La izquierda y la iglesia bergogliana unen fuerzas


Es obvio que los marxistas en la Iglesia y en la cultura en general están uniendo fuerzas. Tomemos, por ejemplo, el tema del infanticidio. El gobernador demócrata de Virginia, Ralph Northam, dijo el año pasado durante una entrevista de radio que si un niño sobrevive a un aborto y está sobre la mesa, entonces se produciría una "discusión" sobre qué hacer con él.

Y luego, he aquí, resulta que hay algunas tribus amazónicas que todavía practican el horrible ritual de enterrar vivos a sus hijos cuando nacen con una discapacidad o incluso si son gemelos. Ahora, esto no sugiere que los líderes sinodales sean partidarios del infanticidio como lo es el gobernador de Virginia, sino que la infame práctica no fue lo suficientemente perturbadora como para que la Conferencia Episcopal de Brasil luchara contra ella. Algo así sucedió con los obispos de los Estados Unidos: su conferencia episcopal no parece lo suficientemente molesta por el aborto como para haberse levantado contra él.

Sobre el tema de la moral sexual, definitivamente hay una unión de fuerzas entre los marxistas en la Iglesia y los marxistas en la cultura. Bajo la falsa bandera de la tolerancia, la homosexualidad está ganando cada vez más aceptación en la Iglesia. Al igual que se introdujo en la cultura en general, primero fue la tolerancia, luego nos la hicieron tragar.

Cuando miras la lista de temas de la izquierda, parece una lista de temas de homilías en casi cualquier iglesia del país, inmigración, pena de muerte, control de armas, cambio climático, no importa. Y lo que es más que inquietante es que este es exactamente el mismo tipo de charla que escuchas continuamente en Roma.Roma, de hecho, parece haberse transformado en una sede izquierdista, el centro del mundo para propagarlo a los pueblos. Es casi como si la demócrata Ocasio-Cortez fuera la Secretaria de Estado del Vaticano.

Lo que significa esta unión de fuerzas es simple, la Iglesia ahora está siendo instrumentalizada y armada para convertirse en una máquina de relaciones públicas masiva para la política marxista y socialista.Los comentarios del Papa de que debemos obedecer a las Naciones Unidas, es solo otro ejemplo de las cosas que se dicen de tal manera que conducen a interpretaciones múltiples e incluso contradictorias. La confusión, que este Papa ha dicho que quiere, es un sello distintivo, tal vez incluso el sello distintivo de introducir el socialismo en una cultura determinada.

Por ejemplo, el ritual ahora anual de atacar a Cristóbal Colón, cuyos viajes fueron los instrumentos por los cuales la fe católica se introdujo en este hemisferio.Colón está demonizado por ser el colono original, un imperialista, etc.Sin embargo, ¿por qué lo que él hizo hace 500 años se considera tan malo y malvado, aunque civilizaciones indígenas enteras practicaran rutinariamente el sacrificio de niños, la esclavitud de las naciones que conquistaban? Las civilizaciones, anteriormente brutales, fueron finalmente cristianizadas por los esfuerzos del explorador.

Pero subyacente a todo, ese es el problema. No es que Colón abriera el camino para conquistar civilizaciones indígenas. De hecho, las civilizaciones indígenas que finalmente fueron conquistadas por los europeos habían pasado milenios conquistándose mutuamente.La diferencia es que cuando conquistaban otro territorio, la esclavitud y el sacrificio humano seguían en la lista. Cuando los europeos conquistaron, la Fe es lo que siguió.

Es por eso que la universidad (de EEUU) Notre Dame se inclinó, o mejor dicho, se abrazó, a la cultura comunista y cubrió la serie de murales de Cristóbal Colón que adornan el pasillo gigante del edificio principal.¿Cómo piensan estos socialistas que ha surgido el mundo? Docenas de civilizaciones han conquistado civilizaciones anteriores.

Puede que no sea loable la violencia y el asesinato, pero no hay civilización que no haya participado en ellos, y algunos mucho más que otros. Singularizar una civilización, la civilización occidental, que fue construida por la Iglesia Católica, por algún tipo de odio es tremendamente injusto.

