Malas confesiones y confesores: Instrumentos de perdición

Mensaje al sacerdote Ottavio Michelini

Yo, el Juez infinitamente justo, juzgo a cada hombre con justicia. Ser juez quiere decir absolver o condenar con justicia las culpas de quien ha pecado. Todo sacerdote debe ser juez recto, justo e imparcial. Este poder no es de ellos sino de Mí, Eterno Juez. Muchísimos ejercitan este poder como si fuese de ellos; administran este poder sobrenatural con una facilonería e inconsciencia que hace estremecer a quien tiene un poquito de sensibilidad espiritual. Se ayuda a los penitentes a encontrar todas las justificaciones posibles a sus pecados, concluyendo que la misericordia de Dios es grande.(...)

*********

RECUERDA: (Para una correcta confesión)
- Examen de conciencia (Pide al Espíritu Santo luz para saber todos lo pecados que has cometido desde la última confesión bien hecha - pecados mortales, veniales-. Repasa detenidamente los 10 Mandamientos, los 5 de la Santa Madre Iglesia, los pecados capitales y tus obligaciones en función a tu vocación de estado) - Dolor de los pecados (Haz de pedir ese dolor por haber ofendido a un Dios tan bueno. El arrepentimiento ha de ir acompañado de dolor por las ofensas) - Decir todos los pecados al confesor (No dejes de confesar al sacerdote por vergüenza, sería sacrilegío dejar un pecado a sabiendas que lo haces) - Propósito de enmienda (Proponte seriamente no volver a pecar) - Cumplir la penitencia (Cumplir con la penitencia que te ponga el confesor) Si no estás bien instruido en la Fe Católica, antes procura recibir consejo y formación de un santo sacerdote, que él te vaya orientando ¡Es muy importante! Nunca hagas las cosas por hacerlas o por sentimentalismo. Ten a Dios como tu Padre al que nunca por nada del mundo ofencerías y maltratarías. ¡Qué instructivos y edificantes son los ejemplos de todas aquellas personas que valientemente difunden su ejemplo a los demás para instruirlos en el bien y alcanzar la santidad! Dios nos da oportunidades de cambio pero ten cuidado porque no sabes cuando va a ser la última que Dios te de.

Comentarios

Templario ha dicho que…
Todo esto pasa porque NO hay verdadera formación religiosa. Si se tratara de aprobar un examen para conseguir un puesto de trabajo o cualquier otro tema, entonces sí que se esforzarían por dar la talla. Pero como a la inmensa mayoría lo único que les interesa es don dinero, para tener lo que se les antoje y vivir plácidamente sin tener que estar preocupados por el futuro inmediato, pues a vivir que son tres dias. A todos ellos no les preocupa la salvación de sus almas. Pero ya lo dice en S. Lucas 12,16:
Entonces les contó esta parábola:
16—El terreno de un hombre rico le produjo una buena cosecha. 17 Así que se puso a pensar: “¿Qué voy a hacer? No tengo dónde almacenar mi cosecha”. 18 Por fin dijo: “Ya sé lo que voy a hacer: derribaré mis graneros y construiré otros más grandes, donde pueda almacenar todo mi grano y mis bienes. 19 Y diré: Alma mía, ya tienes bastantes cosas buenas guardadas para muchos años. Descansa, come, bebe y goza de la vida”. 20 Pero Dios le dijo: “¡Necio! Esta misma noche te van a reclamar la vida. ¿Y quién se quedará con lo que has acumulado?”
21 »Así le sucede al que acumula riquezas para sí mismo, en vez de ser rico delante de Dios».