Fco: recibamos los dones de los ¿herejes y cismáticos?

María Ferraz

Vuelve el hombre a empujar incansablemente -como si le fuera la vida en ello-, la inmigración musulmana a Europa quejándose de que les cierran los puertos, y a ningunear a los católicos diciendo:
 "(...) nos hará a todos, a todos los cristianos – protestantes, ortodoxos, católicos", o sea poniendo al final de la cola a los que profesan la verdadera fe, o declarando: "conocer su experiencia de fe (de protestantes y ortodoxos), para vernos enriquecidos por ese don espiritual”.

No dudamos de que haya protestantes que amen sinceramente al Señor aunque aún no hayan llegado a la verdadera fe católica, pero: ¿nos enriquece acaso un protestante que no puede comulgar porque no cree en la Presencia Real de Cristo en la Eucaristía, que no puede confesase porque no tiene el Sacramento de la Confesión, que no se puede confirmar ni recibir la Unción de Enfermos? ¿Un protestante que no le reza a la Virgen (ni a los santos), porque la desprecia en no pocos casos, ni a las almas de sus difuntos y por tanto no las puede ayudar a salir del Purgatorio? ¿Un protestante que interpreta libremente la Biblia con los errores que ello conlleva y que acepta, en muchas ocasiones, el divorcio y la anticoncepción, es decir que comete alegremente pecados graves? 
Pues vaya enriquecimiento el que nos recomienda el Sr Bergoglio. Aquel que implica privarse de las gracias que estableció Cristo para nuestra salvación.


Además Bergoglio insta sin cesar a los católicos al "diálogo y la escucha" de los  no católicos (curiosamente no viceversa), lo que conlleva poner al mismo nivel al que habla y actúa conforme a la Verdad y a quien lo hace conforme a la mentira que condena al Infierno. Además Cristo nos mandó a predicar ("Id y predicad") no a escuchar, porque si escuchamos la falsedad nos podemos contaminar a la vez que reafirmamos al otro en su pecado.

Las palabras usadas astutamente por un Fco que en lugar de ejercer de Vicecristo actúa como un vice-satanás, provocan efectos que confunden a los católicos, y los lleva al indiferentismo religioso, o sea a la pérdida de la fe sin la cual es imposible salvarse. 

Extracto de la Audiencia:

La hospitalidad es una importante virtud ecuménica

El Pontífice remarcó que la hospitalidad “es una importante virtud ecuménica”, y requiere “la voluntad de escuchar a otros". Además implica “el deseo de conocer la experiencia que otros cristianos tienen de Dios y la espera de recibir los dones espirituales que (se) derivan”. Descubrir esto – aseguró– es una gracia. Por eso llamó a "estar disponibles y abiertos, con el deseo de conocer su experiencia de fe, para vernos enriquecidos por ese don espiritual”. 
Trabajar juntos por los más vulnerables nos acercará a la unidad


Una virtud ecuménica: esa “humanidad poco común” de la que habla san Pablo

Haciendo presente que también hoy el mar en que naufragó Pablo y sus compañeros de viaje es un lugar “peligroso para la vida de otros navegantes”, de hombres y mujeres de todo el mundo “que afrontan viajes riesgosos” para escapar de la violencia, de la guerra, de la pobreza, y que, a diferencia de los malteses, muchas veces “no los dejan desembarcar en los puertos”, siendo, además, “explotados por traficantes criminales”, “tratados como números” y vistos como “una amenaza” por algunos gobernantes, el Pontífice exhortó a “trabajar juntos”, como cristianos “para mostrar a los migrantes el amor de Dios revelado por Jesucristo”.

(...)

Y porque "las divisiones que aún existen entre nosotros nos impiden ser plenamente el signo del amor de Dios", "trabajar juntos para vivir la hospitalidad ecuménica y en modo especial hacia aquellos cuyas vidas son más vulnerables, nos hará a todos, a todos los cristianos – protestantes , ortodoxos, católicos, a todos los cristianos - mejores seres humanos, mejores discípulos y un pueblo cristiano más unido":

Comentarios

Cristina V. ha dicho que…
Mensaje del LIBRO DE LA VERDAD:


Viernes 04 de Abril de 2014


Las profecías no le son reveladas al hombre, por Dios, para crear sensacionalismo. Ellas son dadas para preparar a la humanidad para su futuro en Mi Reino, y que así ellos puedan ser prevenidos de los peligros potenciales de sus almas. Cada Intervención por las Órdenes de Mi Padre, en vuestras vidas, es para vuestro bien y el de las otras almas.

