En el Nuevo Paraíso habrá doce naciones, pero sólo un lenguaje



(...) Este Nuevo Paraíso está aguardando y se convertirá en el hogar de miles de millones de almas, incluyendo a aquellos quienes aguardan en el estado de Purgatorio y en el Cielo. Uniré a todos aquellos cuyos corazones estén abiertos al Mandato de Dios, quienes sentirán el Amor de Mi Misericordia.

Por favor no temáis este Día, ya que os traerá gran felicidad, paz y gozo. Mi Reino os sorprenderá, debido a su asombrosa belleza. Muchos de vosotros teméis Mis Mensajes porque creéis que la Segunda Venida significa muerte - el fin. Pero esa sería una suposición incorrecta.

Aquellos de vosotros que venís a Mí por voluntad propia, sin ningunas condiciones, con humildad y amor, no experimentaréis el dolor de la muerte física. En cambio, os encontraréis, en un abrir y cerrar de ojos, en vuestro nuevo entorno. Esto os impactará al principio y miraréis a vuestro alrededor rápidamente para encontrar a vuestros seres queridos. Salvaré a tantas almas que vosotros estaréis con vuestras familias, incluyendo aquellos a quienes amáis, que ya están Conmigo en el Cielo y aquellos que liberaré de los fuegos del Purgatorio.

Gran regocijo tendrá lugar en todas partes. Esto durará 100 días. Mi Nuevo Paraíso tendrá solamente una religión, la Nueva Jerusalén, donde seré adorado, diariamente. Todos estarán en unión con la Santa Voluntad de Mi Padre. Habrá doce naciones, pero solo un lenguaje, ya que no permitiré la división.

Nombraré a los líderes y en cada nación no habrá ninguna escasez de comida, agua, hogares o vida. No habrá ninguna muerte, porque le daré a todos aquellos que entren, Vida Eterna. Todas las naciones trabajarán juntas para difundir la Palabra de Dios y la felicidad, la cual es imposible de obtener en la Tierra hoy, será uno de los mayores dones que os presentaré. Se os amará muchísimo y vosotros me amaréis, tal como Yo os amo.

Muchos de vosotros os reuniréis con generaciones de vuestras familias, yendo siglos atrás. Las generaciones continuarán y así veréis a vuestros hijos e hijas casarse y dar/parir hijos perfectos de Dios - cada uno bendecido con grandes Gracias. Ahí habrá designada una Cabeza de Mi Iglesia y su nombre es Pedro, ya que prometí que él formaría Mi Iglesia en la Tierra. Y así, en el Nuevo Paraíso él encabezará Mi Iglesia.

Oh, si solo pudiera mostraros lo que les está por venir, lloraríais lágrimas de alegría y os abriríais paso luchando a las Puertas. Así que por favor, todos vosotros, ignorad los intentos que os detienen en vuestra búsqueda por la Vida Eterna. Ignorad a aquellos que os dicen que Yo no existo. No deis crédito a aquellos que usan Mi Santa Palabra para convenceros de que Yo no os hablo ahora a través de estos Mensajes.

Debéis luchar para que a todos vosotros os sea dada esta gloriosa herencia, ya que ningún hombre tiene el derecho de negar a otro esta gran herencia, la que  pertenece a todos y cada uno, sin importar cuán ennegrecida su alma pueda estar. Os estoy dando las herramientas para traerme almas, en todas partes, para que juntos podamos destruir la obra de Satanás y avanzar rápidamente hacia el Nuevo Mundo.

Mi paz esté con vosotros.
Vuestro Jesús


Leer más: https://www.elgranaviso-mensajes.com/news/a30-ago-2013-gran-regocijo-tendra-lugar-en-todas-partes-esto-durara-100-dias/

Comentarios

Cristina V. ha dicho que…
Mensaje del LIBRO DE LA VERDAD revelado a MDM:


Martes 26 de junio de 2012



Mi muy querida bienamada hija, el Nuevo Paraíso ha sido ahora terminado en toda su gloria, preparado para todos los hijos de Dios en la Tierra.

Será presentado, en toda su gloria, así como el Paraíso creado por Mi Padre Eterno para Sus hijos en el principio.

Cómo cantan y se regocijan los ángeles ya que el momento de dar a conocer este gran esplendor a un mundo incrédulo está muy cercano.

