Fco quiere crear una iglesia marcadamente laica (Fernández)



Un arzobispo argentino cercano al Papa Francisco, considerado el principal escritor fantasma de la controvertida exhortación del Papa para 2016, Amoris Laetitia, afirma que el Papa abrió un camino a los sacerdotes casados en su nueva exhortación amazónica. El Papa lo hizo sugiriendo el desarrollo de un nuevo "rito amazónico" que, en palabras de la exhortación, "inculturaría la liturgia entre los pueblos indígenas", afirmó el arzobispo.

El arzobispo Víctor Manuel Fernández, arzobispo de La Plata, Argentina, publicó el 17 de febrero un artículo en el periódico vaticano L'Osservatore Romano que ofrece una clave interpretativa de la nueva exhortación papal Querida Amazonia. Además, también publicó una declaración similar en el sitio web de su archidiócesis. En estos textos, el prelado que ha trabajado estrechamente con el Papa Francisco incluso antes de su elección, presenta varios puntos sobre cómo debe ser interpretada la exhortación:

Querida Amazonia es un texto "complementario" al documento final del Sínodo de la Amazonia, "sin cancelarlo", lo que constituye una "novedad sinodal";
La cuestión del sacerdocio conyugal y "otras propuestas" del sínodo no están "fuera de la mesa", sino que se volverán a plantear con respecto a un nuevo "rito amazónico" que se desarrollará;
La clave del documento es que el Papa Francisco desea que los laicos "tomen las riendas de la Iglesia en la Amazonia", con laicos liderando las comunidades;
El Papa Francisco ha desarrollado una nueva comprensión del sacerdocio que es una "fuente de gracia", no una "fuente de poder", por lo que se puede dar más poder a los laicos;
El Papa Francisco insiste en la "inculturación" que "también implica una mayor libertad y audacia en los actores locales", también con respecto a la liturgia
El arzobispo Fernández, famoso por su libro erótico sobre el "arte de besar", pide una "serena" relectura de la nueva exhortación del Papa Francisco y espera que "nuestras preguntas eclesiásticas internas no ahoguen esta voz profética" (?) que trata especialmente de temas sociales, culturales y ecológicos. Pero luego trata los elementos clave del documento papal con respecto a la Iglesia Católica.


El Papa Francisco, según Fernández, desea "crear una Iglesia amazónica 'marcadamente laica'" y para ello exige "que los laicos estén 'dotados de autoridad' (n. 94). Es aquí donde el Papa introduce una nueva concepción del sacerdocio que se separa efectivamente de la autoridad, una propuesta que también ha surgido en el documento de trabajo del Sínodo Amazónico. Ese documento había afirmado que la Iglesia debe "reconsiderar la noción de que el ejercicio de la jurisdicción (poder de gobierno) debe estar vinculado en todas las áreas (sacramental, judicial, administrativa) y de forma permanente al Sacramento del Orden". (n. 127)

Como explica Fernández en su artículo de L'Osservatore Romano, es necesario "revisar una forma de entender el sacerdocio que lo relaciona demasiado con el poder". "Francisco especifica que cuando se dice que el sacerdote es un signo de Cristo Cabeza, uno debe entender a Cristo como la fuente de la gracia, especialmente en la Eucaristía, no como la fuente del poder. Por lo tanto, el liderazgo de las comunidades puede ser confiado a líderes laicos con autoridad", añade.

Fernández se refiere aquí a los números 87 y 88 de la exhortación papal, en los que se habla del sacerdocio y de su principal función que es "presidir la Eucaristía". Esa es su función particular, principal e indelegable". "Hay quienes piensan que lo que distingue al sacerdote es el poder", continúa Francisco, "el hecho de que sea la máxima autoridad de la comunidad. Sin embargo, San Juan Pablo II explicó que, aunque el sacerdocio se considera 'jerárquico', esta función no pretende ser superior a las demás, sino que está 'totalmente ordenada a la santidad de los miembros de Cristo'. Cuando se dice que el sacerdote es un signo de 'Cristo cabeza', esto se refiere principalmente al hecho de que Cristo es la fuente de toda gracia: es la cabeza de la Iglesia porque 'tiene el poder de derramar la gracia sobre todos los miembros de la Iglesia'". 


