Monje benedictino: ¿podrán comulgar los budistas?




"AMORIS LAETITIA" Y EL OLVIDO DE LOS SACRAMENTOS


por Giulio Meiattini, OSB
(pasajes seleccionados de la entrevista en "Catholica" n. ° 140) 

No discernimiento, sino astucia

La situación de confusión es evidente. Naturalmente, hay quienes niegan que esto sea una cuestión de confusión, y sostienen que este es el resultado positivo de un estilo de gobierno eclesial dirigido a "iniciar procesos en lugar de tener espacios" (cf. "Evangelii Gaudium" 223). Por lo tanto, el primer discernimiento que se hará será precisamente sobre la naturaleza de esta situación: ¿puede la confusión, el desacuerdo entre los obispos sobre puntos doctrinales sensibles, ser frutos del Espíritu? A mí parece que no. Discernir también significa entender si es apropiado o no iniciar procesos en ciertos campos, y también con qué tiempo, modalidades y objetivos.

Observemos, por ejemplo, la manera en que se alcanzó la nueva disciplina para los "divorciados y casados".

Después de que la charla del cardenal Kasper en el consistorio había preparado el terreno, por así decirlo, los dos sínodos, con un año intermedio de acaloradas discusiones, no pudieron dar lugar a un enfoque común sobre el problema discutido. Aquellos que leen los relatos de los "circuli minores" del sínodo de 2015 se dan cuenta muy bien de que en el punto en cuestión no había una perspectiva compartida.

Pero una cosa está clara: que una gran mayoría de los padres sinodales no había desarrollado la convicción de cambiar la disciplina tradicional. Tanto es así que los autores de la "Relatio finalis", sobre el punto controvertido, tuvieron cuidado de no introducir innovaciones.

Pero - aquí hay otro pequeño paso - redactaron fórmulas de tono indefinido que, aunque no proporcionaban acceso a los sacramentos, cambiaban la atmósfera por así decirlo. Así, la "no oposición" a esas fórmulas vacilantes (que tenían problemas para obtener dos tercios de los votos) fue suficiente para permitir otro pequeño paso posterior: un par de pequeñas notas ambiguas en "Amoris Laetitia", que no afirman ni niegan, pero dan un indicio a cierta dirección.

Este nuevo pasaje rompió los límites interpretativos, hasta que en el otoño de 2017 -un paso más- llegó la aprobación oficial del Papa de los "Criterios" de los obispos de la región de Buenos Aires sobre el capítulo VIII de "Amoris Laetitia".

Pero estos criterios, si uno es honesto, no son una simple interpretación de "Amoris Laetitia". Agregan y dicen cosas que no se encuentran en "Amoris Laetitia" y que, sobre todo, nunca habían sido aprobadas en los sínodos y nunca lo hubieran sido [...]

Por lo tanto, a través de pequeños pasos sucesivos, en el transcurso de tres años se hizo una cosa muy grande y la disciplina fue cambiando lentamente, pero ciertamente no de manera sinodal, en mi opinión.

Puedo estar equivocado, pero este "modus operandi" no es discernimiento, sino astucia. En lugar de un debate razonable y abierto (¡la famosa "Dubia" nunca recibió una respuesta!), La estrategia de persuasión y del hecho consumado se afianzó.

FE REDUCIDA A LA ÉTICA

Entre las exigencias éticas y el fundamento sacramental de la existencia cristiana, el centro es, sin duda, el sacramento, que es la comunicación al creyente de la gracia que salva y, en la medida en que es acogido por el hombre y lo transforma, también es un acto de glorificación, de doxología [...] La ética no es ni la primera palabra ni la última.

En "Amoris Laetitia", sin embargo, se sigue la lógica opuesta: los puntos de partida son categorías tomadas de la ley natural y principios de ética general (factores atenuantes, la relación entre norma universal y situación subjetiva, no imputabilidad, etc.), y de estas premisas principales se extraen las consecuencias para la práctica pastoral de los sacramentos.

De esta manera, la dimensión de lo simbólico y lo sacramental, que debe anclar, abrazar y trascender la esfera moral, pierde su significado y se convierte en un mero apéndice de la ética. [...] La demostración está dada por el hecho de que, en términos concretos, el pecado de adulterio pierde su significado público relacionado con el aspecto testimonial del sacramento, y puede ser remitido al "foro interno" sin necesidad de explicar ante la comunidad por qué un cónyuge que contradice públicamente el signo sacramental de la fidelidad debe recibir públicamente la Eucaristía.

En resumen, el resultado de las decisiones de "Amoris Laetitia" es la reducción de lo sacramental a lo moral, es decir, de la fe a la ética, lo que para mí no parece ser una mera cuestión de práctica pastoral. Lo que está en juego aquí es algo esencial para la naturaleza del cristianismo.

¿UNA "CARGA TREMENDA"?

Sinceramente, no entiendo cómo un obispo, sobre todo el de Roma, podía escribir frases de este tipo: "No hay necesidad de poner en dos personas limitadas la tremenda carga de tener que reproducir perfectamente la unión existente entre Cristo y su Iglesia". ("Amoris Laetitia" 122).

