Un sacerdote falsamente acusado no es noticia




El 3 de diciembre, Associated Press (AP) publicó un artículo sobre un sacerdote de Tulsa al que se le permitió regresar a su ministerio después de que una investigación interna descubriera que una denuncia de abuso sexual en su contra no tenía fundamento.

Muchos de esos medios de comunicación y grupos de vigilancia que inicialmente informaron sobre las acusaciones no han informado sobre su exoneración.

El padre Joe Townsend, de la Diócesis de Tulsa y el este de Oklahoma, fue puesto en licencia administrativa en julio después de que se alegara que actuó incorrectamente cuando era pastor asociado en la Iglesia Católica San Pío X de 1988 a 1991.

Negó la acusación de conducta sexual inapropiada y nunca se presentaron cargos penales. Ahora la diócesis lo ha exculpado por completo.

Ha pasado una semana desde que se publicó la historia de AP, y entre los medios de comunicación que informaron la acusación, pero no la exoneración, están KOCO (la filial de ABC en Oklahoma City) y KFSM (la filial de CBS en Springdale, Arkansas).

Aún más inquietante ha sido la reacción de BishopAccountability, un sitio web católica de vigilancia que monitorea a los sacerdotes acusados ​​de conducta sexual inapropiada.

En agosto, BishopAccountability publicó cuatro artículos diferentes en su "Abuse Tracker" sobre el p. Townsend. En octubre, dijo que la investigación estaba en curso. Pero no ha habido ninguna publicación acerca de que sea despejado por una investigación interna.

El público se ha vuelto cada vez más escéptico sobre los medios de comunicación, y como recientemente supimos de una encuesta de NBC hecha a católicos que trabajan para la Iglesia, no confían en los informes sobre el abuso sexual del clero. Historias como esta son las razones.

Muchos en los medios confían en BishopAccountability como fuente de información. Pero no es fiable.

No solo el p. Townsend, que ha sido tratado injustamente por este grupo de vigilancia, rutinariamente ha manchado a los sacerdotes que han sido exonerados por no publicar el resultado final.

Hoy hay una historia de AP sobre sacerdotes que se sienten asediados. Añadamos al p. Townsend a esa lista.

Se necesita agallas en nuestra sociedad hoy, para defender los derechos de los sacerdotes acusados. Desafortunadamente, pocos están a la altura de la tarea, incluidos los de los círculos católicos.


en.news

Comentarios