Nueva destitución de sacerdote tradicional (Michigan)


El obispo Hurley de Saginaw (Michigan, EEUU) expulsa a el sacerdote por promover la tradición; ha declarado que el P. Dwyer ha 'dividido a la comunidad parroquial'

El obispo de Saginaw, Michigan, ha retirado a un sacerdote de su parroquia por su promoción de la liturgia tradicional y la enseñanza ortodoxa.
El obispo Walter Hurley, nombrado administrador apostólico de Saginaw después de la repentina muerte del ob. Joseph Cistone, en octubre, publicó una carta el viernes en la que explicaba sus acciones hacia el Padre Edwin Dwyer, administrador parroquial en la parroquia de Nuestra Señora de la Paz."Desde hace algún tiempo he estado al tanto de varios problemas, particularmente con la Liturgia, que han dividido a la comunidad parroquial en la parroquia de Nuestra Señora de la Paz, Bay City" "Esta es una seria preocupación en cuanto a que nuestra celebración debe unirnos, en lugar de dividir".

El padre Dwyer comenzó lentamente a implementar prácticas litúrgicas más tradicionales después de dar una homilía durante el Adviento que se volvió viral, informaron en los medios de comunicación en términos brillantes por su belleza y mensaje esperanzador."¡Siempre hay esperanza en Cristo! ¡Siempre hay esperanza en Cristo! El Adviento es una gran época de esperanza", comenzó la homilía. "Quiero que recuerdes que la esperanza permanece en la siguiente parte de mi homilía porque va a sonar bastante sombría. Sonará como si estuviéramos en medio de una tribulación, y es muy posible que estemos . ""Sin embargo, el llamado a vivir como santos permanece", agregó, y continuó relatando los datos de octubre de la diócesis de Saginaw que muestran una disminución brusca y continua en la asistencia a la misa: una impresionante caída del 45 por ciento desde 2013."Aproximadamente 22,700 almas menos asisten a misa en esta diócesis que cuando me gradué de CMU", dijo Dwyer. "Lo diré nuevamente: 22.700 almas menos son alimentadas por la Palabra de Dios y la Sagrada Eucaristía los domingos desde 2005".

Dwyer propuso que la manera de traer a los católicos a las bancas era promover la tradición.Lo creas o no, la tradición funciona. Los llamados "antiguos caminos" son muy populares entre los católicos más jóvenes. El incienso, las campanas, los himnos clásicos, el canto, el silencio prolongado y, el latín, están ampliamente aceptados por las generaciones más jóvenes de la Iglesia. Además, cuando los jóvenes no católicos experimentan estas tradiciones, les sorprende lo diferentes que son de todo lo que viven en una cultura secular y ruidosa. Estas "viejas formas" son hermosas para ellos, y la belleza es un gran lugar para presentar a los jóvenes a Jesucristo. "Por lo tanto, vamos a hacer que el domingo sea hermoso en Nuestra Señora de la Paz". Desde entonces, Dwyer ha corregido los abusos litúrgicos en la parroquia, reduciendo el número de ministros extraordinarios de la Sagrada Comunión, como lo exige la ley de la Iglesia, que solo permite a estos ministros por causa grave, cuando el número de comulgantes es tan grande que el sacerdote necesita ayuda. (NT: esperar 5 minutos en la cola para comulgar no es una razón grave)


También introdujo lentamente prácticas más tradicionales, incluyendo, entre otras cosas, el uso del latín para Agnus Dei y Sanctus, colocó dos candelabros en el altar, hacer sonar las campanas durante la consagración y utilizando incienso. Estos cambios tuvieron lugar principalmente en una misa de la mañana del domingo; las otras Misas permanecieron como antes de que él llegara. Aun así, un puñado de feligreses se quejó a la diócesis sobre los cambios. 

Las homilías de Dwyer también fueron motivo de queja por parte de algunos católicos mayores, que no estaban acostumbrados a la ortodoxia y la sana enseñanza que marcaba su predicación. Los feligreses y familias más jóvenes, sin embargo, dieron la bienvenida a los cambios. El creciente descontento de una minoría vocal llevó a Dwyer a celebrar una reunión parroquial el 21 de enero, donde explicó los cambios menores y permitió que los feligreses expresaran sus preocupaciones. La reunión estuvo marcada por el rencor, con arrebatos de un puñado de feligreses enojados.

Días después de la reunión y sin previo aviso, Hurley destituyó a Dwyer como capellán en la Universidad Estatal de Saginaw Valley (SVSU), donde había pasado varios años supervisando una creciente capellanía católica. La razón aparente del obispo era que su trabajo en SVSU estaba causando "conflicto" en su parroquia.Los católicos en SVSU expresaron de inmediato su indignación ante Hurley por eliminar a un sacerdote popular y querido, con cientos de llamadas y correos electrónicos a la cancillería que expresaban su desaprobación ante lo que consideraban el fuerte arraigo de un buen sacerdote por parte de Hurley.

En dos reuniones privadas con Dwyer el lunes y el martes, Hurley presionó a Dwyer para que tomara un descanso de tres semanas. Según Hurley, él "rechazó mi petición". Como resultado, el obispo anunció en su carta que retirará a Dwyer de su cargo a partir del 8 de febrero y lo obligará a un permiso de ausencia por un período de tiempo indeterminado "mientras espera una nueva asignación". El padre Patrick O'Connor, un sacerdote mayor, será asignado temporalmente a la parroquia.

La diócesis de Saginaw ha sido devastada por el escándalo desde la detención del 25 de febrero de 2018 del padre Robert DeLand, un popular sacerdote mayor que se desempeñó como vicario judicial de la diócesis y juez en el tribunal matrimonial. 
Después de una operación encubierta de cuatro meses encabezada por el detective Brian Berg de Tittabawassee Township, DeLand fue arrestado por agredir sexualmente a un menor de edad en el apartamento privado de DeLand. Desde entonces, al menos otros dos hombres jóvenes han testificado en audiencias judiciales contra DeLand, acusándolo de agresión sexual. DeLand ha sido arrestado nuevamente por otro cargo de abuso sexual, y está en libertad bajo fianza en espera de un juicio por jurado.

Después de la repentina muerte del antiguo obispo Cistone, Hurley fue enviado a Saginaw para supervisar temporalmente la diócesis. Varios católicos criticaron la medida, ya que Hurley está manchado por un escándalo, acusado de encubrir la depredación sexual en serie del Padre Gerald Shirilla, que abusó de varios hombres a lo largo de sus décadas en Detroit

En su promesa de transparencia, Cistone anunció en abril el papel de un delegado independiente, el juez Michael Talbot, para servir de enlace con los medios de comunicación y la aplicación de la ley durante la investigación criminal y para supervisar la investigación como observador imparcial. Hurley anunció en su última misiva, sin embargo, que el papel de Talbot había sido esencialmente abolido."Desde mi llegada en octubre, he estado manejando personalmente los asuntos que el Obispo Cistone había delegado en el Juez Talbot", escribió Hurley. "Continuaré esa práctica mientras esté aquí".

Información de contacto del ob. Walter Hurley: bhurley@dioceseofsaginaw.com

https://www.churchmilitant.com/news/author/christine-niles-m.st.-oxon.-j.d

Comentarios

Echenique ha dicho que…
No son sacerdotes tradicionales; son sacerdotes católicos católicos. La guerra en el interior de la Iglesia, pues estamos en guerra, es fundamentalmente entre católicos y protestantes y marxistas. Hay que echar a unos y otros. Que se vayan con los suyos. No pintan nada en una casa ajena que quieren demoler, que lo están haciendo.