Las críticas a Fco proceden del espíritu del mal


La Conferencia Anticatólica de Religiosos de Brasil se quejó en una declaración del 15 de enero: "Nuestro querido Papa Francisco" ha sido "atacado, calumniado, malinterpretado y llamado hereje".

La declaración está firmada por la presidenta de la Conferencia, Sor Maria Inês Vieira Ribeiro, que lamenta que cardenales, obispos y fieles "que se llaman a sí mismos guardianes de la sana doctrina" hayan pedido la dimisión de Francisco.

La hermana observa todo esto "con perplejidad" y concluye que "este odio y rencor son los frutos del espíritu del mal".

Ella ve en esto "la tentación del desierto de la indiferencia, del egocentrismo y de la mundanidad religiosa" que busca en todo sentido derrotar al elegido para el "servicio de animación y gobierno" de la Iglesia.

Según Ribeiro, los opositores a Francisco quieren mantener a la Iglesia "aislada y encerrada en una estéril auto-referencia".

Después de su arenga concluye que la Iglesia es "una madre" y "como toda buena madre, sale de sí misma para abrazar a todos sus hijos e hijas". 

Aparentemente, esto no se aplica a los que son golpeados por el Ribeiro.

La hermana asegura a Francisco "nuestra obediencia incondicional".


en.news

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
La "obediencia incondicional" debe ser a la Santísima Trinidad conforme al único modelo de Jesús.