Viganò: la gente no se puede confesar en Italia


El arzobispo Viganò ha vuelto a Italia: La confesión ya no está disponible

El arzobispo Carlo Maria Viganò actualmente conduce en su coche por el norte de Italia, le dijo a Robert Moynihan (InsideTheVatican.com, 26 de febrero).

Viganò informa que los italianos tienen miedo del coronavirus, y los estantes de los supermercados se están vaciando.

Se confesó y fue recibido sólo porque es un sacerdote. Para los fieles, las puertas de las iglesias están cerradas.

Personalmente, se siente cada vez más atraído por el latín y celebra la misa después de los maitines y los laudes a las 7:30 según el Rito Ambrosiano Original de la Arquidiócesis de Milán donde nació.

Reza por Francisco "que se convierta en Pedro" [extrañas palabras], se arrepiente de cualquier defecto, y confirma a sus hermanos en la fe de todos los tiempos.


en.news

Comentarios

Cristina V. ha dicho que…
Mensaje del LIBRO DE LA VERDAD:

Los Sacramentos de la Santa Confesión, Bautismo, Matrimonio y de la Sagrada Eucaristía deben ser conservados

Domingo 01 de julio de 2012

Cómo me aplasta el pecado en este momento y cómo sufro el tormento del rechazo.

Mi cabeza está siendo machacada como las espinas de Mi Corona, así como la Cabeza de Mi Iglesia - Mi Santo Vicario en la Tierra - sufre el dolor a través de la persecución que él soporta a manos de sus enemigos.

Mi Iglesia en la Tierra, Mi Cuerpo en la Tierra, es uno solo. La crucifixión está siendo preparada.

La doctrina de Mi Iglesia, así como Mis enseñanzas en la Tierra, fueron distorsionadas por aquellos Fariseos y aquellos que pensaban que conocían la Palabra de Mi Padre más que Yo lo hacía, serán pronto arrojados y dispersados.

Debéis rezar todos por Mi Iglesia en la Tierra. Debéis siempre recordar que no existe otra doctrina más que la proclamada por Mí durante Mi tiempo en la Tierra.

Todo lo que sea la Verdad nunca será cambiado, porque si lo fuera, estaríais obligados a tragaros una mentira.

Hija Mía, nunca permitas que aquellos que continúen rechazando Mi Palabra en este momento, te desanimen a ti o a Mis seguidores, de ayudarme a rescatar a Mi Iglesia en la Tierra.

Ya una vez que el enemigo ataque Mi Iglesia, vosotros debéis uniros y aseguraros de que los Evangelios sean difundidos hasta los confines de la Tierra.

Los Sacramentos de la Santa Confesión, Bautismo, Matrimonio y de la Sagrada Eucaristía deben ser conservados. Incluso el acceso a estos se hará difícil.

Mis siervos sagrados que me aman, deben comenzar los preparativos ahora. Muy pronto os será prohibido ofrecer tales Dones a los hijos de Dios.

El tiempo para la preparación ha comenzado.

Permitidme instruiros, dirigiros y ayudaros a traer a Mi Iglesia Remanente a las puertas del Paraíso.

Vuestro bienamado Jesús