Importante declaración del card Burke


Cardenal Burke: "No podemos aceptar que los gobiernos traten la adoración a Dios de la misma manera que a un restaurante"

El cardenal Raymond Burke publicó un largo mensaje del 21 de marzo para la crisis del coronavirus en su página web. Aquí están los puntos más destacados:

- El Misal de 1962 contiene textos especiales para la Santa Misa, que se ofrecerá en tiempos de peste, la Misa Votiva para la liberación de la muerte en tiempos de peste.

- La letanía tradicional de los santos dice: "De la peste, el hambre y la guerra, oh Señor, líbranos".

- Cuando nos encontramos en un gran sufrimiento e incluso enfrentando la muerte, nos preguntamos: "¿Dónde está Dios?" Pero la verdadera pregunta es: "¿Dónde estamos nosotros?"

- Una persona de fe no puede considerar la calamidad actual, en la que nos encontramos, sin considerar lo distante que está nuestra cultura de Dios, y abiertamente rebelde hacia él.

- Somos testigos, incluso dentro de la Iglesia, de un paganismo que adora la naturaleza y la tierra.

- Vemos cómo la vida de fe se ha vuelto cada vez más secularizada.

- Grandes males como la peste son un efecto del pecado original y de nuestros pecados actuales.

- En nuestra cultura secularizada, hay una tendencia a ver la oración, las devociones y el culto como cualquier otra actividad, por ejemplo, ir al cine o a un partido de fútbol, que no es esencial, y por lo tanto puede ser cancelada con el fin de tomar todas las precauciones para frenar la propagación de un contagio mortal.

- Pero la oración, las devociones y el culto, sobre todo la Confesión y la Santa Misa, son esenciales para que nos mantengamos sanos y fuertes espiritualmente, y para que busquemos la ayuda de Dios en un momento de gran peligro.

- No podemos simplemente aceptar las determinaciones de los gobiernos seculares, que tratan el culto a Dios de la misma manera que ir a un restaurante o a un concurso atlético.

- Nosotros los obispos y sacerdotes debemos explicar públicamente la necesidad de los católicos de rezar, de rendir culto en las iglesias y capillas, y de ir en procesión por las calles.

- Necesitamos insistir en que las regulaciones del Estado, también por el bien del Estado, reconozcan la importancia de los lugares de culto, especialmente en tiempos de crisis.

- Así como hemos encontrado una manera de proveer comida y medicinas y otras necesidades de la vida durante un tiempo de contagio, sin arriesgar irresponsablemente la propagación del contagio, así podemos encontrar una manera de proveer las necesidades de nuestra vida espiritual.

- Muchas de nuestras iglesias y capillas son muy grandes. Permiten que un grupo de fieles se reúna para rezar y adorar, sin violar los requisitos de "distancia social".

- El confesionario con la pantalla tradicional suele estar equipado con un fino velo o puede ser fácilmente equipado con uno. Puede ser tratado con desinfectante, para que el acceso al Sacramento de la Confesión sea posible.


en.news

Comentarios

Templario ha dicho que…
La realidad es que NO quieren obedecer a Dios. Al cardenal Burke le molesta que no se celebren Misas, igual que a todos los verdaderos católicos, pero a mi y a otros cuantos nos molesta también que este cardenal omita decir que Bergoglio es un hereje, un usurpador y un idólatra entre otras cosas. Mientras tengamos en la cúspide de la Iglesia al falso papa, o falso profeta del anticristo, el mal irá en aumento sr. cardenal y Vd. nos saldrá con otra queja parecida a esta. Pero cuando sea provocado el cisma Vd. tendrá que decidir como todos los católicos entre seguir admitiendo al falso papa como legítimo o seguir al verdadero Papa Benedicto XVI.
Non Nobis.
Cristina V. ha dicho que…
Mensaje del LIBRO DE LA VERDAD


Martes 10 de junio de 2014

La gente puede preguntar ¿por qué es importante que el Sacrificio de la Santa Misa sea conservada a toda costa? La Misa es el punto principal de Mi Presencia – Mi Verdadera Presencia en el mundo. Mi Presencia trae ambas cosas: Vida y Luz. Traerá Vida al alma y la llenará con una Gracia única. Esta traerá consigo Luz – Mi Luz – la cual es más poderosa que el sol. Un destello de Mi Luz es suficiente para iluminar una habitación que esté en tinieblas. Mientras Mi Santa Eucaristía sea mantenida en gran Gloria sobre los altares de Mis Iglesias, habrá vida. Sin ella, habrá tinieblas. Cuando Yo no Estoy Presente, no hay Luz. Sin Mi Luz no hay nada más que tinieblas en el alma. No hay paz. No hay amor. No hay esperanza. No hay Vida.

