La receta atea de Francisco empeora la situación


María Ferraz

Detrás de la supresión de la Misa en todo el mundo está Francisco, incluso quiso cerrar las iglesias en Roma en contra de las disposiciones del gobierno, luego dio marcha atrás por presiones de católicos, y por fin la política masónica obligó a su clausura sine die. Los obispos en España e Inglaterra también suprimieron las misas aunque el gobierno las permitía, lo que demuestra que no sirven a Dios sino al diablo.

Éste es un artículo interesante que aborda el problema actual:

Por qué cancelar las misas y cerrar las iglesias es una receta para el fracaso en el tratamiento del coronavirus

"Dondequiera que se haya intentado, una sociedad sin Dios fracasa.

A medida que el coronavirus se extiende por toda la nación, los funcionarios están tomando medidas para asegurar la salud del cuerpo. Lamentablemente, la salud de las almas es brutalmente descuidada. 

Un reciente mensaje en Twitter nos muestra lo impactante que se ha vuelto la situación. Una mujer escribió: 
"Las confesiones también han sido canceladas. Que Dios nos ayude. Si muero, iré al infierno".

Su dramático grito respondía a la noticia de cómo diócesis tras diócesis anunciaban el cierre de todas las iglesias. Ahora todas las diócesis de América han cancelado las misas y los servicios.  Las capillas de adoración han cerrado. Incluso las confesiones han sido canceladas ya que todo contacto humano debe ser minimizado. La gente se queda sin ayuda espiritual.  

A los sacerdotes afligidos en sus parroquias se les ordena retirarse de sus deberes pastorales. A algunos incluso se les dice que pueden oír confesiones sólo en casos de muerte. Otras directivas desalientan los bautismos y los últimos ritos. Hemos quedado huérfanos por un gigantesco retiro espiritual.


Los fieles están angustiados. Algunos padres recurren al bautismo de sus hijos. Otros buscan alternativa sin resultados. La gente teme por su salvación eterna.

Una mentalidad secular mortal


Estos cierres son un triste testimonio del estado de una nación que se ha alejado de Dios. Los líderes temporales y espirituales sólo están considerando medidas materiales para combatir la epidemia. Estas medidas drásticas dirigidas al bienestar espiritual de los fieles son la consecuencia de una mentalidad secular que estúpidamente se atreve a poner en cuarentena a Dios como una figura inútil en la lucha contra el coronavirus.

De hecho, la filosofía liberal de la modernidad sostiene que todo puede resolverse a través de la tecnología, la economía y el progreso material. Esta perspectiva materialista burda celebra el disfrute de la vida como el valor supremo. El sufrimiento y la tragedia deben ser evitados a toda costa. Por eso cuando la "tragedia" de un hijo no deseado aparece, la sociedad moderna dice, abortar el "problema". Del mismo modo, cuando una amenaza como el virus chino perturba la vida, debe ser erradicada de forma despiadada y eficiente mediante medidas "científicas" modernas, independientemente de cualquier consideración moral.

De acuerdo con esta cínica filosofía, Dios, si es considerado como todo, es en el mejor de los casos un consuelo psicológico para los débiles que no tienen fe en las soluciones modernas. El escritor del New York Times Mattia Ferraresi, que no entiende nada de la Fe, menosprecia los cierres de iglesias diciendo que "para los creyentes, la religión es una fuente fundamental de curación espiritual y esperanza. Es un remedio contra la desesperación, proporcionando apoyo psicológico y emocional que es una parte integral del bienestar". 

Sin embargo, ni siquiera el confort psicológico se concede a los fieles, en el manejo del coronavirus. Dios debe ser removido de la imagen. Las iglesias deben ser cerradas.


Una receta para el fracaso

Una forma tan impía de actuar es una receta para el fracaso. 

La historia registra cuán desastrosa ha sido esta filosofía materialista. Los regímenes comunistas y socialistas se han basado en modelos materialistas de una sociedad sin Dios. De la misma manera, nuestra sociedad liberal, prácticamente atea, opera como si Dios no existiera. Tal modelo ha creado un páramo moral y psicológico que el progreso y la ciencia no pueden esperar abordar. 

