Jorge Mario Bergoglio, está muerto


Muchas cosas extrañas sucedieron durante los dos años previos a la renuncia del papa Benedicto XVI: los Vatileaks, un Secretario de Estado (el cardenal Bertone) que parecía empecinado en complicarle las cosas al Papa, y una crisis que aparentaba estar fuera de su control. Solo lo aparentaba: lo que en verdad ocurría era que numerosos cardenales involucrados en lo que luego pasaría a llamarse “La Mafia de San Galo” complotaban para forzar la partida del papa Ratzinger de una sede con problemas, influyendo en la elección del “anti-Ratzinger” – sin duda, el anti-Ratzinger que habían promovido en el cónclave anterior, el cardenal Bergoglio de Buenos Aires.
Todo salió según lo planeado. Benedicto XVI se convenció, o lo convencieron, de que no iba a poder resolver las cosas, y partió. Y Bergoglio, el Espanto, fue elegido. El Espanto fue el nombre que le dimos al pontificado que estaba por comenzar, el mismo día de la elección de Bergoglio.
¡Y cómo nos criticaron y denigraron por eso! De hecho, si retroceden y leen esa publicación, escrita por un amigo argentino que siguió todos los pasos de nuestra profunda cobertura de la Iglesia en Argentina desde nuestros inicios, encontrarán que el Papa actual no es acusado de herejía. ¡Ni una vez! No es acusado de apostasía. Nos acusaron erróneamente con toda clase de males, cuando en realidad nuestra preocupación con este Papa, y que terminó siendo totalmente cierta, era su combinación de pésimas compañías en lo moral y su total confusión doctrinal.
Lamentablemente, sus amigos, los mismos que lograron que resultara elegido, obtuvieron lo mejor de él. Desde el comienzo, tal como deja en claro el testimonio condenatorio escrito por el arzobispo Viganó (en aquel tiempo, Nuncio Apostólico en los Estados Unidos), Francisco utilizó todos los medios posibles, incluyendo la maldad y el engaño, para ayudar a sus amigos, tales como el cardenal McCarrick, y también el cardenal Danneels. Y utilizó todos los medios posibles para castigar a quienes él veía como enemigos, tales como el cardenal Burke, el arzobispo Léonard de Bruselas, y muchos otros.
Y destruyó incontables vidas y vocaciones. ¿Recuerdan a los Frailes Franciscanos de la Inmaculada? Sus hijos no los recordarán. Gracias a este pontificado fallido, ni siquiera sabrán que una joven, pujante, y tradicional orden de Franciscanos alguna vez existió.
Malvado en la persecución de todo aquel con quien discrepaba; malvado en la implementación intencional de confusión en la doctrina; malvado en negarse a clarificar la confusión que él mismo generó – Francisco, con todo su maldad totalitaria, acrecentó las tensiones en la Iglesia a niveles sin precedente desde la Revuelta Protestante o la Revolución Francesa.
Pero esta vez, la maldad revolucionaria proviene del interior de la Iglesia, de un tirano de teología atrofiada, moral quebrada, y promotor del mal.
Francisco debe irse.
Un hedor insoportable inunda el edificio de la Iglesia Católica. Emana del Trono de Pedro, en el que un cuerpo se pudre frente a todo el universo. Los poderes del mundo aún desfilan ante el cadáver, ofreciéndole honores seculares, pero los fieles católicos se revuelven de espanto ante el nauseabundo espectáculo pagano.
El papa Francisco, Jorge Mario Bergoglio, está muerto. No está realmente difunto, pero su presencia moral se ha ido. Su cuerpo moral es el cadáver repulsivo que se sienta en la cátedra del príncipe de los apóstoles. Y sus únicos y verdaderos seguidores – los liberales, los herejes, los apóstatas – ya están tramando cómo reemplazarlo cuando ocurra lo inevitable.
Él ha engañado, ha perseguido a los fieles verdaderos, ha confundido a los pequeños en su fe, y se ha burlado de la tradición cada vez que pudo. Sobre todo, ha mentido, y ha sido expuesto mintiendo, y ha sido presentado como un mentiroso consumado que protege a una mafia de sacerdotes pervertidos y abusadores, sus colaboradores más cercanos.
Todo lo que resta es que tome el cuerpo moral corrupto que pesa sobre la Santa Madre Iglesia, y se retire. La renuncia es la única solución posible tras cinco años de creciente vergüenza y malos manejos intencionales.
El espanto que identificamos el primer día ha alcanzado su máxima expresión, como una infrutescencia pustulosa de corrupción: Sodoma en Roma.

