Prefieren vaciar la Iglesia que abandonar su herejía



Soy Michael Voris, momentos después de que concluya el mitin de Silence Stops Now aquí en Baltimore. La Iglesia en los Estados Unidos se encuentra en un punto crítico: su propia existencia está en juego
La impureza y la podredumbre promovidas por varios clérigos, a quienes los obispos cómplices o cobardes se lo han permitido , ahora está cobrando su peaje: más de $ 4 mil millones pagados (a las víctimas) para cubrir los delitos sexuales del clero.

Imagínese cuántos cientos de millones más se pagarán en honorarios legales en los próximos años a medida que docenas de investigaciones gubernamentales se pongan al día. El dinero y, lo más importante, las almas están saliendo de la Iglesia en números inimaginables por una sola razón: demasiados obispos simplemente han dejado de ser católicos.

O bien no aman la Fe en absoluto o no la aman lo suficiente. 
Esto tiene que terminar.

Si quieren ir al Infierno, aunque algunos de ellos no creen en absoluto en el Infierno o se niegan a aceptar que podrían ir, bueno, todos pueden irse.

Espero que no lo hagan; espero que cooperen con las gracias que los laicos les merecen con oraciones y sacrificios, pero si no lo hacen, entonces están condenados. Pero no deben condenar a las almas de otros en el proceso. La cantidad de personas que han abandonado la Fe por sus mentiras e infidelidades es impresionante.

En todo el hotel y el paseo marítimo aquí en Baltimore, hablamos con una gran cantidad de ex católicos, que dijeron que quieren que la Iglesia sea limpiada, pero que han perdido la fe y no tenían planes de regresar.

Si estos obispos piensan por un momento que no tendrán una parte en el castigo por este horrible mal, verán una revelación impactante cuando mueran. 

Los supuestamente buenos entre ellos han permanecido en un silencio casi total, mientras que los James Martins del mundo y los Cupichs y los Tobins han desgarrado las almas con sus mentiras y distorsiones.

Prefieren vaciar la Iglesia antes de abandonar su herejía y heterodoxia. No les importa que pronto no quedará nada. Pero a unos pocos fieles, nos importa, con cada fibra de nuestros ser y alma.

Lucharemos contra ellos y su diabólica locura cada vez que levanten su cabeza. Ya sea su perversión de la enseñanza moral de la Iglesia en el ámbito de la sexualidad, o su destrucción de la catequesis o su evangelismo falso o lo que sea.

Encontrarán a los fieles allí para defender y promover la verdad. Ustedes ha elegido hacer del diablo, su padre, y por el momento, se están beneficiando de la formación horrible de muchos de los obispos y la lamentable falta de catequesis de muchos de los bautizados.

Pero al final no ganarán. Su existencia terrenal llegará a su fin y se unirán a Judas, su hermano. No queremos eso, pero es la decisión que están haciendo, y ni siquiera Dios mismo intervendrá en su libre albedrío.

Si son condenados será por su propia elección. Mientras tanto, están involucrados en una política espiritual de `tierra quemada´ donde no quedará nada de la Fe cuando caigan en el Infierno. Pero Nuestro Bendito Señor no abandona a Sus ovejas, incluso si solo hay un remanente, debido a sus diabólicas maquinaciones.

Depende de los laicos y del clero -que ustedes no han agredido sexualmente ni pervertido doctrinalmente- el ofrecerse como sacrificios vivos para compensar su maldad e indiferencia.

Aquí en Baltimore, muchos católicos en el mitin se comprometieron a ser usados por el Cielo para salvar almas.

Nada más en la Tierra importa, nada.

Comentarios