Obispo culpa a los clérigos abusadores


El obispo recientemente designado William Shawn McKnight, de 50 años, de Jefferson City, Estados Unidos, ha criticado el silencio de los obispos estadounidenses que conocían los abusos homosexuales del cardenal Theodore McCarrick.

Escribiendo en CatholicMissourianOnline.com (6 de agosto), McKnight lo llama "casi insoportable" y [supuestamente] "inexplicable": "¿Cómo pudo un hermano obispo faltarle el respeto, con tanta crueldad, a la dignidad de jóvenes, seminaristas y sacerdotes durante décadas y nadie lo llamó a rendir cuentas?"

La respuesta es simple: McCarrick fue un poderoso liberal, respaldado por los medios de comunicación de los oligarcas, que son los primeros en formular normas para la Iglesia Católica.

Solo ahora que McCarrick es un anciano indefenso e inútil sin poder, sus amigos y los medios que durante décadas se beneficiaron de él, están listos para tirarlo a la zanja.

El propio padre Shawn McKnight nunca se hubiera convertido en obispo si, en el pasado, hubiera criticado al corrupto club de ancianos de los obispos estadounidenses.

en.news

Comentarios