Será presentado por Mí cuando la Nueva Jerusalén descienda sobre la Tierra al toque de Mi Segunda Venida.

A ti, hija Mía, te será dicho que anuncies esto justo antes de que Yo me dé a conocer.

Solo aquellos que me acepten como el Mesías serán capaces de entrar por sus magníficas puertas.

Toda Llamada del Cielo será hecha para alcanzar a todos aquellos que todavía rechazarán Mi Gran Regalo, hasta la última de todas las trompetas.

Luego será ya demasiado tarde para aquellas pobres almas. Estarán fuera de toda ayuda después de eso, ya que Mi Misericordia habrá sido tirada de vuelta a Mi Rostro en un rotundo rechazo.

Todo lo que importa ahora es advertir a todos aquellos que están en peligro de perder sus almas a Satanás.

Reunirlos a ellos, Mis seguidores. Persuadirlos suavemente hacia Mi rebaño. Nunca renunciéis a vuestras oraciones para rescatarlos.

¡Oh!, Mis bienamados seguidores, si vosotros pudierais ver el Nuevo Paraíso cuando el Cielo y la Tierra se fundan como uno solo, caeríais de rodillas y lloraríais de alegría y alivio.

Para aquellos de vosotros atemorizados por los Tiempos del Fin, cuando la Tierra como la conocéis cambiará, entonces debéis permitirme aliviar vuestras preocupaciones.

Llevaréis a vuestra familia con vosotros y todos os regocijaréis en puro amor y armonía absolutos.

Vosotros estaréis hechos de un cuerpo puro, incorruptible, libre de enfermedad, muerte física y envejecimiento.

Todos vosotros tendréis vuestra propia morada con césped, árboles, montañas, ríos, arroyos y flores rodeándolos en toda su gloriosa belleza.

Los animales serán mansos y vivirán en paz y en armonía con todos los hijos de Dios.

Vosotros veréis a vuestros hijos casarse, tener hijos y el milagro de las familias, resucitadas de la muerte, será presenciado por todos.

Esta resurrección será como ninguna otra alegría imaginable.

Vosotros seréis reunidos con vuestros seres queridos que fallecieron en esta vida y se fueron al Cielo.

Tendréis naciones, doce en total, todas simbolizadas por las doce estrellas en la corona sobre la Inmaculada cabeza de Mi Madre, todas las cuales serán gobernadas por Mí con Mis Apóstoles y Profetas.

Este es Mi Reino, prometido por Mi Padre desde que Él creó el Paraíso en la Tierra. Cualquiera que lo rechace perecerá.

Rezad para que todos los hijos de Dios tengan la pureza de alma para hacerlos capaces de venir a casa, al Reino de Mi Padre en la Tierra, como era en un principio, ahora y siempre, será un mundo sin fin, por los siglos de los siglos.



Vuestro Jesús

/
manuel molero ha dicho que…
Dedicado a Cristina una mujer sabia
El hombre sabio
Se cuenta que en el siglo pasado, un turista americano fue a la ciudad de El Cairo (Egipto), con la finalidad de visitar a un prestigioso erudito. Una vez allí, el joven trotamundos se sorprendió al ver que el afamado sabio vivía en una sencilla habitación, repleta de libros. Las únicas piezas de mobiliario con las que contaba para su comodidad eran una cama, una mesa y un banco. – ¿Dónde están sus muebles? –preguntó sorprendido el visitante. A lo que el juicioso anciano respondió: – ¿Y dónde están los suyos…? – ¿Los míos? – se sorprendió el turista – ¡Pero si estoy aquí solamente de paso! – Yo también… – concluyó el sabio.
La vida en la Tierra es temporal, sin embargo, en ocasiones, nos olvidamos de ello y vivimos como si fuésemos a quedarnos aquí eternamente, sin acordarnos de que hemos de pasar un examen final en el que el Hijo del Hombre nos preguntará si cuando tuvo hambre le dimos de comer; si cuando tuvo sed le dimos de beber; si cuando era forastero lo acogimos ; si cuando estaba desnudo, lo vestimos; si cuando yacía enfermo lo atendimos; si en la cárcel acudimos a visitarlo... (Mt 25, 35-36). Tengamos muy presente que eso es lo único importante, pues es por lo que se nos va a juzgar. El resto es inútil, de breve caducidad. Todo pasa, sólo el bien permanece para siempre.