Conf. Ep. de EEUU defiende tesis liberales


Muchos de los obispos católicos de los Estados Unidos defienden y promueven los puntos liberal-progresistas de los demócratas.

Este año, la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB) se ha opuesto al presidente Donald Trump docenas de veces, en temas que van desde la inmigración a la reforma de la atención médica, pero ni una sola palabra de elogio para Trump, que ha resultado ser el presidente más pro vida en la historia moderna.


Como saben los católicos fieles, muchos obispos no solo han fallado en transmitir la auténtica enseñanza de la Iglesia sino que han permitido que oradores heterodoxos como el Padre. James Martin y la Hna. Jeannine Gramick viajen libremente para difundir herejías, mentiras y confusión sobre la enseñanza de la Iglesia.

Han escrito docenas de cartas en protesta por las acciones legales de Trump sobre la inmigración, sin hacer distinciones entre la inmigración legal e ilegal, mientras intentan usar a la Iglesia para respaldarla. Mientras que al mismo tiempo, sus esfuerzos para defender a los niños no nacidos del aborto y hablar en contra del pecado de la sodomía se han enfriado en gran medida.


Aunque muchos obispos elijan ser políticos, al final del día, ni siquiera son buenos para eso. Están fracasando ante los ojos del mundo, y se conforman con el título de "idiota útil" para los socialistas marxistas cuyo objetivo final es destruir a la Iglesia y a los Estados Unidos.


https://www.churchmilitant.com/news/author/rodney-pelletier

Comentarios

Cristina Villarroya ha dicho que…
Mensaje del LIBRO DE LA VERDAD de Nuestro Señor:


Martes 10 de diciembre de 2013



Cómo me duele ver tanta gente aceptando la falsa humildad, que se encuentra detrás del humanismo, que es tan favorecido por aquellos en Mi Iglesia.



Mi Labor como Salvador y Redentor de la raza humana ha sido ahora olvidado. La falsa humildad, dentro de Mi Iglesia, seguirá siendo presenciada y todos aplaudirán a los que promueven la necesidad de cuidar del bienestar material de los necesitados. Todo esto dará lugar a una falsa religión.



¿Cuándo, los que os llamáis siervos de Dios, decidísteis reemplazar la Verdadera Palabra de Dios con vuestra propia interpretación errónea de la misma? ¿Cuándo decidísteis reemplazar al Cristianismo con el humanismo, donde no se hace mención de Mí? ¿No sabéis que nada resulta, de lo que no viene de Dios? Qué poco habéis aprendido y qué necios/tontos sois, si creéis que vuestras supuestas buenas obras - concentradas en el bienestar material - pueden alguna vez sustituir a la Verdad.



Cuando ignoráis vuestra labor principal - la doctirna más importante para salvar las almas de los hijos de Dios - entonces nunca podréis decir que sois siervos Mios. ¡Qué fácil es para vosotros convocar para salvar a los pobres, los miserables y a los miembros económicamente desfavorecidos de vuestra sociedad! Siguiendo esta ruta equivocada, en la que buscáis la admiración del mundo por vuestras así llamadas buenas acciones, entonces olvidáis la labor más importante, para la que fuísteis llamados. Esto es para servir a Mí, vuestro Jesús. No es para la búsqueda de popularidad personal en Mi Santo Nombre. ¿De qué le sirve a alguien tener las comodidades de la vida cuando no pueden salvar su alma? Si buscáis la admiración del mundo secular, a través de actos públicos, pensados para que os hagáis populares, entonces no cargáis Mi Cruz. Si no me imitáis, entonces no podéis hablar por Mí. No podéis impartir la Verdad cuando vuestro ego busca popularidad.



Cuando olvidáis el Sacrificio que Yo hice para salvar vuestras almas, entonces no podéis servirme. Cuando un sacerdote olvida la razón por la que se hizo servidor Mío, su caída de la gracia es diez veces más que la de un alma común. Porque cuando él mismo se quita de Mi, se lleva consigo a las almas que influye y que confían en su juicio. Oíd ahora, siervos Míos, este, Mi Llamado para salvar las almas de todos aquellos por los cuales habéis sido designados mediante el Sacramento del Orden Sacerdotal. Cuando falléis en repetir lo que os han enseñado, vosotros no enseñáis la Verdad. Cuando promovéis el humanismo y animáis a esas almas dentro de vuestra diócesis a hacer lo mismo, vosotros me rechazáis. Me reemplazáis, a Jesucristo, con el deseo no sólo de promover la justicia social, sino para buscar la admiración por vuestras buenas obras a los ojos de los demás. La admiración de los demás y vuestro deseo de ser populares significa que ya no estáis a Mi servicio. Cuando ya no estáis más a Mi servicio, os exponéis a caer en el error, y pronto ya no me reconoceréis en absoluto de la manera en que se supone que debiera ser.



Sólo los pocos, los elegidos, estarán a Mi servicio hasta el último Día. En ese Día, muchos de los que se llaman servidores en Mi Iglesia sobre la Tierra llorarán y gritarán pidiéndome que les muestre Misericordia. Para entonces, ellos me habrán perdido miles de millones de almas y porque muchos de ellos estarán tan atrapados en la abominación, que no podrán entender la verdad de su destino, hasta que sea demasiado tarde.
Cristina Villarroya ha dicho que…
Despertad aquellos de vosotros que estáis incómodos con el sentimiento de desolación y confusión, que os rodea como servidores Míos en este momento. Permaneced firmemente enraizados en la Verdad en todo momento. Recordad vuestra labor como Mis siervos sagrados, que es alimentar a Mi Rebaño con la Verdad y aseguraros que ellos reciban el Alimento necesario para salvar sus almas.



Vuestro trabajo consiste en traerme almas.



Vuestro Jesús



Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a10-dic-2013-no-podeis-impartir-la-verdad-cuando-vuestro-ego-busca-popularidad/