Suecia se queda sin dinero por la inmigración masiva



Suecia: los municipios reducen los servicios básicos para compensar el gran costo de acoger a los inmigrantes


Ocho de cada diez municipios en Suecia se verán obligados a recortar los fondos utilizados para financiar servicios públicos básicos para compensar el alto costo de acoger a un gran número de inmigrantes que dependen de las ayudas

La encuesta encontró que el 46 por ciento de los municipios informaron tener planes para reducir los servicios de discapacidad, mientras que la mitad dijo que se verían obligados a hacer recortes de gastos serios en la atención individual y familiar para ahorrar dinero, informa SVT Nyheter.

Göran Eriksson, el administrador de la ciudad para el municipio de Bengstfors, le dijo a SVT que su municipio no podría administrar los costos crecientes de los servicios sociales y los programas de bienestar sin la ayuda del gobierno federal.

(...)"Creo que hay dos razones. Hemos sido generosos y hemos recibido a muchos recién llegados, pero básicamente, también es un problema demográfico. Tenemos una población que envejece y el municipio se está reduciendo ”.

Para reducir los gastos, las organizaciones estatales responsables de la integración de los migrantes se fusionarán con aquellas centradas en el bienestar y el mercado laboral. Los fondos asignados para subsidiar la atención médica y preescolar de los estudiantes también se reducirán. El uso de la luz de la calle se reducirá en un 20 por ciento y la limpieza de nieve solo se hará cuando haya grandes cantidades en la carretera.

En agosto, Voice of Europe informó que los funcionarios de Bengstfors habían pedido ayuda financiera al gobierno federal porque el municipio enfrentaba una ruina financiera porque había recibido demasiados inmigrantes dependientes del bienestar.

Stig Bertilsson, un político local del Partido Moderado de centro derecha, explicó el problema a los periodistas de SVT, diciendo: “Los costos en los municipios que han recibido nuevas llegadas han continuado siendo considerables incluso cuando los ingresos del gobierno se han detenido. Esto crea un gran agujero negativo en la caja registradora municipal.

Por otra parte, en Alemania, la Agencia Federal de Policía Criminal (BKA) ha afirmado que los inmigrantes recién llegados están formando sus propias pandillas de clanes criminales.

Voice of Europe

Comentarios