Católicos investigarán la corrupción clerical de Chicago


Mientras los obispos duermen, los laicos están intentando liberar a la Iglesia de su malversadores en puestos de responsabilidad clerical y exponer sus fechorías

Informa Church Militant:

El fundador de RCF planea exponer la podredumbre en la arquidiócesis de Chicago

PETERSBURG, Ill. (ChurchMilitant.com) - Stephen Brady, fundador y presidente del grupo activista recientemente revivido Roman Catholic Faithful (RCF), habla sobre la crisis de la Iglesia.

En una entrevista exclusiva con Church Militant la semana pasada, Brady habló sobre el clero homosexual, los obispos cobardes y los planes de RCF para exponer la podredumbre en la archidiócesis de Chicago.

Describió la crisis de abuso sexual principalmente como "un problema homosexual", mientras criticaba a los "buenos obispos" por sus décadas de silencio sobre el pecado sexual.

"Los buenos obispos, los ortodoxos, tienen que ponerse de pie, tienen que dejar de respetar al hombre más que a Dios", dijo Brady. "Es como si temen a la ley del hombre más que a la ley de Dios, así que debes cuestionarte si creen o no en la condenación y el infierno y en lo que la Iglesia enseña en ese sentido"


"Dios bendiga al ex nuncio papal que se puso de pie", agregó, elogiando al fugitivo denunciante Arzob. Carlo Maria Viganò. "Si cada buen obispo tuviera su coraje , ¡(Viganó) tendría tantos soldados detrás con él luchando!

Cuando Voris le preguntó por qué cree que tan pocos obispos están dispuestos a defender la verdad católica, Brady respondió: "Creo que su fe es débil".


También sugirió que el lujo ha generado una aversión al sufrimiento entre algunos miembros de la jerarquía: "O obviamente, están viviendo un estilo de vida lujoso, algunos de ellos, como obispos, como cardenales, y creo que temen perderlo."

"Pero", agregó, "está más allá de mi comprensión de por qué no se levantan si realmente creen y aceptan la fe católica, y el hecho de que tienen que llevar su cruz tal como lo hizo Cristo si quieren seguirle. "

Brady contó:

Había un obispo que dijo que nunca podría mencionar su nombre, me dio algunos números de teléfono privados y alguna información que podría usar para pelear algunas de estas luchas, pero aún así, sus palabras exactas fueron: "Steve, tengo que sentarme junto a estas personas a veces ", se refería a las conferencias en Washington, DC o dondequiera que se celebraran. Entonces, nuevamente, es triste que no parezcan tener ese impulso y motivación. Es igual que tú y yo aquí. Deberían estar dos obispos aquí, poniéndose de pie y diciendo: "Vengan a nosotros; les diremos quién hará algo, y quién no", pero creo que si lo hicieran, los poderes les quitarían su autoridad y los arrojarían a la calle.

"La Iglesia católica se ha convertido en nada más que un banco de mil millones de dólares para el movimiento homosexual", reflexionó Brady. "No pueden creer en la fe católica, porque no pueden creer en la fe católica y en la enseñanza de la Iglesia y el hecho de que el pecado mortal y el infierno existan y al mismo tiempo, hacer lo que hacen"

"Hay muchos sacerdotes y obispos, sabemos, que no aceptan a la Iglesia Católica, son impostores y necesitan ser expulsados y expuestos", continuó. "El cardenal en Chicago, en mi opinión, es uno de ellos".

Brady explicó la importancia de eliminar la corrupción en la archidiócesis de Chicago.

"Chicago es un eje muy importante de todo el país", dijo. "Como me dijo Malachi Martin, mucho dinero de este país con destino al Vaticano, sale de Chicago, y ... el gran escándalo con el Banco del Vaticano comenzó hace años con los sacerdotes de Chicago".

"Chicago juega un papel importante", dijo, señalando su impacto en otras diócesis de EE. UU. "Odio decirlo de esta manera, pero si derribas a Chicago, que es lo que vamos a hacer ... el resto puede caer después".

Para ilustrar la influencia de Chicago en su propia diócesis, Brady relató la campaña de Roman Catholic Faithful contra el ex ob. de Springfield, Daniel Ryan, un depredador homosexual notorio.

"Es como cuando derribamos al ob. Ryan", dijo. "Lo digo de una manera amorosa porque nadie amaba a ob. Ryan lo suficiente como para decirle la verdad. Nadie amaba a ese hombre [lo suficiente] para salvar su alma".

Para ilustrar la influencia de Chicago en Springfield, Brady continuó:

El obispo Ryan era conocido como un abusador sexual cuando era sacerdote en Joliet antes de ser enviado a Springfield. Así que aquí viene el final jerárquico de esto. Cuando se asciende al rango de obispo, se debe enviar un informe de moralidad al nuncio papal. La gente tiene que verificar tu posición moral. Era conocido públicamente como alcohólico. Quiero decir, eso le puede pasar a cualquiera, pero no puedes ser un obispo si tienes un problema con el alcohol. Era conocido públicamente como un homosexual depredador en Joliet cuando era canciller. Así que eso nos mostró en aquel entonces cuán corrupta era la jerarquía, y todo se ocultó desde Chicago influyendo en todo el país.


Brady y su equipo están lanzando una amplia campaña para identificar y erradicar la corrupción en Chicago. "Vamos a contactar a todos los sacerdotes dentro de la archidiócesis de Chicago", dijo. "Vamos a ir a todos los lugares de la comunidad gay que podamos ... Queremos contactar a estas personas, no estamos condonando su estilo de vida, pero ellos también merecen la verdad ... muchos de ellos fueron víctimas, "Brady explicó que RCF hablará con clérigos y laicos de Chicago que" saben dónde están enterrados los esqueletos ". El mismo Blase Cupich será investigado. "Vamos a estudiar sus antecedentes, y quiero que el cardenal sepa esto, vamos a hacer un historial sobre él". "Va a tener una verificación de antecedentes como nunca antes lo había tenido".

Comentarios

Cristina Villarroya ha dicho que…
👏👏👏👏 Que cunda el ejemplo!!
Echenique ha dicho que…
Esto hay que hacerlo en todo el mundo, en todas las diócesis. Hay que acabar con la mafia sodomita que desgobierna la Iglesia y que se cubre mutuamente sus numerosas vergüenzas. O lo hacemos los laicos o no lo hará nadie. La jerarquía está corrompida, por acción o por omisión.