Mis Profecías, dadas a ti, hija Mía, han propiamente comenzado. Los impostores han tomado control desde el interior y ellos continuarán engañando al mundo a que crea que una nueva doctrina – donde se han hecho cambios a la Santa Doctrina existente, dejada por Dios – puede ser modificada para que se acomode a las vidas de todos los hombres y de todas las religiones. Cuidado con la Palabra “ecuménica” o cualquier intento de tomar Mi Iglesia en la Tierra y desposeerla de su Divinidad.

Aquel que manipule indebidamente la Liturgia no es un auténtico siervo Mío y, sin embargo, eso es exactamente lo que pasará. ¿Y qué harán Mis siervos consagrados? Ellos inclinarán sus cabezas, levantarán sus brazos en gloriosa oración hacia la nueva falsa doctrina y negarán Todo lo que Yo le he dado al mundo. Su amor por las cosas terrenales, su deseo de ser admirados y sus elevadas ambiciones los desposeerán de sus votos. Ellos se volverán traidores y me volverán la espalda. Ellos guiarán a millones de Católicos a un grave error, y Mis Iglesias perderán su Santidad. Poco después, mientras el núcleo de Mi Iglesia es profanado, ellos unirán todas las otras creencias Cristianas, y concebirán nuevas sectas ecuménicas, las cuales les llevarán a la declaración pública, que negará la existencia del Infierno. Luego, trabajando al revés, en la dirección exactamente opuesta a la Verdad, a todos los creyentes les será dicho que el pecado está en los ojos de quien así lo ve y que, a causa del pecado original, es imposible evitarlo. Por lo tanto, se os dirá, que no es algo de lo que debéis preocuparos. El pecado mismo, será redefinido. Una vez que ocurra, todo sentido de moralidad, morirá. Cuando la moral ya no se considere más ser importante, entonces el pecado se desatará. El pecado se esparcirá, aumentará, hasta que la sociedad se desmorone y para aquellos que aún permanecerán fieles a Mi Iglesia – la Verdadera Iglesia – será un espectáculo de horror el que presenciarán.

La gente presumirá de pecar, abiertamente alardearán de su falta de moralidad y la nueva religión mundial dictará que el pecado nunca te bloqueará ni te dañará a los Ojos de Dios. El dios al que se refieren es Satanás, pero esto no os lo dirán nunca. Para mofarse de Mí, ellos se presentarán a vosotros con el Anticristo, quien será entusiasmadamente recibido, ya que será aplaudido por el Falso Profeta e idolatrado por él. El Anticristo hará todo lo que contradiga Mis Enseñanzas, pero lo hará con carisma y encanto. Millones le adorarán. Él será todo lo que Yo no soy. Él engañará a tantos, que será fácil para él liderar a los hijos de Dios a la herejía y a la terrible desolación.

Yo os Estoy preparando a todos vosotros para este día. Es muy difícil para muchos de vosotros escuchar estas noticias, pero son la Verdad. La Verdad liberará vuestras almas de la muerte. Combatid la Verdad, y nada bueno saldrá de esto, sólo desesperación. Impedid a otros permanecer fieles a Mi Iglesia – alentándoles a seguir la herejía, la cual está a punto de ser infligida al mundo por Mi Iglesia desde dentro – y vosotros seréis arrojados a los leones. Aquellos que destruyan las almas de los demás, a la fuerza, se enfrentan al mayor castigo de Mi Mano.

Aceptad la Verdad y prepararos a vosotros mismos. Seguidme y Yo os guiaré en seguridad a Mi Reino. Seguid a la bestia y él os guiará, y a aquellos que llevéis con vosotros, a los fuegos del Infierno por la eternidad.

Vuestro Jesús



Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a4-abr-2014-ellos-guiaran-a-millones-de-catolicos-a-un-grave-error-y-mis-iglesias-perderan-su-santidad/