Efecto dominó del: ¿Quién soy yo para juzgar?




Los eremitas excomulgados denuncian algunas de las consecuencias visibles  (incalculables son las que sólo conoceremos en el Juicio Final, sobre todo en los individuos con atracciones por el mismo sexo) de la frase más famosa de Francisco.

viii) Nunca en la historia ha habido un Papa así, que por sus acciones, palabras y enseñanzas, haya confundido a toda la Iglesia:

"El 19 de enero de 2015, mientras hablaba de una paternidad" responsable ", el Papa advirtió que los católicos no debían ser " como conejos ". El Papa habló sobre una mujer que él sabe que dijo que estaba embarazada de su octavo hijo después de tener los primeros siete por cesárea. Dijo que la había "reprendido", diciendo: "¿Pero quieres dejar a siete huérfanos? ¡Eso es tentar a Dios! "" Eso es una irresponsabilidad. [Esa mujer podría decir] 'no, porque confío en Dios'. Pero Dios te da métodos para ser responsable ", dijo.

"Los siguientes ejemplos mencionan el efecto que solo cinco de sus palabras causaron: "¿Quién soy yo para juzgar"? (comentario: a la pregunta de un periodista sobre un clérigo empleado por el mismo Bergoglio, mons. B. Ricca al que se descubrió en un acto sexual con un joven. Notemos que Fco tergiversa los hechos porque dice: "si alguien es gay y busca al Señor, y tienen buena voluntad" lo cual no se corresponde con este caso: el de un sodomita recalcitrante sin propósito de la enmienda).
Estamos citando solo un pequeño ejemplo de la confusión bien documentada causada.

En noviembre de 2013 el Chicago Tribune citó los comentarios del Papa Francisco sobre la homosexualidad como una de las razones por las cuales la legislatura de Illinois aprobó un proyecto de ley de "matrimonio" entre personas del mismo sexo. El presidente de la Cámara de Representantes, Michael Madigan, preguntó "Para aquellos que simplemente son homosexuales, que viven en una relación productiva muy armoniosa pero ilegal, ¿quién soy yo para juzgar que deberían ser ilegales?"
Enero de 2014. Según el obispo auxiliar de Malta, Charles J. Scicluna, quienes promueven un proyecto de ley en Malta que ampliaría la capacidad de adoptar a los homosexuales han citado el comentario del Papa Francisco: “Si una persona es homosexual y busca al Señor y tiene buena voluntad , ¿Quien soy yo para juzgar?"
Marzo de 2014. El Fiscal General de Kentucky y el demócrata católico Jack Conway informó a la revista Time que su decisión de no luchar contra el fallo de un juez federal de que Kentucky debe reconocer los "matrimonios" entre personas del mismo sexo de fuera del estado fue "moldeada en parte por declaraciones del Papa Francisco que alentaron apertura hacia los gays ", incluyendo" ¿Quién soy yo para juzgar? "

Junio de 2014. Los frailes del Santuario de San Antonio en Boston tuvieron un stand en el Festival del Orgullo Gay de Boston con una pancarta que decía "¿Quién soy yo para juzgar?" En letras del arcoíris.

Mayo de 2016. La parroquia de Sainte-Anne en Quebec, impulsada por la infame línea del Papa, reemplazó su "Fiesta de Fidelidad" anual para parejas casadas con una nueva "Fiesta de Amor", que se extendió para incluir parejas del mismo sexo y parejas de hecho.


http://www.trumpeteer.co.uk/the-hermits-blog/4594613512

Comentarios

Cristina V. ha dicho que…
Mensaje del LIBRO DE LA VERDAD:


Domingo 16 de noviembre de 2014


Satanás es el rey de la mentira, el maestro del engaño, y deambula por la Tierra libremente, devorando almas a cada segundo. Su poder es alimentado por el hecho de que la mayor parte de la gente no crree que él existe. Él se adueña de los corazones y las almas de muchos, y es así como él trabaja.



Él dice mentiras a los que él infesta, para animarlos a pecar. Él quiere convencer al alma de que el pecado es inofensivo y que es aceptable cometer todo pecado, lo cual está especialmente asociado con él. Estos pecados incluyen la justificación de todo acto malvado de la carne incluyendo la promiscuidad sexual, la inmoralidad, el desenfreno y la decadencia. Cuando el cuerpo humano es usado como vehículo para cometer este tipo de actos, que son avergonzantes a los ojos de Dios, sabréis que esto es una señal de la influencia satánica.



Cuando el demonio ejerce influencia en las almas de los que están a cargo de la dirección espiritual de las almas, en Mi iglesia, para inducir a la aceptación del pecado, lo hace de un modo muy astuto. Vosotros seréis amonestados por juzgar al pecador, pero ni una sola palabra se va a pronuniciar para condenar el pecado, a los ojos de Dios.



.. Vosotros tenéis solo una opción. Leed la Sagrada Biblia y recordad la Verdad. Está allí para que leáis en palabras claras. Si aceptáis la Verdad contenida en el Libro Sagrado de Mi Padre, y creéis que Él dictó a Moisés Sus Diez Mandamientos, entonces nunca debéis aceptar ninguna otra doctrina.



Dios nunca dictaría ninguna otra doctrina, porque Él dió Su Palabra al mundo. Nada dentro de ella puede ser cambiado. La persona que se atreva a cambiarla para adaptarse a la vida de los pecadores, será culpable de un terrible pecado y sufrirá por esta ofensa al Espíritu Santo.



Vuestro Jesús



Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a016-nov-2014-dios-nunca-dictaria-ninguna-otra-doctrina-porque-el-dio-su-palabra-al-mundo/
Alejandros ha dicho que…
Quien se deje aconsejar por Bergoglio, terminará condenándose como él.
Los católicos debemos obedecer a Jesucristo y la doctrina de la Iglesia, que está escrita para que nadie nos engañe.
Hechos 20,29-30 Yo sé que después de mi partida, vendrán a vosotros lobos rapaces que no perdonarán al rebaño, y que de entre vosotros mismos se levantarán hombres que enseñen doctrinas perversas, para arrastrar a los discípulos en su seguimiento.
(S. Marcos 13,22) se levantarán falsos cristos y falsos profetas, y harán señales y prodigios, para engañar, si fuese posible, aun a los escogidos. (Consagrados).
Hechos 5,32: El Espíritu Santo lo da Dios solo a los que le obedecen. (Pidamos el don del Discernimiento).
No nos salvaremos solo por creer en Dios, porque los demonios también creen y sin embargo están condenados. Nos salvaremos por cumplir los Mandamientos Divinos, por obedecer a Dios. No todo el que diga creo en Dios, entrará en el reino de los cielos, sino el que haga la voluntad de Mi Padre S. Mateo 7,21, que es cumplir con sus mandamientos 1ª S. Juan 1,3 y 5,3.
Romanos 13,10: Amar es cumplir los Mandamientos.
Hechos 5,29: hay que obedecer a Dios antes que a los hombres.
Non Nobis.