Imposible silenciar el escándalo



El intento de Bergoglio de silenciar el escándalo está fallando miserablemente. De hecho, es claramente contraproducente, y ha ayudado a amplificarlo y mantener la discusión firmemente en las líneas trazadas por el arzobispo Vigano: la homo corrupción tenía la protección del más alto puesto en el rango en la Iglesia y el Papa tiene la misma responsabilidad que sus cardenales homosexuales.

Aún así, creo que Francis no renunciará. Veamos por qué.

En primer lugar, el hombre no tiene vergüenza. Más de cinco años de pontificado nos han demostrado que el nivel de descaro que posee es básicamente desconocido entre las figuras públicas en el hemisferio norte, y que probablemente solo sea igualado por políticos sudamericanos y gobernantes militares amateurs. La forma en que trató de presentarse como el pobre cordero de una Iglesia perseguida que exhibió en las últimas semanas está totalmente en sintonía con el personaje.

En segundo lugar, el hombre claramente ama el poder por encima de todas las cosas. Él siempre preferirá estar a cargo y odiado que ser olvidado, que ser más o menos respetado por una tardia pero decente decisión (de irse). Él claramente no cree en Dios y, por lo tanto, tampoco tendrá ese tipo de motivación.

Por último, creo que el miedo a la cárcel  también juega un papel. ¿Qué es un ex Papa? ¿Un simple obispo? ¿Disfrutaría de inmunidad diplomática? En caso afirmativo, ¿quién dice que su sucesor no debe privarlo de ella, y simplemente entregarlo a la justicia italiana o estadounidense como habilitador criminal de un gran anillo de pedófilos? ¿Un anillo que podría no haber dirigido literalmente, pero que permitió y se benefició de él durante años por la red de alianzas antes de convertirse en Papa, y con el que estuvo inextricablemente vinculado después de marzo de 2013? 

Cosas más extrañas sucedieron y he visto en mi vida a Nicolae Ceaucescu pasar de un liderazgo fuerte al muro de ejecución en cuestión de horas. La extradición de un ex papa deshonrado, posiblemente incluso expulsado y reducido a un delincuente común, es un resultado más que realista en este escenario.

Este Pontificado arderá.

La Esposa de Cristo continuará mientras el sol salga.



extractado de artículo https://mundabor.wordpress.com/2018/09/10/why-francis-will-likely-not-abdicate/


Comentarios

Anónimo ha dicho que…
El Usurpador del trono sagrado NO puede renunciar, porque su Misión es la de dar entrada al famoso anticristo. ¿Porque si no han obligado a renunciar al Papa legítimo B-XVI? Lea la 2ª Tes 2...donde dice que el hombre inicuo NO puede usurpar el trono hasta que no sea quitado de el aquel que se lo impide.
Además en Apocalipsis 13 nos habla S. Juan de DOS bestias. Una de ellas es el falso profeta que prepara la llegada de la segunda bestia, que es el anticristo.
El anticristo se manifestará cuando se produzca el cisma a causa de la abolición eucarística.
Un saludo