Castigan a McCarrick pero el encubrimiento sigue




De acuerdo con múltiples fuentes confiables en Roma, el ex cardenal Theodore McCarrick pronto será laicizado, expulsado, en castigo por múltiples instancias de conducta sexual inapropiada.

El Vaticano anunciará la pena, aparentemente, justo antes de la tan esperada reunión del problema del abuso sexual. Eso no es una coincidencia. Los expertos en control de Roma dirán, en efecto: "¿Ves? Ahora incluso un poderoso cardenal ha sido responsabilizado. Realmente nos estamos poniendo serios ".

No tan rapido.La sentencia de laicización se impondrá a McCarrick y solo a McCarrick. ¿Qué pasa con los muchos otros prelados que sabían de su mala conducta durante años, no hicieron nada para frenarla, e incluso avanzaron en su carrera eclesiástica? Si se va a hacer justicia, ellos también deben rendir cuentas. El castigo a McCarrick, como observó John Allen, "es sobre todo simbólico". 

Se retiró hace trece años, ya ha sido suspendido del ministerio y despojado de su dignidad como cardenal; ahora tiene 88 años, todavía tiene muchos amigos poderosos y, sin duda, vivirá sus años restantes con relativa comodidad.

Más concretamente, los crímenes de los que McCarrick ha sido condenado se produjeron hace décadas. Según el arzobispo Vigano, el Vaticano conocía esos crímenes desde el año 2000, el papa Benedicto había ordenado a McCarrick que se retirara de la vida pública y el papa Francisco estaba al tanto de esa sanción disciplinaria en 2013. Aun así, McCarrick permaneció a la vista pública y mantuvo una influencia considerable dentro de la iglesia

Desde que el arzobispo Vigano hizo esas revelaciones impactantes, muchas personas han cuestionado sus motivos. Pero nadie ha encontrado ningún error sustancial en su testimonio. Por el contrario, la poca evidencia que ha surgido ha apoyado a Vigano. 

Mons. Jean-Francois Lantheaume, quien una vez sirvió con el arzobispo en la nunciatura apostólica en Washington, comentó simplemente: "Vigano dijo la verdad". El cardenal Leonardo Sandri, quien durante años dirigió la oficina del Vaticano que maneja dichos trámites, confirmó que hubo graves quejas sobre McCarrick que había llegado a Roma al menos desde 2000. Incluso el cardenal Marc Ouellet, quien reprendió a Vigano por expresar sus quejas en público, reconoció que el Papa Benedicto XVI había "aconsejado" a McCarrick mantener "un estilo de vida discreto, de oración y penitencia por su propia bien y el de la Iglesia ”.

Entonces, ¿por qué McCarrick solo enfrenta una acción disciplinaria canónica ahora, tantos años después? Los defensores del Papa Francisco han argumentado que parte de la culpa debería ser del Papa Benedicto, quien optó por actuar en silencio, e incluso del Papa Juan Pablo II, que llevó a McCarrick al Colegio de Cardenales. Pero los fracasos de esos antiguos Pontífices no excusan al Papa Francisco (quien rehabilitó a McCarrick a pesar de la advertencia de Viganò) 


No podemos esperar resolver este escándalo hasta que entendamos cómo McCarrick llegó al poder. ¿Cómo escapó del castigo, y subió la escalera jerárquica, incluso cuando su mala conducta fue un secreto a voces? ¿Quiénes eran sus mecenas en Roma? El arzobispo Vigano nos ha dicho dónde buscar las respuestas a estas preguntas: en los archivos de la Secretaría de Estado del Vaticano y la Congregación para los Obispos, en los archivos de la nunciatura apostólica en Washington. 

Los documentos pertinentes están a salvo de la citación de cualquier fiscal estadounidense; están bajo el control soberano del Vaticano. Pero el Vaticano podría ponerlos a disposición. Y hasta que sean examinados por investigadores independientes de confianza, no nos pidan que creamos que una pena simbólica para un prelado de edad representa un compromiso con la responsabilidad.  
El encubrimiento continúa.


https://www.catholicculture.org/

Comentarios

Echenique ha dicho que…
A quien hay que reducir al estado laical es a Francisco por la cobertura y promoción, a sabiendas, de McCarrick y Zanchetta, en devolución del apoyo de la mafia clerical sodomita a su elección, además de la mafia de san gallen.
solodoctrina ha dicho que…
Yo sigo esperando que además el Comandante Jorge Mario enjuicie al Padre Grassi, confirmado homosexual por la Justicia Civil.

El argumento -ridículo- de Bergoglio para no enjuiciarlo canónicamente era que había que esperar a que se expidiera la justicia civil penal. Ya lo hizo hace tiempo y Bergoglio sigue en silencio en su inmovilismo. Pero para defenderlo no estuvo quieto. Encargó un dossier-paraguas para Grassi.

Y ni que hablar que en el Vatiano bergogliano, los sacerdotes que portan pornografía infantil, la peor, cuentan con inmunidad diplomática, que naturalmente no ha sido concebida para proteger a sacerdotes de la justicia. Este es el mensaje tristemente claro de Bergoglio en el caso Capella.
Echenique ha dicho que…
Roberto de Mattei lo califica un panfleto contra la Iglesia. El objetivo del libro no es otro sino que caiga el último bastión contra la homosexualidad activa. A Francisco lo considera su aliado en esa tarea. ¿ Porqué será ?
https://www.corrispondenzaromana.it/un-pamphlet-lgbt-contro-la-chiesa/