Cualesquiera que sean las nuevas reglas serán forzadas sobre vosotros en el nombre de la evangelización y modernización, en Mi Nombre, sabed que si Mi Eucaristía deja de ser venerada, tal y como debería y como debe ser, podéis estar seguros de que no tardará mucho antes de que desaparezca completamente. En el día en que esto ocurra, habrá una oscuridad, que descenderá sobre la Tierra. Vosotros no la veréis, pero la sentiréis en los fríos corazones de los hombres, porque para entonces, la humanidad habrá cambiado. Una vez que Mi Presencia disminuya, las puertas del Infierno se abrirán y el Anticristo tomará Mi Lugar en Mi Iglesia. Será él, que no es de Mí, el que se sentará en el Trono que es Mío por derecho. Y será delante de él que Mi Iglesia yacerá postrada a sus pies. Esa será la mayor traición hacia Mí, vuestro Jesús, desde que Judas me entregó a Mis enemigos para ser crucificado.

Es Mi Iglesia, la que será perseguida primero y aquellos que son débiles en su fe, rendirán homenaje a la bestia. Serán aquellos hombres que afirmarán representar a Mi Iglesia – quienes Me crucificarán, una vez más. Cuando el impostor declare que él soy Yo, las horas empezarán a contar y entonces con un sonido ensordecedor de los cielos partiéndose y el repique del trueno, Mi Regreso se dará a conocer. El mundo entonces entenderá finalmente, la Verdad de Mi Promesa de Volver para reclamar Mi Reino, y de traer la unidad a Mi Iglesia, Mi Verdadera Iglesia – aquellos que me fueron fieles, a través de todas las pruebas y las tribulaciones.

Nada puede prevalecer contra Mi Iglesia, porque bajo Mi Liderazgo y dirección permanecerá impenetrable contra la bestia y contra todos aquellos traidores que me hayan traicionado para su propio beneficio.

Escuchad ahora Mi Promesa. Todo lo que os dije que ocurriría, ocurrirá. Todo lo que os prometí, será cumplido. Todo lo que es Mío, es vuestro. Todos vosotros me pertenecéis a Mí. Aferraos a Mí para una preciada vida, porque sin Mi Protección, vosotros caeréis en el error, y eso rompería Mi Corazón. Nunca me abandonéis por ese que os odia. Yo nunca os abandonaré, porque Yo os amo muchísimo. Yo atraigo a vosotros hacia Mí, y todavía os retiráis. ¿Por qué? ¿De qué tenéis miedo? ¿No sabéis que sois Míos y que este es un derecho de nacimiento natural? Apoyaos en Mí, Mis bienamados seguidores, porque pronto os sentiréis perdidos y no sabréis hacia dónde volveros. Y Yo estaré esperando, para traeros Mi Amor y ofreceros consuelo.

Venid. No me tengáis miedo. Yo solo vengo con amor a traeros Mi Paz.

Mi Luz os trae visibilidad.

Mi Amor os trae esperanza.

Mi Corazón os trae consuelo.

Mis Manos os sanan.

Mis Ojos os ven.

Mis Heridas os atraen.

Mi Cuerpo os alimenta.

Mi dolor es vuestro.

Vuestro dolor es Mío.

Mi Misericordia os salvará.

Mi Palabra es vuestro camino hacia Mi Reino.



Vuestro Jesús



Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a010-jun-2014-sin-mi-luz-no-hay-nada-mas-que-tinieblas-en-el-alma-no-hay-paz-no-hay-amor-no-hay-esperanza-no-hay-vida/
Cristina V. ha dicho que…
Oración a Tu Angel de la Guarda cuando no puedes asistir a la Misa Diaria
 

Oh SANTO ÁNGEL a mi lado,
Anda a la Iglesia por mi,
Arrodíllate en mi lugar, en la Santa Misa,
Donde deseo yo estar.

En el Ofertorio, en mi lugar,
Toma todo lo que soy y lo que poseo,
Y colócalo como un sacrificio
Sobre el Trono Altar.

Al sonar la Campana de la Sagrada Consagración,
Adora con el amor de Serafín,
Mi Jesús oculto en la Hostia,
Descendido del Cielo.

Y entonces reza por quienes amo tiernamente,
Y por quienes me causan pena,
Que la Sangre de Jesus limpie todos los corazones,
Y dé alivio a las almas sufridas.

Y cuando el sacerdote toma la comunión,
Oh, traemelo a mi Señor,
Que Su dulce Corazón pueda reposar sobre el mio,
Y yo pueda ser Su templo.

Ora que este Divino Sacrificio,
Borre los pecados de la humanidad;
Y entonces traeme la bendición de Jesús a casa,
Le plegaria de toda gracia. Amén


"Si solo supieramos como Dios considera este Sacrificio, arriesgariamos nuestras vidas para estar presente en una sola Misa."

Santo Padre Pio