Sin embargo, es la norma entre los socialistas, los marxistas, tanto fuera como dentro de la Iglesia.
A medida que las elecciones presidenciales de 2020 en EE. UU. se ponen en marcha lentamente, comience a buscar esta agenda compartida.

Los marxistas en la Iglesia y los de la cultura saben que la Iglesia Católica, incluso en su estado severamente penoso actual, es el obstáculo que queda para su objetivo de dominación mundial.

Están cerca, nunca han estado tan cerca, y unir sus fuerzas ha funcionado muy bien para ellos.
Tenemos que contraatacar.


Michael Voris

Comentarios

Cristina V. ha dicho que…
Mensaje del LIBRO DE LA VERDAD:


... A medida que el espíritu del maligno atrapa la humanidad, la Luz de Dios chocará con él de una manera que se pondrá de manifiesto mediante una serie de cosas.



Las tormentas aumentarán y los trastornos se sentirán en tantos países. Los disturbios serán vistos en naciones mientras el poder de los gobiernos quita la libertad a las personas sobre las que gobiernan. Entonces, las iglesias, incluyendo a todas las que aman a Dios, al Dios Uno y Trino, comenzarán a retirar sus servicios y cerrar sus puertas.



El número de iglesias que serán clausuradas, se verá, en todos los países occidentales. Pronto la marca del comunismo será vista por un signo especial que aparecerá en las iglesias que permanezcan abiertas, en los medios de comunicación, en prendas de vestir, en el cine y este signo será llevado con orgullo por aquellos en posiciones elevadas. Se verá como una insignia de honor y presumida por miembros de las jerarquías de todas las iglesias principales y denominaciones religiosas. Veréis este símbolo en lugares públicos; en altares, en aeropuertos y en las prendas que son usadas por los líderes de las iglesias.



Este signo, que no ha de ser confundido con la marca de la bestia, será para simbolizar la nueva Religión Única Mundial. Los responsables de esto ya no tendrán miedo de mostrar su signo, que es un símbolo de control y de lealtad a la bestia.



El día que el Sacrificio diario de las Misas sea interrumpido, en el formato establecido en el que debe ser ofrecido en Mi Santo Nombre, será el día en que este símbolo aparezca en los altares, y ante todos los tabernáculos en el mundo.



Orad, Mis amados seguidores, que encontraréis consuelo en aquellos Mis siervos sagrados que permanecen fieles a Mí, porque necesitaréis consuelo durante estas pruebas. Siempre voy a levantaros y llevaros. Nunca os abandonaré, pero no debéis nunca desviaros de Mis Enseñanzas, ni aceptar las prácticas paganas como un sustituto de la Verdad.



Vuestro Jesús



Leer más: https://www.elgranaviso-mensajes.com/news/a17-abr-2013-este-signo-no-debe-ser-confundido-con-la-marca-de-la-bestia-sera-para-simbolizar-la-nueva-religion-mundial/
Templario ha dicho que…
Bergoglio, dijo no ser de derechas a un periodista que le preguntó si era de izquierdas o de derechas. Si fuera papa legítimo no habría contestado semejante imbecilidad. Porque los papas ni son de derechas ni son de izquierdas, son de Cristo.
Al satélite de Bergoglio en España, el cardenal Osoro, le pasa igual, tiene mas amistad con los marxistas que con los católicos, y es que cada cual sintoniza con lo que lleva en el corazón.
El marxismo está condenado por la Iglesia, quien vote a un partido marxista o quien vote a un partido que infringe las leyes divinas se auto-excluye de la Iglesia.
Por sus frutos los conoceréis.
Non Nobis.
Anónimo ha dicho que…
Pues aplíquense el cuento con Vox algunos listillos que se creen católicos, puesto que dicen ser un partido patriótico pero no católico ya que admiten según ellos mismos defienden en su propaganda electoral todo tipo de uniones civiles. Duc in altum.