Aquí está la ejemplificación deslumbrante de lo que dije antes de una manera general: si la ética evangélica se aisla del sacramento y se reduce a una norma general, se convierte en "una carga tremenda", como la ley mosaica, en lugar de "un yugo fácil y una carga ligera. "¿Qué pasó, en esta perspectiva, con el efecto transformador del Sacramento? [...] Entonces podríamos preguntarnos si el estímulo de dar testimonio de la fe en Cristo hasta el punto de derramar sangre no es una carga aún más tremenda. [...]

Uno llega a este punto solo si está acostumbrado a concebir el cristianismo, tal vez sin darse cuenta plenamente, como una ética.

"SIMUL IUSTUS ET PECCATOR"

"Amoris Laetitia" llega a decir que incluso si según las apariencias externas uno está viviendo en una condición de pecado objetivo, debido a factores atenuantes uno podría estar en estado de gracia e incluso "crecer en la vida de gracia". (No. 305).

Está claro que si así son las cosas, la interrupción entre el sacramento y la acción moral, como ya se destacó, conduce a resultados que se superponen con la concepción luterana de "simul iustus et peccator", condenado por el Concilio de Trento. [...] De esta manera, uno podría ser al mismo tiempo justo (ante Dios, invisiblemente) y un pecador (ante la Iglesia, visiblemente). Las obras corren el riesgo de no tener más significado según el "discernimiento" de la gracia.

¿LA COMUNIÓN CATÓLICA INCLUSO PARA UN BUDISTA?

La dirección que toma forma alrededor de la intercomunión entre católicos y protestantes obedece a la misma lógica: no es el realismo simbólico lo que determina la decisión, sino la simple evaluación de la presunta condición interior: si un protestante está presumiblemente en estado de gracia (basado en los factores atenuantes de la ignorancia invencible, la responsabilidad disminuida, una forma de vida honesta, etc.), ¿por qué no podría recibir la Eucaristía Católica? Quizás uno no se dé cuenta de que plantear la pregunta de esta manera podría llevar a hacer el mismo argumento para un budista o un hindú que vive una vida buena y justa. Alterar la relación entre la moralidad y los sacramentos en última instancia puede conducir a concepciones eclesiológicas que no son católicas.


http://magister.blogautore.espresso.repubblica.it/

Comentarios

Franz ha dicho que…
Consulen el Evangelio. Pregunten a Jesús.. ¿Con que gente se sentaba a la mesa?
Creo que con un Gandhi, Confucio o Martin Luther King Jesús comería con más gusto que con muchos de nuestros católicos.
Cristina Villarroya ha dicho que…
✝ PEREGRINACIÓN NACIONAL AL VALLE DE LOS CAÍDOS - 15J

. Programa y explicación:

Esta primera peregrinación al Valle de los Caídos, convocada por Movimiento por España, tiene por objeto mostrar al gobierno y a la opinión pública, española y extranjera, que el franquismo en España NO ES RESIDUAL y que MEDIA ESPAÑA (según encuestas actuales) no quiere que Franco sea exhumado ni el Valle de los Caídos profanado y expoliado. La previsible asistencia de miles de personas ese dia puede cambiar el curso de los acontecimientos. Los coches llevarán banderas de España y el cartel de "El Valle no se toca" en su cristal trasero, que pueden descargar de nuestra página web de www.volvemos.es

Asimismo, en su aspecto religioso, tiene por objeto pedir la ayuda de Dios, por intercesión de los santos y mártires allí enterrados, para impedir esta infamia. Pero antes requiere una purificación penitencial, pidiendo perdón a Dios, a Franco y a los santos y mártires de la Cruzada por nuestra negligencia y cobardía en preservar y defender su legado y su sacrificio. Ellos dieron su vida entera por Dios y por España y la mayoría no hemos estado a la altura durante muchas décadas. Por ello vamos a dar al menos un día de nuestra vida para agradecerles su sacrificio y pedir su intercesión, siguiendo su ejemplo de Fe, sacrificio y oración.

Así pues pedimos a los peregrinos que se unan a nosotros en los actos que haremos para tal fin, además de los actos litúrgicos que tendrán lugar en la Basílica durante todo el día: Santo Rosario a las 10:30, Misa mayor a las 11, Misa a las 13:00, Adoración Eucarística posterior hasta la hora de la Misa de 17:30. La entrada al Valle será gratuita para todos lo que acudan a los actos religiosos.

Nuestros actos serán:

- Oración en los coches durante el viaje y mientras se espera en la cola para entrar, con las oraciones que hemos preparado para ello (ver en la web)
- Y/o participación en la marcha que haremos andando y rezando el Rosario desde la entrada del Valle hasta la Basílica, a media mañana (habrá un punto de encuentro en la entrada para los que quieran participar)
- Uniéndose a nuestra oración con los Salmos y la Coronilla de la Divina Misericordia a la entrada de la Basílica en nuestro PUNTO DE ORACIÓN.

También pedimos a los peregrinos, ante la gran afluencia de medios nacionales y extranjeros que acudirán al acto, que durante el viaje se documenten sobre la VERDAD del Valle para poder contestar correctamente a las preguntas de los periodistas. En nuestra web de movimientoporespanha.wordpress.com tenemos vídeos y documentos sobre ello, en la página de la Convocatoria.

Contamos con todos vosotros para el éxito de esta convocatoria. Por Dios y Por España. ¡Viva España! ¡Arriba España! 🇪🇸