoy hablando de hace ochenta años. Gracias a Dios, la cultura ha cambiado. »


Francisco se convierte así, abiertamente, en el portavoz de los enemigos de la Iglesia, de los homosexualistas y feministas que se dedican a atacarla y a difamarla sin cesar, exponiendo su complicidad con ellos a plena luz del día y sin ningún embozo. 


fuente II



 *Julio 2013: el Santo Padre nombró el pasado 15 de junio nuevo prelado del IOR al monseñor italiano Battista Ricca, de 57 años y con fama de incorruptible.
Ricca es un diplomático del Vaticano, pero el Papa le conocía por su cargo de director de la Casa Santa Marta, donde permanece alojado desde marzo

Comentarios