Según el Papa Francisco (n 88), los principales deberes del sacerdote son los sacramentos de la Eucaristía y de la Penitencia (que también están involucrados en el Sacramento de la Extrema Unción); otros sacramentos bien podrían ser administrados por laicos. Como dice en el número 89: "Los laicos pueden proclamar la palabra de Dios, enseñar, organizar comunidades, celebrar ciertos sacramentos, buscar diferentes formas de expresar la devoción popular y desarrollar la multitud de dones que el Espíritu derrama en medio de ellos".

El Papa Francisco continúa diciendo que "una Iglesia de características amazónicas requiere la presencia estable de líderes maduros y laicos dotados de autoridad" (n. 94) y que la Iglesia debe permitir "el crecimiento de una cultura eclesial específica que sea distintivamente laica".

Los desafíos de la región amazónica exigen a la Iglesia un esfuerzo especial para estar presente en todos los niveles, y esto sólo puede ser posible mediante la participación vigorosa, amplia y activa de los laicos". 

Fernández señala que Francisco prevé una nueva comprensión de la relación entre el sacerdote y la autoridad en la Iglesia, así como qué sacramentos han de ser administrados "exclusivamente" por un sacerdote. Como escribe en su propio comentario en el sitio web de su diócesis, Fernández afirma que "Se trata de dar mayor autoridad a los laicos y en cualquier caso acompañarlos para que puedan tomar las riendas de la Iglesia en la Amazonia".

El Cardenal Gerhard Müller, antiguo Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, ha señalado esta debilidad del documento papal cuando escribió: "El enfoque para definir la naturaleza del sacerdocio a través del poder exclusivo de ofrecer el Sacrificio Eucarístico y de administrar el Sacramento de la Penitencia y la Unción de los Enfermos, aunque no es engañoso, se queda corto. Los obispos y los sacerdotes representan a Cristo, en quien tiene el ministerio total de enseñar, santificar y gobernar (Lumen gentium 26-28; Presbyterorum ordinis 4-6)".

Sobre este tema, LifeSiteNews publicó una declaración del profesor Karl-Heinz Menke, teólogo alemán y miembro de la Comisión Teológica Internacional del Vaticano, quien dijo que "El poder de ordenación (potestas ordinis) y el poder judicial (potestas jurisdictionis) no pueden separarse". Este mismo punto había sido también refutado por el Cardenal Walter Brandmüller que habló el verano pasado del "ataque directo a la constitución jerárquica-sacramental de la Iglesia, cuando se está planteando la cuestión de si no sería oportuno "reconsiderar la noción de que el ejercicio de la jurisdicción (poder de gobierno) debe estar vinculado en todas las áreas (sacramental, judicial, administrativa) y de forma permanente al Sacramento del Orden" (nº 127)". 

El arzobispo Fernández insiste en que la discusión sobre la ordenación de viri probati (hombres casados y moralmente probados), así como "otras propuestas" (no menciona explícitamente el diaconado femenino) no están fuera de la mesa. Escribe en L'Osservatore Romano: "Algunos han argumentado que Francisco 'cerró las puertas' a la posibilidad de ordenar a algunos hombres casados, así como excluir otras propuestas del sínodo. La verdad es que Francisco no cerró o abrió puertas en este tema, sólo evitó soluciones precipitadas".

Así, dice este confidente papal, el Papa Francisco acaba de retrasar esta discusión, no de cerrarla. 

Aquí, el prelado argentino explica que el Papa no reemplazó el documento final del Sínodo de las Amazonas: "No hay que olvidar que en la introducción de su exhortación [Francisco] escribe: 'No desarrollaré aquí todas las cuestiones que se exponen abundantemente en el Documento final' (n. 2). Por lo tanto, si en Q Amazonia no menciona un punto, no es porque excluya su desarrollo posterior, sino porque es evidente que no quería repetir el Documento Final, hasta el punto de que evitó mencionarlo. Francisco dice claramente: "No tengo intención de reemplazarlo ni repetirlo". (n. 2).”


