Francisco: María Magdalena será la apóstola

(...)Menos mal que a fin de cuentas Bergoglio está a merced de Dios y en algún momento se acabará este valle de lágrimas. Ya decía el Señor que no es aconsejable quitar la cizaña por las buenas. Ya la quitará el Juez Supremo.

La ocurrencia de esta semana ha sido proponer a María Magdalena como Apóstola. Creo que dice Apóstola de los Apóstoles. Toma ya. Y como suele hacerse ahora, meten a Santo Tomás de Aquino por medio, con citas actualizadas al pairo de la moda actual. Ahora vamos a hacer a la Magdalena una feminista del siglo I, sin la cual no hubieran salido adelante los pobres apóstoles. Seguramente la hicieron lectora y ministra extraordinaria en Antioquía o en alguna capillita del Ponto. Y es que Francisco sigue al pie de la letra la partitura del Nuevo Orden Mundial. ¿Por qué hay solamente apóstoles? Si la ONU se entera de que no estamos aplicando la ley de paridad, nos la vamos a cargar. Así que ya tenemos de momento 12 apóstoles y una apóstola. Seguiremos buscando hasta completar la lista. Por lo menos que estén todos y todas. A ver si pronto metemos a Salomé, la suegra de San Pedro, la hemorroísa, la verónica, santa Marta y la sobrina de Herodes, que bailaba estupendamente el tango galileo.

No importa que en estos días se haya inaugurado el túnel de Suiza con un lamentable y execrable espectáculo satánico frente a los líderes europeos. Menudo aquelarre. Desde luego yo no me metería en ese túnel ni loco. No importa que la corrupción mundial esté al máximo, que se exalte el pecado, que el sexo se haya convertido en el dios de nuestros días. No verán ustedes a Bergoglio hablar contra esto. Él está en la solidaridad en las ciudades, en el feminismo apostólico, en el cambio climático, en los calvinistas, en el Ramadán y en conmemorar a Lutero como él se merece. Ah, y en el Prefacio propio de María Magdalena, feminista palestina.


Comentarios