Cómo oír al Espíritu Santo




Cuando una persona vive imbuida por las cosas del mundo no oye la Voz de Mi Santo Espíritu porque la sofoca el mundo


Hijos Míos, que poco y que mal se conoce la acción de Mi Santo Espíritu en las almas y en la Iglesia. Yo, Jesús, os hablo.

Las personas que dan a conocer la labor de Mi Santo Espíritu Me llenan el Corazón de alegría, porque es poco conocido y además poco invocado. Por eso, hijos, que estéis instruidos en las cosas de vuestra fe es muy necesario, para que podáis catequizar adecuadamente a los que Yo os acerque en las circunstancias de la vida.


Hijos Míos, cada cual tenéis una misión, unos más grande, otros más pequeña, unos más vistosa otros más escondida, pero todos, todos tenéis una misión y todos Me sois necesarios, por eso tenéis que estar alerta a la Voz y a la acción de Mi Santo Espíritu que será quien os haga ver y entender lo que Yo, Jesús, os pido. Pero cuando una persona vive imbuida por las cosas del mundo, es difícil que pueda oír la Voz de Mi Santo Espíritu porque la sofocarán las cosas del mundo. Yo, Jesús, os hablo.

No os digo que os apartéis del mundo y que os vayáis a vivir a un desierto a orar; no, hijos, no; no todo el mundo tiene esa vocación, os digo que las cosas del mundo no os influyan de tal forma que venzan a las de Dios, por eso debéis estar instruidos en los puntos de vuestra fe, practicar los Sacramentos, orar asiduamente, y conocer las Escrituras; porque, hijos, Mi Santo Espíritu habla en todas estas cosas y si no practicáis ninguna de ellas, ¿cómo sabréis cual es la Voluntad de Dios? Yo, Jesús, os hablo.

Si un estudiante hiciera todo menos estudiar difícilmente conseguiría sacar los exámenes, así lo mismo vosotros que os conformáis muchos con sólo leer estos Mensajes y nada más, porque no todos los meditáis como sería Mi deseo.
page38image727197824page38image727198096

Hijos, es muy fugaz la vida para que la desperdiciéis, tratad de vivir en los Diez Mandamientos, tened moral, vergüenza de pecar y deseos santos que os eleven el alma a las cosas celestiales. Yo, Jesús, os hablo y os instruyo. Paz a todo aquel que leyendo este Mensaje lo cree y lo pone en práctica.



Blog: "A Dios lo que es de Dios"
SEPTIEMBRE 03, 2013

Comentarios

Ana ha dicho que…
Copio y pego mensaje referente a bergoflio.
Veo q continuamente subes mensajes de este blog....
Creo q con este es suficiente para descartarlos.
13 DE JULIO DE 2013
REZAD POR EL PAPA FRANCISCO Y NO DEJEIS DE HACERLO



Hijos Míos, Soy la Inmaculada Concepción quien os habla. Vengo a deciros que me agrada mucho ver como recibís mis mensajes que por medio de varios instrumentos en todas las partes del mundo os envío.

Como Madre Vuestra que Soy Mi mayor deseo es que seáis buenos y honrados en todos los aspectos y que practiquéis la caridad los unos con los otros, Yo, María Santísima, os hablo.

Vengo a pediros que recéis por el Santo Padre Francisco y que lo hagáis intensamente, porque el tendrá que superar muchos inconvenientes que se le van a presentar en su papado. Ofreced a Mi Corazón Inmaculado novenas y oraciones que Yo las pueda presentar al Padre Celestial a favor del Cabeza de la Iglesia Católica. La oración tiene un inmenso poder cuando se hace de corazón, con fe y amor, así que hijos, rezad por el Papa Francisco y no dejéis de hacerlo.

La Iglesia es como la Barca de Pedro que parecía hundirse en la tempestad de las aguas (Mt 8, 23-25), pero ellos, los Apóstoles, acudieron a Mi divino Hijo y salvó la situación, porque Mi Hijo siempre está dispuesto a ayudaros por difíciles que sean las circunstancias, ya que su poder no tiene límites. Yo, María, Vuestra Madre, os hablo.

