Francisco inaugura la religión de presunción


(...)un resumen muy bueno de la situación en la que se encuentran hoy los católicos:

La lógica de transformar los mandamientos que uno debe obedecer, en ideales a los que uno, más o menos, pero nunca completamente, se aproxima, es convertir todos los pecados en semi-virtudes. Y las implicaciones de este cambio revolucionario se vuelven obvias cuando se aplican a otros asuntos morales. 
Algunos obispos canadienses leen la enseñanza del Papa como una licencia para ofrecer los últimos ritos a las personas antes de la eutanasia. Después de todo, ¿quiénes son ellos para juzgar si el alma delante entiende completamente y es culpable del pecado de suicidio? ¿Qué esperas que hagan, comenzar a instruirlos en la fe?

Puede parecer una locura concentrarse en las notas a pie de página (Amoris L 351) en un documento que no se puede leer ni recordar, pero la revolución teológica en acción puede extenderse por todo el cristianismo. Bajo Francisco, la Iglesia ahora enseña que a veces los mandamientos de Dios son simplemente imposibles de seguir, que sería cruel instar a alguien a que los obedezca, y que sería una tontería decirle a la gente que Dios les brindará ayuda para obedecerlos.

El Cardenal Kasper ocasionalmente defendió este entendimiento diciendo que seguir las enseñanzas de la Iglesia sobre el matrimonio requería “heroísmo” en ciertas circunstancias, pero que “el heroísmo no es para el cristiano promedio”. Se informó ampliamente de que Francisco especuló en privado que tal vez la mitad de todos los matrimonios cristianos son inválidos porque el hombre moderno está tan deformado moralmente que no se puede esperar que entienda lo que es un matrimonio. 

Este es un tipo de cristianismo de escuela secundaria, para las mediocridades morales. Es un lugar donde el amor de Dios no llega a transformar tu vida. Es una misericordia donde, en nombre de la inclusión, la Iglesia bendice los pecados que dividen a las familias y crean huérfanos (mediante el guiño a los divorciados`recasados´)

En última instancia, la visión que Francisco ha promovido presenta a un Dios que no es misericordioso, sino indulgente, incluso perezoso e indiferente. Es Dios como un padre Baby Boomer. Él espera menos de ti, y tú puedes esperar menos de él. En esta nueva religión, donde nuestras faltas se convierten en semi-virtudes, la salvación misma cambia. En lugar de un regalo gratuito de Dios, se convierte en una deuda contraída con nosotros. Cristo no es movido por un acto de amor para sacrificarse a sí mismo como una propiciación por los pecadores. En cambio, muere en la cruz porque nuestra dignidad humana, revelada en nuestras semi virtudes, lo obliga a hacerlo. Lo que Francisco está instituyendo lentamente es una religión de presunción. Una religión de "lo suficientemente bueno", donde nuestros esfuerzos equivocados ponen a Dios en deuda con nosotros. 


La comunión se convierte en un trofeo de participación. Y al liberar a la Iglesia de su preocupación por los pecados obsoletos como el adulterio, Francisco puede reenfocar a la Iglesia en las cosas que le gusta denunciar, como la construcción de muros fronterizos o el aire acondicionado.Y no es de extrañar, entonces, que el Vaticano esté lleno de mediocridades morales, con hombres comprometidos sexual y financieramente. 

No es de extrañar que el Vaticano no investigue y ataque contra los denunciantes inmediatamente, sino que espere décadas para investigar a los obispos depredadores. Creer en el pecado es ahora peor que el pecado mismo. 

No es de extrañar que esta iglesia tenga un papa que se niegue a usar zapatos rojos. Simbolizan el martirio. Eso es para los cristianos heroicos, no para hombres como el Papa Francisco.


http://marklambert.blogspot.com/2018/10/pope-francis-has-elevated-immoral-men.html

Comentarios

Cristina Villarroya ha dicho que…
Mensaje del Libro De La Verdad de Nuestro Señor:


Jueves 24 de abril de 2014

Los tiempos están ahora cerca, cuando los pecados del hombre sean considerados, por Mi Iglesia, ser insignificantes e inofensivos a Mis Ojos.
El pecado no es algo que sea considerado por Mí ser una debilidad o un defecto. El pecado es creado a causa de estos dos rasgos, pero se produce por la existencia de Satanás. Mi Iglesia pronto tranquilizará a Mis seguidores engañándolos para que acepten la mentira de que el pecado es meramente una metáfora que se utiliza como un símbolo para los hijos de Dios para instarles a seguir por un camino, que es agradable a Dios. El pecado no debe haceros sentir separados de los demás, es lo que van a decir. El pecado, ellos dirán, en realidad no importa, porque Dios es Todo-perdón (Indulgente). Sí, Yo soy Todo-perdón y perdono todos los pecados - excepto el pecado eterno - una vez que el remordimiento es mostrado por el pecador y los esfuerzos son hechos por él para quitar toda tentación de evitar la repetición de ese pecado. No podéis pedirme que perdone el pecado cuando vivís por ese pecado. Un asesino, que asesina, mutila y mata, no pueden pedirme que lo perdone, mientras él continúa asesinando y no tiene ninguna intención de parar sus crímenes. ¿De qué os sirve pedirme que os expíe del pecado, si no aceptáis en primer lugar que pecáis?

El pecado es causado por la debilidad y Yo perdono al pecador, que se arrepiente verdaderamente. Cuando el pecador ya no cree que es culpable de pecado, se incrusta en el alma. El momento para que el pecado ya no sea declarado está acercándose. Cuando llegue ese momento, habrá un gran alivio y celebración, porque lo que una vez fue considerado ser un pecado a Mis Ojos ya no se considerará que sea el caso.
El pecado será visto como una cosa natural y una que todos debéis aceptar. No os será dicho simplemente ama al pecador, como Yo lo hice. No. Se os alentará a aceptar que el pecado no existe. Todo esto llevará a la última traición a Mi Divinidad, cuando el mundo se idolatrará así mismo, sus talentos, su inteligencia, hasta que se declare su grandeza, en desafío directo a Dios, el Padre Eterno.
Oh cuántos serán inducidos al error, a la desesperación y a actos inmorales. Mi Iglesia será utilizada para declarar la herejía en Mi Santo Nombre. Aquellos equivocados, la colocarán boca abajo y de adentro hacia fuera y ni una parte de estos cambios serán dirigidos por Mí, Jesucristo. El Espíritu Santo no presidirá la abominación y habrá gran confusión, gran dolor y una sensación de impotencia, por parte de aquellos que se mantendrán fieles a las Enseñanzas de Mi Iglesia. Las enseñanzas tradicionales ya no serán toleradas. Luego, cuando todo lo único que se mantiene sagrado sea colapsado, el tiempo estará preparado para que el hombre de la perdición tome posesión de su asiento en Mi Iglesia.

Vuestro Jesús


Leer más: https://www.elgranaviso-mensajes.com/news/a024-abr-2014-el-momento-para-que-el-pecado-ya-no-sea-declarado-esta-acercandose/
Ramón Echenique ha dicho que…
Un cristianismo mediocre necesitaba, no ya un pontificado mediocre, sino pésimo, incluso perverso.