Concluye Fernández: "Si no lo reemplaza, no lo niega". También subraya que el Papa pide que el documento final sea "aplicado". Esa aplicación, explica el prelado, será "más simple" para algunos, mientras que "para otros será mucho más lenta y compleja". Fernández señala que es un "nuevo procedimiento" que esta exhortación papal es un texto "complementario" al Documento Final. Como escribe en su comentario personal: "Por primera vez una Exhortación Apostólica no quiere ser una interpretación del Documento Final de un Sínodo o una restricción de su contenido, ni un texto oficial que deje atrás lo que el Sínodo concluyó". Más bien pide la "aplicación" del Documento Final. Comenta Fernández: "Es una gran novedad sinodal que desgraciadamente ha pasado desapercibida".

Como otro aspecto importante, el arzobispo Fernández destaca en su artículo que el Papa Francisco tiene "un fuerte énfasis en la inculturación, lo que implica una mayor libertad y audacia en los actores locales", también con respecto a la "liturgia". "Por eso Francisco nos pide que evitemos ser demasiado duros con los rituales y manifestaciones indígenas y que no los acusemos inmediatamente de paganismo o idolatría (n. 79)". "Aquí se abre un espacio para una posible elaboración de un 'rito amazónico', mencionado por Francisco en la nota 120", continúa el prelado.

Aquí señala que este rito amazónico podría incluir un sacerdocio de casados: "Es un punto en el que el Sínodo aceptó el desafío propuesto por el Papa de salir de la controversia sobre los 'viri probati' desde arriba, apuntando a un enfoque más amplio que podría eventualmente incluir también este tema". Se trata de "abordar" los problemas "de manera diferente", en un "nivel superior", escribe Fernández. 

"Este nivel superior, en los debates del Sínodo, se convirtió en la posibilidad de elaborar un 'rito amazónico' que sería de hecho el ámbito apropiado para discernir mejor la posibilidad de ordenar algunos 'viri probati'."

El Papa Francisco escribió lo siguiente sobre la inculturación y los nuevos ministerios en Q Amazonia: 

"La inculturación también debe reflejarse cada vez más en una forma encarnada de organización y ministerio eclesial. Si vamos a inculturar la espiritualidad, la santidad y el Evangelio mismo, ¿cómo no considerar una inculturación de las formas en que estructuramos y llevamos a cabo los ministerios eclesiales?" (85) 

Como Fernández también escribe en su comentario personal en su propio sitio web diocesano con respecto a la introducción del sacerdocio conyugal en el marco de un "rito amazónico": "Por supuesto que la aplicación no será automática. Habrá varios años para hacerlo", algunos "temas tomarán más tiempo que otros". "Obviamente", concluye, "pensar en un 'rito amazónico' es un trabajo de años y décadas".  

Si uno tomara las palabras de Fernández - como ahora presentadas por el mismo Vaticano - como las palabras indirectas del Papa Francisco - quizás también dirigidas a calmar la facción disidente en la Iglesia Católica - el mensaje es: sólo tomará un poco más de tiempo.

En una entrevista de 2015, Fernández dijo que el "Papa va despacio porque quiere estar seguro de que los cambios tengan un profundo impacto. El ritmo lento es necesario para asegurar la efectividad de los cambios. Sabe que hay quienes esperan que el próximo Papa le dé la vuelta a todo. Si vas despacio es más difícil dar vuelta las cosas... Tienes que darte cuenta de que él está apuntando a una reforma que es irreversible."

Mauricio López, secretario ejecutivo de la red amazónica REPAM, que estuvo muy involucrado en el Sínodo de la Amazonia, declaró sobre el inicio del camino trazado por el Papa Francisco: "Para nosotros ahora comienza la fase más importante de todo el proceso sinodal." 

Para Lòpez, "es la de una profunda escucha de las instancias territoriales, de la incorporación de las diferentes voces y de las aproximadamente 200 propuestas presentadas en el Documento Final [del Sínodo], que el Papa nos pidió que tuviéramos en cuenta", y la de "la comprensión de la novedad hermenéutica". 

