Austin Ivereigh nos dice lo que ya sabemos


Mientras que el comentarista católico "conservador" se alegra de que la exhortación apostólica post-sinodal Querida Amazonia (QA) no autorizara explícitamente la ordenación de hombres casados en el Amazonas (léase: en todas partes), ni mencionara ningún proyecto de "diáconos" femeninos, el biógrafo/adulador de Francisco, Austin Ivereigh nos dice lo que ya sabemos: "El Papa, en resumen, se somete al discernimiento de la iglesia local" 

"El Papa está pidiendo a los obispos que hagan propuestas concretas" para la ordenación de hombres casados porque "Él piensa que el tiempo no ha llegado aún para ningún tipo de decisión por su parte..."
Además, dice Ivereigh, citando un hecho que los "conservadores" parecen haber olvidado, "Otra puerta se ha abierto mientras tanto a un diaconado femenino. Al final del sínodo, Francisco prometió reabrir y reconstituir la comisión que investigaba a las mujeres diáconas que terminó el año pasado en desacuerdo. Eso sucederá ahora, dice el funcionario involucrado con el sínodo."

Esto podría parecer una especulación, pero QA en sí misma resuelve la cuestión con dos frases cortas que dejan bastante claro que Francisco desea que los obispos locales apliquen, no QA, sino el Documento Final del Sínodo del Amazonas a la cuestión de los sacerdotes casados y "diaconetas". El que tenga oídos para oír, que oiga:

"Al mismo tiempo, me gustaría presentar oficialmente el Documento Final, que establece las conclusiones del Sínodo...

"Que los pastores, hombres y mujeres consagrados y fieles laicos de la región amazónica se esfuercen por aplicarlo..."

Por supuesto, el Documento Final abre de par en par la puerta a los "ancianos" casados en el Amazonas y por lo tanto, en última instancia, en todas partes (¶ 106), así como a las "diaconisas", después de un estudio más profundo por parte de la comisión que Francisco ha reconstituido para decirle lo que quiere oír, la primera de las cuales no encontró ninguna evidencia de que la Iglesia haya ordenado a mujeres como diáconas (¶ 103).

Pero sucederá a nivel local, tal como sucedió a nivel local con respecto a la admisión de adúlteros públicos a la Sagrada Comunión por los obispos de Buenos Aires, cuyas "directrices" para aplicar el Amoris Laetitia fueron publicadas rápidamente por Francisco como "auténtico Magisterio" en el Acta Apostolicae Sedis (AAS).

Realmente odio las metáforas deportivas, pero ésta se aplica demasiado bien: Francisco llevará su propio balón a la zona de anotación haciendo que los obispos locales lo lleven allí en un futuro próximo. (...)

Y así, los "sueños" de Francisco, que son una pesadilla para la Iglesia, se realizarán con el tiempo. O al menos ese es el plan.  Sólo Dios sabe si el plan tendrá éxito antes de que Él ponga fin a la locura de este pontificado, como inevitablemente lo hará.

extracto de: https://fatima.org/author/fatima-ferrara/

Comentarios