¿Quién se ríe ahora?



Al cierre de esta columna, se ha filtrado la noticia de que la Fiscal General de Nueva York, Barbara Dale Underwood "ha citado a todas las diócesis católicas de Nueva York como parte de una investigación estatal sobre crímenes sexuales cometidos por la Iglesia ...".

Me pregunto si el Cardenal Dolan, el infinitamente jocoso Arzobispo de Nueva York, se estará riendo ahora, como cuando se rió a carcajadas cuando fue confrontado por un miembro del personal del Centro de Fátima en el Borgo Pio en Roma, quien le recordó cómo él deshonró a la Iglesia encabezando un Desfile del Día de San Patricio sabiendo muy bien que incluía un contingente del "orgullo gay".


Por supuesto, no es "la Iglesia" la que ha cometido crímenes sexuales sino innumerables clérigos homosexuales que nunca deberían haber sido admitidos en los seminarios que sirven a la Arquidiócesis de Nueva York, que sin duda ahora está profundamente corrompida por sacerdotes "homosexuales" cuyo "consentimiento" "a estas actividades se pasan por alto notablemente, como si el único problema fueran actos antinaturales cometidos contra hombres menores de 18 años".


De hecho, el intolerable Padre James Martin, totalmente respaldado por los amigos de Francisco elevados al Colegio de Cardenales -Cupich, Farrell y Tobin- ahora está instando abiertamente a todos los "sacerdotes homosexuales" a que "salgan", incluidos todos los ordenados aunque la jerarquía corrupta supuestamente actuó decisivamente en 2002 para terminar con el "abuso de menores". El enfoque engañoso sobre los menores, en lugar de los homosexuales activos que nunca deberían haber sido ordenados, siguió a la "cumbre de pedófilos" en Roma presidida por - si esto fuera una película nadie lo creería, el más notorio abusador de menores de todos ellos: el ex cardenal McCarrick.


Así que ahora la Arquidiócesis de Nueva York está bajo el escrutinio de la oficina del Fiscal General de Nueva York, un enemigo declarado de la Iglesia y del derecho a la vida de los niños por nacer. Y Dolan probablemente tendrá que pagar su infierno por su papel en hacer la vista gorda ante la corrupción homosexual de la arquidiócesis que es su responsabilidad ante Dios. Pero entonces, esta era una corrupción que él mismo había favorecido con su humillación políticamente correcta ante las demandas del homosexualismo militante. 


¿Quién puede olvidar que fue Dolan quien declaró lo siguiente en la televisión nacional sobre la "salida" del futbolista "gay" Michael Sam:
//"Bien por él. No tengo intención de juzgarlo. Dios te bendiga ... [L] a misma Biblia que nos dice, que nos enseña acerca de las virtudes de la castidad y la virtud de la fidelidad y el matrimonio también nos dice que no juzguemos a las personas. Entonces, yo diría, 'Bravo' ".//

Esa observación escandalosa se hizo después de la mucho más infame "¿quién soy yo para juzgar?" del Papa Francisco sobre el prelado flagrantemente homosexual que había puesto a cargo de su propia casa y que permanece en ese puesto de poder hasta el día de hoy.

¿Quien soy yo para juzgar? Esa pregunta no preocupa al Fiscal General de Nueva York ya que ella juzga la corrupción que Dolan ha presidido o encubierto. Y así, ha llegado a esto: los prelados que han ocultado inmensos pecados contra la Esposa de Cristo por aquellos que deberían ser sus primeros protectores ahora serán sometidos al juicio de las autoridades civiles, tal vez incluso sin excluir al Papa mismo. Es un destino que han atraído sobre sí mismos por su propia sumisión cobarde al espíritu maligno de la época que ahora amenaza con devorarlos.


 https://fatima.org/author/fatima-ferrara/

Comentarios

Cristina Villarroya ha dicho que…
Mensaje del LIBRO DE LA VERDAD de Nuestro Señor:


Martes 18 de febrero de 2014



Cuando esta batalla por las almas se intensifique, mucha gente empezará a dudar de Mi Existencia, en un primer lugar, antes de rechazarme completamente.

Un nuevo, falso substituto de Mí será creado, en las mentes del mundo. Mi Nombre será osadamente utilizado, pero las palabras que ellos me atribuirán, no vendrán de Mí. Ellos declararán que Dios no permite que los pecados del hombre nublen Su Juicio. Más bien, que Dios ignorará el pecado, porque no tiene mayor importancia, ya que el hombre es débil y siempre pecará, no importa cómo. Jesus, se os dirá, perdona a todos, porque Su Misericordia sobrepone a Su Juicio. Esto es una mentira, pero mucha gente lo creerá y no sentirá la obligación, de alguna manera evitar el pecado o buscar el perdón, porque para entonces, ellos creerán que el pecado no existe realmente. Estas son las almas que más necesitan de la oración. No dejéis que ningún hombre confunda Mi Misericordia con Mi Juicio, porque son dos cosas distintas.

Mi Misericordia solo será mostrada a todos aquellos que muestren remordimiento por sus pecados. No será mostrada a aquellos que estén orgullosos delante de Mí, donde ningún esfuerzo haya sido hecho por su parte para buscar Mi Perdón. Cuando Yo venga a juzgar, el mundo temblará. Y cuando Mi Misericordia esté agotada, Mi Justicia caerá como un hacha. Yo castigaré a los malditos, que estén al margen de toda ayuda.

El hombre nunca debe, ni por un minuto, ignorar Mi Promesa. Yo vendré a reunir a todos los hijos de Dios, pero desgraciadamente muchos de ellos nunca entrarán en Mi Paraíso, porque me habrán negado a Mí, Mi Existencia y la existencia del pecado.

Vuestro Jesús



Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a18-feb-2014-cuando-yo-venga-a-juzgar-el-mundo-temblara/