"El Papa Francisco ha hecho del Amazonas un lugar teológico", añade Lòpez. Para él, el Amazonas se convierte así en una herramienta de cambio: "Esto abre un camino para que la misma reflexión surja en otros biomas del mundo y para los desafíos de la misión de la Iglesia más allá de las estructuras tradicionales. La periferia irrumpe en el centro y lo ilumina, lo ayuda a transformarse. Esta periferia está claramente representada en Q Amazonia". 

La remodelación de la Iglesia con lo que el Papa llamó un "rostro amazónico" ha comenzado, a los ojos de Fernández y López, lentamente.




https://www.lifesitenews.com/blogs/popes-ghostwriter-advisor-claims-francis-blazed-path-to-married-priests-in-amazon-exhortation

Comentarios

Cristina V. ha dicho que…
Mensaje del LIBRO DE LA VERDAD:

Muchos laicos serán elevados por Mis enemigos y se les enseñará cómo evangelizar

Domingo 14 de septiembre de 2014

Pase lo que pase, la Verdadera Palabra de Dios todavía se mantendrá viva, aunque sólo será observada por un remanente de Mi Iglesia.

Los falsos profetas, predichos, se levantarán en sus multitudes para difundir mentiras, a través de una forma engañosa de evangelización mundial. A ellos se les dará la autoridad por aquellos que aseguran representarme, con el fin de atraer millones de personas, a su nueva, la así llamada, versión modernizada de Mi Santa Iglesia en la tierra. ¡Oh, cómo van a engañar a muchos con su retorcida versión de Mi Palabra, que encubrirá muchas herejías. Sólo el astuto reconocerá estas falsedades, porque serán cuidadosamente ocultas dentro de una falsa doctrina, que será vista como un soplo de aire fresco.

Mucho elogio se prodigará sobre aquellos enemigos Míos, que han infiltrado Mi Iglesia, para prepararla para la llegada del Anticristo. Ellos producirán mucho ruido en sus reuniones públicas y, mientras ellos me maldecirán con sus mentiras, también se harán revelaciones falsas acerca de Mí - Quién soy Yo realmente; Mi relación con Mi Padre Eterno; Mis Enseñanzas y Mi Divinidad. Ellos mezclarán la Verdad con mentiras con la finalidad de engañar a los Cristianos, por temor a que sean reconocidos por lo que son.

Muchos laicos serán elevados por Mis enemigos y se les enseñará cómo evangelizar. Muchos se convertirán en recipientes voluntarios a la bestia, quien los llenará con las palabras de la doctrina del Infierno. Vosotros, Mis amados seguidores, debéis cuestionar todo lo que se os diga que escuchéis, lo que ellos, Mis enemigos, os dirán es para dar nueva vida a la Palabra contenida en la Sagrada Escritura. Se os darán nuevas oraciones por parte de estos falsos profetas, que me insultarán y blasfemarán contra Mi Divinidad. En la medida en que millones de personas se levantarán y recitarán estas nuevas oraciones, así también, los falsos profetas. Ellos enseñarán a los hijos de Dios cómo idolatrar a la bestia, a través de una nueva forma de ceremonia religiosa. Esta nueva ceremonia guiará a todos los que se levanten y sigan a los falsos profetas hacia la única iglesia mundial, que rendirá homenaje a la bestia.

Aquellos de Mis siervos consagrados que comprenderán, con bastante rapidez, el siniestro plan colocado para engañar a Mis Seguidores, se sentirán impotentes. Muchos caerán en el engaño, puesto que tienen tan poca fe que apenas se molestarán en leer la nueva doctrina falsa y así, por lo tanto, será adaptada dentro de las Iglesias sin mucha oposición.

Cuando Mi Palabra sea profanada, nada bueno saldrá de ella y el mal va a prosperar. Os doy esta advertencia para el bien de vuestras almas y para que os preparéis para la gran apostasía en la historia humana, la que devorará la Palabra de Dios.

Vuestro Jesús



Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a014-sep-2014-muchos-laicos-seran-elevados-por-mis-enemigos-y-se-les-ensenara-como-evangelizar/