Fco levanta la prohibición de JPII de los viri probati de Chiapas



(imagen): Los "Viri probati" casados de Chiapas: la consagración de los diáconos permanentes con sus esposas

(Roma) Bajo el pontificado del Papa Francisco se pueden observar dos fenómenos, uno de los cuales es nuevo. No es nuevo que un Papa hable y el mundo no lo escuche. Lo que es nuevo es que un Papa diga algo, pero los seguidores reales o supuestos entiendan algo muy diferente. En otras palabras, cuando el Papa no dice algo, "pero todos lo entienden".

Mucho se ha desconcertado sobre el estilo de comunicación de Francisco. Cuando Francisco dice que no, podría significar que sí. Un ejemplo particular de esta dialéctica papal fue a mediados de noviembre de 2015 en la Christuskirche der Lutheraner de Roma, cuando respondió a la pregunta de una mujer luterana alemana sobre si podía recibir la comunión con su marido católico. El Papa respondió No - SÍ - Sí. 27 meses después, en base a esta respuesta papal, la mayoría de la Conferencia Episcopal Alemana presentó un folleto a la Conferencia Episcopal Alemana, permitiendo la recepción de la comunión por parte de las esposas luteranas de los católicos. Después de una falsa batalla en Roma, en la que Francisco sometió Ladaria a la inmovilidad, la nueva práctica entró en vigor en julio de 2018 en varias diócesis alemanas.

Dos años después de su encuentro con los luteranos romanos, Francisco comentó sobre la eutanasia en noviembre de 2017. Los medios seculares informaron un mensaje completamente diferente al que se encontró en su discurso. El diario comunista de Italia se alegró. Katholisches.info escribió en su momento:

"¿Se repite un espectáculo habitual? El hecho es que el Papa no dijo en su discurso lo que los medios de comunicación informaron. Pero quizá no lo dijo en serio. En otras palabras: ¿Fue el Papa incomprendido por los creadores de opinión? ¿Está enviando señales tan ambiguas que no se le entiende? ¿O es que quiere ser malinterpretado? Entonces, ¿lo que escriben los diarios de hoy corresponde realmente al pensamiento del Papa, sin importar lo que esté escrito en su mensaje? ¿Es otra vez una fórmula mágica de comunicación: "Lo que el Papa no dice y sin embargo todo el mundo entiende"?

Parece que también hay un problema de comunicación con QAmazonia, cuando uno lee el documento pero escucha al teólogo pastoral Paul Zulehner hablar sobre el documento. Lo mismo ocurre, en Austria, con el obispo de Linz, Mons. Manfred Scheuer, que desde hace cinco años brilla  por su ausencia (en su diócesis), pero que se da a conocer con notable diligencia para abolir del celibato sacerdotal y que promueve a los pseudofuncionarios litúrgicos que llevan algo parecido a una estola.


Lo mismo ocurre, para dar un salto a Honduras, con Monseñor José Antonio Canales, Obispo de Danlí, que fue entrevistado por la emisora colombiana Blu Radio. El obispo Canales está convencido de que con la carta post-sinodal Querida Amazonia, el Papa Francisco no cerró todas las puertas a los sacerdotes casados ni quiso cerrarlas.



Monseñor manifestó que la no inclusión de la propuesta en el documento final no significa que se haya cerrado la puerta al celibato opcional para los sacerdotes.
“Pienso que no. La Iglesia camina, tiene 2000 años y no sabemos cuál pueda ser la iluminación del Espíritu Santo hoy o mañana. Esto de cerrar, dudo que así sea. La Iglesia vive del momento”, puntualizó.

Esta posición, no ahora, sino quizás mañana, que hace que el celibato sacerdotal parezca un juguete, no sólo se ha oído de boca del Obispo hondureño en los últimos días. Pero qué joven que sienta una vocación y vacila a causa del celibato, tomará sobre sí este tema que le resulta difícil cuando se da cuenta de que incluso los pastores no parecen saber para qué sirve el celibato. Nada parece más contrario a la fe que una norma puramente formalista según el lema: Es como es ahora y debe ser observada. Mañana puede ser muy diferente y entonces no es necesario observarla. Eso sería un ejemplo de obediencia ciega.

Unos días antes del comienzo del Sínodo Amazónico, se estableció una organización paralela a la Red Eclesial Pan-Amazónica (REPAM) en octubre pasado. A la Red de Iglesias Amazónicas del Cardenal Hummes y el Obispo Kräutler se le unió una Red de Iglesias Ecológicas Mesoamericanas.

También en este caso es una institución altamente oficial, como lo demuestra el anuncio del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM). Como el propósito de la fundación dice en la página de Internet del CELAM

"REEMAM" se convertirá en un instrumento relevante en áreas como la búsqueda de la justicia y la legalidad, en el marco de la promoción y protección de los derechos humanos, por lo que se fomentará la cooperación entre las iglesias y las instituciones públicas a diferentes niveles. Es necesario trabajar en la cooperación para promover un desarrollo económico inclusivo y equitativo, así como la conciencia del uso responsable y solidario de los recursos naturales, preservando al mismo tiempo las culturas y los modos de vida tradicionales de los pueblos que conforman la región".

