La legalización del aborto en Argentina podría fracasar


Macri, Durán Barba y Marcos Peña impulsan la despenalización del aborto en línea con fundaciones transnacionales


El proyecto de ley de Argentina para legalizar el aborto podría fracasar luego de que un senador cambiara de opinión para votar a favor de la vida


   
El movimiento pro-vida en Argentina ha estado luchando con uñas y dientes contra la legislación para legalizar el aborto. Recibió buenas noticias durante el fin de semana cuando un miembro del Senado de Argentina decidió cambiar de opinión y votará a favor de la vida contra el proyecto de ley para legalizar el asesinato de niños por nacer en abortos.

Aprobado por la cámara baja del Congreso el 14 de junio, el proyecto de ley enviado al Senado legalizaría el aborto en las primeras 14 semanas de embarazo y obligaría a los hospitales religiosos a realizar abortos. La votación del Senado se llevará a cabo el miércoles, pero lo hará con un senador menos que apoya el proyecto de ley en lo que ya se consideraba una votación muy cerrada.


Las perspectivas se desvanecieron durante el fin de semana para un proyecto de ley que legalizaría el aborto en Argentina, cuando un senador de la oposición dijo que había cambiado de opinión y que votaría en contra de la medida cuando se presente el miércoles. La propuesta, que ampliaría los derechos al aborto más allá de las leyes actuales que permiten el procedimiento solo en casos de violación o cuando la salud de la madre está en riesgo, pasó a la cámara baja el mes pasado por 129 votos contra 125.


Los médicos de toda Argentina están luchando contra un nuevo proyecto de ley pro-aborto que podría castigarlos por negarse a abortar bebés por nacer. Cientos de doctores recientemente protestaron contra la legislación después de que pasó a la cámara baja en junio.

Argentina prohíbe abortar a los bebés por nacer, excepto en casos de violación, discapacidades severas o amenazas a la vida de la madre. Pero los legisladores están considerando un proyecto de ley para legalizar el aborto por cualquier motivo hasta las 14 semanas de embarazo.

Alrededor de 300 hospitales y grupos médicos en todo el país han anunciado su oposición a la legislación, en parte, debido a la falta de protección de la conciencia. Según el informe, a los hospitales privados no se les permitiría optar por no abortar bebés por nacer según el proyecto de ley.

Durante la protesta, muchos médicos sostenían letreros con el mensaje: "Soy médico, no asesino". Algunos dijeron que preferirían ir a la cárcel en lugar de matar bebés en abortos.

Argentina, como muchos países sudamericanos, ha estado enfrentando una intensa presión internacional para legalizar el aborto. Human Rights Watch, que recibe fondos del multimillonario estadounidense George Soros, ha impulsado su agenda de abortos en Argentina durante años, al igual que Amnistía Internacional.

El país sudamericano se ha enfrentado a algunas de las protestas pro-aborto más violentas del mundo. En junio, las feministas radicales marcharon en Buenos Aires para exigir al gobierno legalizar el asesinato de bebés por nacer. En octubre de 2017, organizaron otra protesta violenta en topless para demandar abortos financiados por los contribuyentes y la aceptación cultural de la prostitución. Las noticias locales indican que los manifestantes a favor del aborto lanzaron piedras, un cóctel Molotov, botellas, tampones y heces, así como globos llenos de pintura. También vandalizaron las paredes

Si se aprueba la legislación, Argentina será la primera nación en legalizar el aborto desde una histórica votación en Irlanda para anular su Octava Enmienda, que brinda protección legal para los niños por nacer. La patria del Papa Francisco sería una de las pocas naciones en América del Sur con el aborto legalizado a pedido.

http://www.lifenews.com/category/international/

Comentarios