Francisco ha dividido a la Iglesia





El verano del descontento católico ha puesto al frente y al centro las líneas de batalla que yace bajo la superficie de la Iglesia Católica.

Hace algunos meses escribí sobre el cisma de facto que existe dentro de los círculos católicos, las cancillerías y los laicos. Los acontecimientos recientes han empeorado el cisma. Las guerras de Twitter entre católicos prominentes de cada facción son un síntoma público de la mayor batalla que se libra.

Las perturbadoras revelaciones de McCarrick y el posterior testimonio de Vigano nos han puesto en camino hacia una Guerra Civil Católica.

¿Quién nos trajo a este punto de quiebre? Nada menos que Jorge Bergoglio. Él es muy culpable de encender esta pelea. Él y sus secuaces iniciaron la lucha despidiendo al Cardenal Raymond Burke, reprendiendo al Cardenal Sarah en su búsqueda de una reforma litúrgica y librando una campaña contra los Padres Franciscanos de la Inmaculada, por nombrar solo algunos hechos.

Este llamado Pontificado de la "Misericordia" se ha centrado menos en la misericordia y más en marcar puntos contra los conservadores en la Iglesia, en otras palabras, para volver a litigar los pontificados de Juan Pablo II y de Benedicto.

Este es el mismo Papa que pidió a los fieles "hagan lío", pero también castigó a quienes cuestionan su programa papal; Francisco exige una adhesión incuestionable.

Las controversias ya no se cuecen bajo el pretexto de la colegialidad entre los católicos. Ahora se ve a católicos como Raymond Arroyo, Phil Lawler, Taylor Marshall, Deal Hudson y la actriz Patricia Heaton volverse críticos con todo lo que ha sucedido.

Estos comentaristas tienen credibilidad porque dieron al Santo Padre el beneficio de la duda porque él es el sucesor de Pedro y no quería que la división viniera al Cuerpo de Cristo.

También estamos viendo una cooperación mucho mayor entre tradicionalistas y conservadores.

Si eres un ávido consumidor de las redes sociales, has visto a gente como Michael Matt (The Remnant), Steve Skojec (One Peter Five), Frank Walker (Canon 212) y otros en el movimiento Tradicionalista twitteando y publicando artículos de conservadores como como Edward Pentin (Registro Católico Nacional) y JD Flynn (Agencia Católica de Noticias) y viceversa.

Lo que ha reunido a estos comentaristas es la "inmundicia" en nuestra Iglesia a la que nadie debe hacer la vista gorda. Todos pueden ver, oculto a la vista, el abuso sexual destructivo de prelados y eclesiásticos a niños, jóvenes y seminaristas.

El enfoque de Francsico al abordar el tema, permitiendo que muchos de los personajes sombríos permanezcan en su jerarquía, es lo que reunió a esta coalición, al menos por el momento.

Esta alianza es similar a la que nació a raíz de la decisión Roe vs. Wade cuando evangélicos y católicos se unieron en un propósito común.

Si esta asociación de católicos tradicionalistas y conservadores se sostiene, podría ser una fuerza tremenda para ayudar a erradicar la corrupción que existe en la Iglesia. Este pontificado ha dividido a progresistas y conservadores aún más, pero está forjando una nueva alianza.

Una de las cualidades más desagradables de este pontificado es su inclinación por la obstrucción. Ya sea su negativa a responder a la Dubia, la no negación, sobre su conocimiento de los pecados de McCarrick y de las sanciones del Papa Benedicto.

El Papa Francisco no tiene a nadie más que a él mismo como culpable de la desconfianza generalizada. Rehabilitó a personajes como el ex cardenal McCarrick, el cardenal Danneels, etc., mientras despidió a los cardenales Burke y Mueller y llamó a los fieles católicos, "cristianos muertos", "melancólicos de corazón" y "moralistas quisquillosos".

La Cátedra de Pedro en el pasado ha sido una fuerza unificadora para la Iglesia; en este momento, está causando división, desconfianza y confusión. Este es el verdadero Efecto del Papa Francisco, no el entusiasmo que los fanáticos de Francis han estado celebrando desde el comienzo de su pontificado.

http://www.thechristianreview.com/author/jason-kippen/

Comentarios

Cristina Villarroya ha dicho que…
Mensaje del LIBRO DE LA VERDAD de Nuestro Señor:


Martes, 20 de marzo de 2012

Deseo abrazar a todos Mis discípulos y seguidores de todas partes en Mis brazos en este momento.

Necesito vuestro consuelo, hijos.

Necesito vuestra consolación en Mi sufrimiento, mientras lloro lágrimas por Mi Iglesia en la Tierra.

Tan ajenos se han vuelto algunos de Mis siervos consagrados, que muchos no creen en Mi Segunda Venida.

Aquellos sacerdotes, obispos y cardenales que créen, están siendo apartados a un lado y obligados a guardar silencio.

Cómo lloro por estos pobres y preciosos discípulos Míos, que han comprometido sus vidas a Mí y a la difusión de Mis enseñanzas a la humanidad.

Pronto, ellos tendrán que cuidarse de lo que dicen acerca de Mi Santa Palabra, porque serán obligados a proclamar las enseñanzas de un mentiroso, cuya alma no proviene de la luz.

Uniros hijos Míos ahora, Mis amados sacerdotes y todos aquellos que me amáis y ayudadme a salvar almas.

Para hacer ésto, no debéis perder ni un momento. Debéis decirles a los demás, acerca de la Gran Gloria que se encuentra mas adelante para todos y cada uno de vosotros con Mi Segunda Venida.

Éste grande y glorioso acontecimiento será el momento cuando estéis finalmente unidos Conmigo, Vuestro precioso Jesús, que os ama a todos muchísimo.

Vosotros, Mis amados seguidores, deberéis permanecer en guardia en todo momento.

Seréis tentados para que Me abandonéis, para que denunciéis Mis verdaderas enseñanzas y seréis forzados a honrar y a obedecer al lobo disfrazado con piel de oveja.

Muchísimas pobres almas, no sólo caeréis bajo el hechizo del Falso Papa - el Falso Profeta predicho hace tanto tiempo - sino que él os hará creer que tiene poderes divinos.

Hijos, el momento para el cisma en la Iglesia está casi aquí y debéis prepararos ahora.

Uniros como úno solo.

Apoyaros los unos en los otros.

Protejeros los unos a los otros y rezad por aquellos que seguirán el camino equivocado y que rendirán homenaje al Falso Profeta.

Es necesaria mucha Oración, pero si hacéis lo que Yo os digo, podéis salvar almas.

Vosotros, Mis preciosos seguidores, formaréis la Iglesia remanente en la Tierra y seréis guiados por aquellos valientes siervos consagrados , que reconocerán al Falso Profeta tal y como és.

No temáis, pues Yo Os estoy concediendo Gracias de sabiduría, calma y discernimiento a cada uno de vosotros que me lo pidáis, con esta Oración:

“Oh Jesús,

Ayúdame a ver la verdad de Tu Santa Palabra todo el tiempo

Y a permanecer leal a Tus enseñanzas

Sin importar cuánto me obliguen a rechazarte.”



Levantáos ahora y sed valientes todos vosotros, porque Yo nunca os desampararé.

Caminaré con vosotros el camino de espinas y os llevaré salvos a las puertas del Nuevo Paraíso.

Todo lo que tenéis que hacer es confiar en Mí completamente.

Vuestro Bienamado Salvador,

Jesucristo



Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a020-mar-2012-el-momento-para-el-cisma-en-la-iglesia-ya-esta-casi-aqui-y-debeis-prepararos-ahora/