Hoy día parece que la Iglesia que fundó mi Hijo se hunde, hay mucha confusión y errores, pero os vuelvo a repetir que la oración todo lo puede si es asidua y con fe, porque hijos, contrariedades siempre las ha habido y siempre la Iglesia Católica ha sido atacada, pero ahora es el peor de los tiempos porque Satanás tiene atrapados a muchos obispos y miembros de la Jerarquía que los tiene involucrados. El Papa tiene que ser protegido con vuestras oraciones, para que sepa dirigir adecuadamente la Barca de Pedro que es la Iglesia Católica. Yo, María Santísima, os hablo.

Almas pequeñas que aparentemente no significáis nada, vosotras que formáis un gran ejercito dentro de los fieles católicos, seguid constantes con vuestros rezos y ofrendas penitenciales, que Yo hago de todo ello armas valiosísimas contra el ejército de Satanás y los enemigos de Mi Hijo. Yo, María Santísima, os hablo y os lo pido. Paz a todo aquel que leyendo este mensaje lo pone en práctica.
Templario ha dicho que…
Mensaje en El Escorial-07-05-1.988-(V. Maria):
Mira, hija mía, cuando el Espíritu Santo viene sobre los Apóstoles a cada uno le otorga gracias especiales para poder llevar el Evangelio por todas las partes del mundo. Mira a Pedro; las gracias que le otorga para poder regir su Iglesia. A Juan como hijo y protector mío; y a María, hija mía, como Madre de la Iglesia, le da todo el ENTENDIMIENTO de lo que iba a suceder en La tierra.
Este momento es grave, hija mía, grave, muy grave para mi Iglesia. Besa el suelo, hija mía, en reparación de tantos pecados como se cometen en mi Iglesia. Dios sigue olvidado en las almas, hija mía.

Arrodillaos y rezad esta oración, hijos míos:
"Oh Padre celestial, arrodillados delante de vuestras divinas plantas imploramos que venga el Espíritu Santo sobre nosotros y nos otorgue los Dones que necesitamos para poder sobrevivir en la tierra... El Don de Sabiduría, el Don de Entendimiento, el Don de Fortaleza, el Don de Prudencia, el Don del Consejo, el Don de la Piedad, el Don..., hijos míos, ese Don es muy importante, el Don de la Humildad. También es importante el Don del Temor. El que no teme a Dios no entrará en el Reino del cielo.
Decidle, hijos míos a vuestro Padre Eterno, que venga el Espíritu Santo sobre vosotros y rija vuestras vidas y guíe vuestros pasos y sea vuestro Consolador en vuestras penas y aflicciones".

Seréis perseguidos, hijos míos. El ANTICRISTO con sus secuaces en la tierra está apartando a los de Cristo, que son los cristianos, de los suyos, para perseguirlos y castigarlos. Lo hace muy astutamente, hijos míos. Los hombres se dejan llevar por las palabras y las promesas, y sus ojos se deslumbran, hijos míos, ante tantas y tantas promesas como hacen y caen como gazapo en la trampa.
No os dejéis arrastrar, hijos míos. Seréis sellados por el Espíritu Santo. La tiniebla no puede dar nunca luz a la luz. La luz a la tiniebla es la que alumbrará, hijos míos. La tierra se ha convertido en desorden, en crimen, en odio. No olvidéis orar, hijos míos. Amaos unos a otros, y que se os conozca por la cruz, por el amor, por la humildad, por la unidad, como aquellos primeros cristianos que fueron perseguidos. Que no os deslumbren las palabras ni las promesas, hijos míos. Yo estaré con vosotros en todos los momentos de vuestra vida, hijos míos. Cuando en los últimos tiempos el enemigo quiera apoderarse de vuestras almas, este SELLO relucirá en vuestra frente y nada ni nadie podrá quitaros este sello, hijos míos. Sed humildes, muy humildes.
Mira, hija mía cómo vino el Espíritu Santo sobre los Apóstoles en el Cenáculo. (Pausa larga en la que Amparo se dobla para atrás hasta casi tocar con la cabeza en el suelo a impulso de clarisima luz).
Templario ha dicho que…
Ana, por favor danos la fuente de dicho mensaje para saber de donde procede. Gracias.