El Vaticano investigará a Zanchetta


El Vaticano comienza la investigación del obispo argentino promovido por el Papa, acusado de abuso sexual

22 de marzo de 2019 (LifeSiteNews) - Según el periódico local argentino El Tribuno, el obispo de Tucumán, Monseñor Carlos Alberto Sánchez, llegó hace dos días a la vecina Orán, junto con dos asistentes, para dirigir una investigación del Vaticano sobre las acusaciones de abuso sexual contra el ex obispo de Orán, Gustavo Zanchetta. 

Orán se encuentra en la provincia de Salta, donde también se publica El Tribuno.

De acuerdo con el informe del 21 de marzo, el Vaticano le ha encomendado a Sánchez que tome en cuenta las declaraciones de los seminaristas que afirman que fueron víctimas de abuso sexual de Gustavo Zanchetta durante su tiempo como obispo de Orán, lo que proporciona una base para un posible "futuro juicio canónico" ”de este prelado, como explica El Tribuno. 

El obispo Sánchez trabajará en condiciones de estricta confidencialidad, como es el caso de tales investigaciones apostólicas.

Además, el obispo Sánchez también entrevistará a tres sacerdotes que acusaron a Zanchetta de "abuso sexual y abuso de poder", según el informe del periódico.Como un sacerdote local, el padre Juan José Manzano, dijo a El Tribuno, ya en 2015, él y otros dos sacerdotes habían presentado a la Nunciatura en Buenos Aires pruebas suficientes que confirmaban los excesos económicos y los abusos de Zanchetta, e incluyó fotos de Zanchetta desnudo y en posiciones obscenas.

A fines de 2018, el periódico regional El Tribuno había informado por primera vez sobre las quejas de los tres sacerdotes contra Zanchetta y, en respuesta, se había iniciado una investigación preliminar del Vaticano. 

Desde entonces, especialmente Nicole Winfield de AP, pero también Ines Martin de Crux han descubierto información adicional al respecto.Como ha demostrado la investigación, el Vaticano, y también el papa Francisco, habían recibido información en 2015 de que Zanchetta tenía "selfies" obscenos y desnudos en su teléfono y que en su propia computadora se encontró pornografía homosexual. 

También fue acusado de mala conducta financiera y "abuso económico". Más tarde, se agregaron las acusaciones, según las cuales abusó sexualmente de los seminaristas de un seminario que había fundado en 2016. 

El Papa Francisco, según un informe, ya se había reunido personalmente en 2015 con Zanchetta, pero en ese momento Zanchetta insistió en que las fotos eran falsas. El Papa se reunió con Zanchetta por segunda vez, en 2017. Se dice que Zanchetta es el amigo y protegido personal del Papa Francisco y que Francisco lo hizo obispo poco después de su elección papal en 2013.

Sin embargo, a pesar de estas quejas, el Papa Francisco todavía nombró a Zanchetta, después de su renuncia y repentinamente abandonó su diócesis en el verano de 2017, para trabajar como asesor en la institución financiera del Vaticano, la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica ( APSA) a fines de 2017. APSA es la oficina que administra las propiedades inmobiliarias y otras participaciones financieras del Vaticano. Como El Tribuno comenta sobre este movimiento papal: "Lo que fue aún más sorprendente fue el hecho de que el Papa Francisco creó una posición de alto rango para él [Zanchetta] en el Vaticano mismo". 

El portavoz del Vaticano Alessandro Gisotti le explicó a Nicole Winfield que Francis había nombrado Zanchetta porque tenía "una capacidad establecida para la gestión administrativa".En ese momento, en enero de este año, se decía que el actual obispo de Orán estaba recolectando pruebas y testimonios que debían ser enviados al Vaticano. Si se encuentran creíbles, estas investigaciones podrían llevar a una comisión especial ad hoc bajo la autoridad del Papa para examinar la supuesta mala conducta de Zanchetta.

El hecho de que el Vaticano esté enviando a otro obispo externo para investigar más a fondo el caso en Orán podría interpretarse como una señal de que la investigación inicial ha demostrado suficientemente que las acusaciones son probablemente ciertas y que el Vaticano se está acercando más a la celebración de un serio juicio canónico contra Gustavo Zanchetta.
(...)Como informó LifeSiteNews, la oficina del fiscal de la provincia de Salta, en Argentina, ahora también ha abierto investigaciones sobre dos acusaciones de abuso sexual contra Zanchetta, y los medios locales sugieren que se están preparando varios cargos más.

La gravedad de la mala conducta de Zanchetta apareció en un informe escrito por cinco sacerdotes que se filtró en febrero, según el cual Zanchetta violaba la privacidad de sus propios seminaristas. 

Por ejemplo, él “los vigilaba por la noche, pasaba por sus habitaciones a última hora con una linterna, o les pedía que le dieran masajes, o entraba en sus habitaciones a la hora en que se despertaban y se sentaba en sus camas, o les incitaba a beber alcohol, o mostraba preferencia por aquellos que eran más atractivos.

También fue obsesivamente omnipresente en la vida del seminario, creando una sensación de asfixia, todo esto de acuerdo con los comentarios hechos por los propios seminaristas ".

El caso de Zanchetta deja en claro que la reciente Cumbre sobre el Abuso Sexual de febrero en Roma debería haber abordado claramente el problema del abuso sexual de adultos vulnerables, como seminaristas y novicios, algo que no se hizo 

Una petición lanzada por Pro Ecclesia y LifeSiteNews solicitó que la protección de adultos vulnerables se colocara en la ley canónica. En ese momento, el cardenal Gerhard Müller apoyó esta petición en una entrevista italiana, señalando el "abuso cometido contra los seminaristas" que "no debe ser subestimado: es un pecado enorme, un crimen contra la dignidad de estos hombres, pero también contra los padres que confían a sus hijos al sacerdocio, al obispo, al seminario ". 

Un obispo que falla en este nivel" es un escándalo enorme ", agregó. “¿Podemos imaginar lo que Jesús habría hecho si uno de los apóstoles hubiera hecho esto con otros discípulos?

Comentarios

Echenique ha dicho que…
¿ Hace falta investigar lo que es patente, clamoroso ? El mayor responsable del caso Zanchetta es Bergoglio, por encubridor, al igual que en el caso McCarrick, y traérselo al vaticano para eludir la Justicia argentina, aplicándole la inmunidad vaticana, cobertura de delincuentes, empezando por Bergoglio, que debería estar en la cárcel y no en la cátedra de Pedro de okupa.