Mientras que los vástagos de la REPAM se formaron en la cuenca del Amazonas en vista del Sínodo del Amazonas, los vástagos de la REEMAM se están formando en todos los estados de América Central. El 10 de enero se constituyó la REEMAM-Panamá, según lo anunciado por Monseñor José Domingo Ulloa Mendieta, arzobispo de Panamá, y el sacerdote Patricio Sarlat Flórez, secretario general de la REEMAM, en una conferencia de prensa. La constitución fue precedida por el correspondiente curso establecido por la Conferencia Episcopal.

El paralelismo con el REPAM es motivo de preocupación. La REPAM, fundada en el otoño de 2014, fue desde el principio sólo una fachada para la realización de objetivos que aún no se atrevían a expresar abiertamente. Esto sólo se produjo en cuanto se organizó todo para el Sínodo de la Amazonia, incluida la composición exacta de los participantes en el sínodo. La REPAM fue financiada  con dinero de la Conferencia Episcopal Alemana. Se trataba de la impresión de que la idea y las propuestas del Sínodo de la Amazonia venían de la Amazonia y de los indios de allí: sobre todo la creación de un sacerdocio de casados la admisión de las mujeres al Sacramento del Orden. 


¿Fue fundada REEMAM con la misma intención que la "Vía Sinodal" en la República Federal de Alemania, para introducir las innovaciones del Amazonas también en América Central? No se sabe si la puerta que Francisco acaba de cerrar en el Amazonas no sólo atrapó a REPAM sino también a REEMAM con el pie izquierdo, o si lo que se cerró en el Amazonas va a ser reabierto en América Central.

Pero quien crea que con el silencio de Francisco en Querida Amazonia la cuestión del celibato sacerdotal y de los sacerdotes casados está fuera de la mesa podría equivocarse.

En la carta post-sinodal, Francis hace una declaración sobre los diáconos permanentes en el párrafo 92:

"Se necesitan sacerdotes, pero esto no excluye la posibilidad de que, por regla general, los diáconos permanentes -que deberían ser muchos más en la Amazonia- (...) asuman ellos mismos una importante responsabilidad en el crecimiento de las comunidades y que maduren en el ejercicio de estos deberes gracias a un acompañamiento adecuado".

El llamado a los obispos de los 113 obispados del Amazonas es para consagrar más diáconos permanentes. En el curso del Sínodo de la Amazonia los críticos de la agenda amazónica habían señalado que la mayoría de los obispados amazónicos no tienen "viri probati" como diáconos, por lo que la necesidad de "viri probati" como sacerdotes casados no podía ser tan grande. Sobre todo la demanda no era muy creíble.

La situación es completamente diferente en una diócesis de Mesoamérica.

-El experimento de Chiapas: 450 diáconos permanentes

Chiapas pertenece a la parte mesoamericana de México. En este estado se encuentra la diócesis de San Cristóbal de las Casas con un número superior a la media de los llamados "viri probati", que fueron ordenados diáconos permanentes. En 2016, entre 99 diócesis mexicanas, Francisco quiso visitar esta misma diócesis y rezar en la tumba del obispo Samuel Ruiz García, quien tuvo la idea de crear un "clero indígena". Se sabía que el obispo R García, que dirigió la diócesis de 1959 a 2000, consideraba la ordenación de hombres casados a diáconos como una preparación para la ordenación de hombres casados a sacerdotes. En cualquier caso, ni siquiera se preocupó por las vocaciones sacerdotales, señalando que los indios no tenían acceso al sacerdocio célibe.

En 2000, Roma detuvo el "Experimento de Chiapas". Al sucesor de Ruiz García se le prohibió la ordenación de más "viri probati" y se le ordenó promover las vocaciones sacerdotales.

El Papa Francisco levantó la prohibición de nuevo en mayo de 2014. La consecuencia fue un nuevo auge de las ordenaciones de diáconos. Cuando el obispo Ruiz García se convirtió en emérito en 2000, sólo había 54 sacerdotes en su diócesis, pero 336 diáconos casados. Antes de que Francisco revocara la prohibición de la ordenación en 2014, su número había caído a 316, mientras que el de los sacerdotes hoy es de 125, incluyendo doce indios.

En 2017, el número de diáconos casados se elevó a 450. Un récord mundial absoluto. Estos "viri probati", que también se mencionaron en el Sínodo de la Amazonia, están disponibles en Mesoamérica y suman más que todas las 113 diócesis juntas que tienen una participación en la cuenca del Amazonas y cuyos obispos fueron miembros del sínodo de Roma en octubre pasado.


Comentarios