M-O'Connor explicó a Fco cómo subir al papado



Bergoglio y Murphy O´Connor, cómplices en la usurpación del vicariato de Cristo


(...) Nuestra fuente señala que Murphy-O'Connor siempre "fue heterodoxo con respecto a la enseñanza moral y doctrinal de la Iglesia". En una entrevista, Murphy-O'Connor dejó en claro que no se oponía a que homosexuales no practicantes estuvieran en el sacerdocio. Luego dijo: "Creo que la Iglesia debe juzgar a las personas que están ordenadas por qué tipo de persona son, no por su sexualidad. Y creo que habrá hombres, probablemente una minoría muy pequeña, que puedan tener una orientación homosexual. Obviamente, si están practicando, esto los excluiría [de la ordenación]. Pero no diría que una persona que tiene una tendencia homosexual está necesariamente excluida ".

También rechazó la afirmación de una conexión entre la homosexualidad y el abuso infantil: "Todo lo que diría es que parece estar establecido que la cuestión del abuso infantil no tiene nada que ver directamente con la homosexualidad".

El inglés John Smeaton, director ejecutivo de la Sociedad para la Protección de los Niños No Nacidos, el grupo pro vida más antiguo del mundo y cofundador de Voice of the Family, contó a LifeSiteNews lo siguiente sobre el Cardenal Murphy O'Connor: "Sin importar cuán inquietante sea, es por el bien de la Iglesia que los males, ocultos deliberadamente por los líderes de la Iglesia, estén saliendo a la luz ". Dio como ejemplo que" el fallecido Cardenal Murphy O'Connor está registrado por tratar de cubrir (los abusos). En 2008 se reveló que el Cardenal había aprobado un código de ética para el hospital de St. John y St. Elizabeth, que efectivamente acomodaba las derivaciones para el aborto y otros procedimientos no éticos ".

El profesor Luke Gormally, un ex miembro del comité de ética del hospital comentó en ese momento: "¿Cómo puede la Iglesia en este país defender eficazmente la santidad de la vida cuando su Jefe de los pastores está dispuesto a aprobar un código que acomoda efectivamente las derivaciones para el aborto?"

John Smeaton concluyó: "Los funcionarios de la Iglesia al más alto nivel, incluido el Santo Padre, deben aprender la lección de las recientes revelaciones que tanto han escandalizado a los fieles: el encubrimiento del mal debe cesar".

Quizás lo más importante es que se dice que Murphy-O'Connor ayudó al Papa Francisco a ser elegido. Austen Ivereigh, el ex asistente del cardenal Murphy-O'Connor, dijo que días antes del cónclave del 12 de marzo en Roma, Murphy-O'Connor fue encargado por la "mafia" de St. Gallen para informar a Jorge Bergoglio de un plan para lograr su elección. . Como Ivereigh describió en su libro de 2014 sobre el Papa Francisco, a Murphy-O'Connor también se le encomendó cabildear por Bergoglio entre sus homólogos norteamericanos y actuar como un enlace a los de los países de la Commonwealth. Entonces, cuando Bergoglio se encontró con el cardenal inglés después de su elección, dijo: "¡Usted tiene la culpa!" Como lo expresa The Guardian: "Unos meses después de su elección, el ex cardenal Jorge Mario Bergoglio se dirigió -aparentemente contento- a Murphy- O'Connor, cuando los dos se encontraron en una audiencia papal. El Papa señaló a su viejo amigo y dijo: "¡Tienes la culpa!"

Murphy-O'Connor, se hizo evidente, era un viejo amigo de Bergoglio. Como dice el obituario de The Guardian, Murphy-O'Connor llamó al Papa Francisco "mi hombre": "Y, por supuesto, su presencia [Murphy-O'Connor] en Roma en 2013 [fue en orden] a presenciar la elección de su amigo como Papa Francisco. (...)bromeando, se refería (a Fco) como "mi hombre".

Entonces, basado en la revelación de la fuente de Marco Tossati en el Vaticano, parece que Bergoglio, después de su elección, compensó especialmente a Murphy-O'Connor al pedirle al cardenal Müller que detuviera la investigación en su contra. A partir de esta fecha, las quejas de la señora abusada (entonces una niña de 13 años) nunca se han investigado a fondo, ni en Inglaterra ni en Roma. Y con la ayuda del propio informe de Tosatti, ahora sabemos algunas de las razones.

Al igual que McCarrick, se sabe que Murphy-O'Connor más tarde se mostró engañosamente ante el público como un partidario de la línea dura con respecto a los casos de abuso. "Los obispos católicos que se burlan de las nuevas directrices sobre protección infantil tendrán que rendir cuentas, o se espera que renuncien", es el titular de un artículo de 2003 que cita al cardenal Cormac Murphy-O'Connor. Sin embargo, al igual que con el caso McCarrick en los Estados Unidos, la verdad ahora está ganando terreno frente a la jerarquía de la Iglesia que ha estado evasivamente mirando para otro lado.

En Inglaterra, actualmente hay una investigación independiente encargada por el gobierno sobre todos los casos de abuso sexual en la sociedad, para incluir a aquellos de la Iglesia Católica. Esta investigación tiene el poder legal para obligar a la emisión de pruebas. Para esta investigación, se ha establecido un llamado "Proyecto de la Verdad", por el cual las víctimas de abuso sexual de menores pueden ahora venir y relatar su historia.

Nuestra fuente nos dice que esta víctima femenina pudo haberse contactado con el mismo Proyecto de Verdad, ya que hace varias semanas, los investigadores solicitaron a la Arquidiócesis de Westminster la liberación de todos los archivos relacionados con las denuncias contra el Cardenal Murphy-O'Connor.


Cuatro diócesis están facilitando sus archivos al Proyecto de la Verdad sobre el caso de esta mujer: Arundel y Brighton; Westminster; Portsmouth y Northampton (que enviaron el caso a la FCD, junto con Portsmouth), sería importante que el obispo John Arnold (ahora de Salford), que en ese momento se negaba a investigar el caso en Westminster, también publique sus archivos. 

Por lo tanto, como parece, la Iglesia Católica ahora está sentada sobre una bomba de relojería. Y encima de esa bomba de tiempo se encuentra el Papa Francisco. 

Este informe fue publicado conscientemente el 24 de septiembre, la Fiesta de Nuestra Señora de Walsingham - Patrona de la Iglesia Católica en Inglaterra - y el día del comienzo de la visita a Roma Ad Limina de los obispos ingleses. 

Comentarios