Comentarios

Cristina Villarroya ha dicho que…
Mensaje del LIBRO DE LA VERDAD de la Madre de la Salvación:


Jueves 25 de julio de 2013 a



Es importante que mis hijos no pierdan la valentía cuando estén frente al dolor que tendrán que enfrentar, mientras la iglesia de mi Hijo será arrojada a la aridez del desierto.



Yo soy la Mujer en el Libro del Apocalipsis, revestida del sol, que dio a luz al Niño. El Niño es Jesús. El Cuerpo Místico de mi Hijo Jesús, es Su Iglesia en la Tierra. La Iglesia de mi Hijo está siendo robada y pronto Su Cuerpo ya no estará presente en ella. Esta desolación rasgará los corazones de aquellos, que siguen las Enseñanzas de mi Hijo, en dos. Aquellos, que no tendrán ningún lugar a donde regresar, se hallarán arrojados fuera de los edificios que han, hasta ahora, alojado la Sagrada Eucaristía. Pero, así como hayan sido lanzados, con la poca misericordia que les será mostrada, ellos estarán llenos con el Espíritu Santo. Esto significa que serán guiados y que conducirán vehementemente al Ejército Remanente, que está constituido de aquellos que son leales a Dios.



Otros, ciegos a la Verdad, seguirán al falso profeta dentro de la confusión. Sus corazones serán engañados, y pronto, cuando el falso profeta sea visto estar a las puertas de la muerte, ellos sollozarán. Pero entonces, justo como si un milagro se hubiera llevado a cabo, el falso profeta parecerá resucitar de entre los muertos. Ellos dirán que él está bendecido con grandes poderes sobrenaturales del Cielo y caerán de bruces ante él en adoración. Será amado y adorado por aquellos que no pueden ver.



Pronto el Anticristo aparecerá y su ascenso a la fama comenzará en Jerusalén. Una vez que él aparezca en público, todo en la Iglesia de mi Hijo cambiará, rápidamente. Las nuevas reglas serán introducidas. Nuevas reliquias, cambios en las vestiduras utilizadas por los sacerdotes y muchas nuevas normas serán obligatorias. Al principio, la gente dirá que todos estos cambios surgen de la necesidad de ser humildes. Y, mientras estas abominaciones entran en las iglesias cristianas, la persecución comenzará. Desafiad a objetar estos rituales satánicos y seréis considerados unos herejes – alborotadores.



Muchos cardenales, obispos, sacerdotes, religiosas y personas normales serán excomulgados, si no siguen las nuevas reglas o si no adoran al falso profeta. En esta etapa debéis buscar los refugios, que habrán sido creados, para que podáis adorar a mi Hijo, Jesucristo, en paz. Los sacerdotes deben continuar administrando los Sacramentos y proveer a mis hijos con la Santísima Eucaristía.



Vosotros nunca debéis ceder al engaño, que se os pedirá para que toméis parte. Aquellos que lo hagan harán perder sus almas al maligno.



Vuestra amada Madre

Madre de la Salvación



Leer más: https://www.elgranaviso-mensajes.com/news/a25-jul-2013-madre-de-la-salvacion-asi-como-si-un-milagro-se-hubiera-producido-el-falso-profeta-parecera-levantarse-de-entre-los-muertos/
Denisovic ha dicho que…
Por "filtraciones" de información que, de una u otra forma han ido llegando hasta los días presentes, respecto a esa parte "no revelada" del tercer Secreto de Fátima, sabemos que, en dicho documento, se menciona la existencia de "dos Papas simultáneos viviendo al mismo tiempo en el interior del Vaticano" y, que uno de esos dos Papas, prácticamente acabará con la Iglesia católica.

