Salvini sustituye progenitor 1 y 2 por padre y madre


En Italia, en el DNI tendrá que poner “padre” y “madre“, que es algo, por cierto, que entiende todo el mundo. En una entrevista publicada por el digital católico La Nuova Bussola explica que ha comprobado que  “en la página web del Ministerio del Interior, en los módulos para (solicitar) el documento de identidad electrónico” se pedía el nombre de “progenitor 1” y “progenitor 2“. “He hecho que lo cambiaran de inmediato por las palabras ‘madre’ y ‘padre’. Es un pequeño gesto, pero es cierto que haré todo lo que sea posible como ministro del Interior que, por otra parte, está previsto en la Constitución”.
Salvini anuncia su compromiso con “la familia natural, formada por una hombre y una mujer“. Además, “úteros de alquiler y horrores similares, absolutamente no”. Piensa poner en marcha incentivos fiscales a las familias para “premiar la natalidad” y “bajar impuestos” a los sectores productivos.
El ministro del Interior asevera que “está probado” que en el tráfico de pateras hay “hombres con vínculos terroristas”, pero “más allá de la lucha contra el terrorismo” también la defensa de los valores y la identidad de los ciudadanos occidentales “pasa por el control de la presencia islámica y de las organizaciones islámicas en Italia“. “Es evidente que la interpretación fanática del Corán es incompatible con nuestros valores de libertad y con los valores cristianos”, expuso. Salvini ya se ha mostrado contrario al islam en anteriores ocasiones, como en febrero pasado, cuando afirmó que “el islam es una ley, no una religión” y llamó a cerrar las mezquitas ilegales.
Salvini se sitúa en las antípodas de las vulgaridades periclitadas en las que están instalados los okupas del Gobierno de Pedro Sánchez, quien está haciendo negocio personal de la invasión migratoria, con el fichaje de Begoña Gómez por el Instituto Empresa para hacer proyectos en África, por lo que empezará a cobrar en septiembre. ¡Porca miseria! Mientras Salvini actúa y ha conseguido blindar sus fronteras, aquí se abren las fronteras, no se respalda a la Guardia Civil y la prioridad es la ocurrencia de Carmen Calva de que la Constitución sea traducida a su esotérico lenguaje inclusivo de marisabidilla.

Virginia Montes-Alerta Digital

Comentarios