Es una descripción exacta de lo que estamos viviendo.
Anónimo ha dicho que…
Comentanos mas denisovic
Denisovic ha dicho que…
- Si se hubiera revelado la última parte del secreto de Fátima, hubiera quedado al descubierto los planes de la poderosa mafia de clérigos masones que actualmente controlan la iglesia por completo. Por esta razón no han dudado en matar a quien de alguna forma descubrieron parte de su contenido; (léase padre Malaqui Martin, asesinado en New York en 1999, por mencionar en sus libros parte de la trama masónica del Vaticano).

- Lucía fue OBLIGADA a entrar en una orden religiosa de clausura en contra de su voluntad. El objetivo no era otro que silenciarla; muere poco después, concretamente en el mes de mayo de 1949. Diez años más tarde es sustituida por una actriz, la cual muere en el año 2005 (si mal no recuerdo).

- Se advierte del proceso de infiltración masiva de homosexuales, quienes una vez ordenados sacerdotes, irán demoliendo la Iglesia Católica desde dentro.

- Se menciona la existencia de "dos Papas simultáneos viviendo al mismo tiempo en el interior del Vaticano" y, que uno de esos dos Papas, prácticamente acabará con la Iglesia católica. El Papa legítimo, (todo indica que se trata de Benedicto XVI), será removido a la fuerza y, dicho en pocas palabras, lo tendrán sometido a un férreo control.

- La iglesia en ese periodo (que se supone es el momento que estamos viviendo), ha sido totalmente “infestada” (no confundir con la palabra infectada), durante dicho periodo del gobierno simultáneo de “dos Papas”. Es decir, que llegará un momento en que la Iglesia estará totalmente controlada por la masonería eclesiástica.

- Se impone en un breve periodo de tiempo, una demolición de la Doctrina y del Magisterio de la Iglesia. Esa demolición, (texto de Fátima), surge de lo más alto de la jerarquía de la Iglesia, es decir, que quien inicia el fin de la Iglesia tal y como la conocemos, se trata de un Papa, que es quien lo provoca.

- Un texto paralelo al famoso tercer secreto de Fátima, es la 2ª. Carta de san Pablo a los tesalonicenses, cap. 2, quien, a través de un texto que personalmente considero un poco “encriptado”, viene a decir que quien precede al “misterium Iniquitatis”, se trata de una persona de la máxima categoría religiosa; dicho de otra forma, quien es desplazado, (Katéjon), se trata de un Papa, el cual, san Pablo no dice que será asesinado, sino sustituido por otro “Papa” que es quien prepara el camino el camino al anti-mesías.

- Como podemos apreciar, los datos que nos aporta san Pablo en su carta a los tesalonicenses, encajan a la perfección con la actual situación de Benedicto XVI e, igualmente, encajan exactamente con lo que dice Fátima.

He realizado un resumen de lo que se ha conseguido "filtrar" informativamente hasta el presente, no solo sobre Fátima, si que en estos comentarios he añadido otras informaciones relacionado con el mismo tema, pero que hay que desligarlo de lo propiamente del Secreto. Hay algún dato más en dicho tercer Secreto, pero dada su extremada crudeza y, al no tener información precisa, no puedo mencionarlo.
Anónimo ha dicho que…
Dios mio
Anónimo ha dicho que…
Mas o menos de que trata ese dato mas del tercer secreto de fatima o si lo puedes mencionar, quizas uno sepa algo,lo que dices de la masoneria lo cuenta malachi martin en el ultimo papa, ademas lo del ritual satanico y de un sacerdote que fue consagrado para ser el ultimo sucesor del trono de pedro ( pienso que es lorenzo baldiseri fue ordenado el mismo dia del ritual y ahora es un falso cardenal, de hecho el primero que hizo el falso papa)
Pablo ha dicho que…
Denisovic acierta 100%.
Anónimo, busca lo siguiente en Internet

Juan Pablo II palabras Fulda

Ahí encontrarás un "esbozo" del resto del tercer secreto.

Un abrazo en Cristo.