Dondequiera que se haya intentado, una sociedad sin Dios fracasa. Un estado que sólo se ocupe de los bienes materiales acabará suprimiendo todas las cosas espirituales. Cuando un estado sin Dios actúa, siempre lo hará con brutalidad ya que no considera el lado espiritual superior de la naturaleza humana. 

Este lado superior es lo que hace a cada persona única y establece la dignidad de cada uno. Este reconocimiento orienta a todos hacia su propósito en la vida y en última instancia a Dios. Los líderes nacionales que respetan esta perspectiva espiritual pueden actuar con sabiduría, caridad y comprensión de la dignidad humana.  

El gobierno necesita la ayuda de Dios

En tiempos de crisis, los gobiernos necesitan la ayuda de Dios. Necesitan la vasta experiencia de la Iglesia para lidiar con la adversidad y la tragedia.  La Iglesia no es una fuerza que complique el proceso de lucha contra el coronavirus. Más bien la Iglesia es un socio eficiente y compasivo que hará la lucha humana, abnegada y llena de caridad. Cuando las calamidades golpean, la Iglesia siempre ha servido en la línea del frente, no al margen. La gracia de los sacramentos fortalece a los fieles para que se unan mejor a esta lucha. 

Para asegurar esta ayuda tan necesaria, los líderes temporales y espirituales deben considerar el bienestar espiritual de los ciudadanos. No pueden enviarlos a la desesperación de su salvación como la pobre mujer privada de la confesión.


El código católico de derecho canónico enseña que la salus animarum lex suprema, la salvación de las almas es la ley más alta. ¿Con qué propósito se salvan las vidas humanas, si las almas están eternamente perdidas? 

La Iglesia mantiene el sistema de salud privado más grande de la nación. Si se le da la oportunidad, sus ministros pueden encontrar fácilmente maneras de administrar los Sacramentos, incluso dentro de las draconianas normas de salud establecidas por las autoridades.   

Fe perdida

Lo que falta en esta lucha es la fe. Demasiados aún se aferran a la modernidad y creen que los esfuerzos del gobierno por sí solos pueden salvar el mundo. Si ese es el caso, entonces todo está perdido, ya que reina tanta corrupción, pecado y desorden. 

Sólo porque la modernidad niegue la acción de Dios en la historia, no significa que Dios no actúe. Dios ayuda a aquellos que lo invocan. Cuando las soluciones naturales a los problemas modernos fallan, es hora de buscar las sobrenaturales.

La crisis del coronavirus sólo se resolverá cuando una humanidad humilde y contraída tenga fe en Dios que puede hacer todas las cosas. Él está dirigiendo los eventos humanos. Es sólo cuestión de seguir sus indicaciones divinas. 




https://www.lifesitenews.com/opinion/why-canceling-masses-locking-churches-is-a-recipe-for-failure-in-dealing-with-coronavirus

Comentarios

Cristina V. ha dicho que…
Mensaje del LIBRO DE LA VERDAD


Viernes 08 de marzo del 2013


Mi amadísima hija, Satanás está furioso contra Mi Iglesia en la tierra y su infestación continúa propagándose dentro de sus muros.


El astuto impostor, que ha permanecido a la espera entre los bastidores, pacientemente, pronto declarará su reinado sobre Mis pobres incautos siervos sagrados. El dolor que infligirá es demasiado duro de soportar para Mí, y aún así, su reinado culminará en la depuración final del mal desde dentro del núcleo de Mi Iglesia.

Él Ha manipulado cuidadosamente su posición y pronto su actitud pomposa se verá rodeada por su espléndida corte. Su orgullo, arrogancia y la auto-obsesión serán al principio cuidadosamente ocultados al mundo. Para el mundo exterior, un suspiro de alivio se escuchará cuando las trompetas repiquen para anunciar su mandato como jefe de Mi Iglesia.

Mi Cuerpo es Mi Iglesia, pero no va a ser para Mí, Jesucristo, él prometerá su fidelidad, porque no posee ningún amor por Mí. Su fidelidad es a la bestia y cómo va a reír y a burlarse de Mis siervos sagrados que le apoyan.


Él que se atreve a sentarse en Mi Templo, y que ha sido enviado por el maligno, no puede decir la verdad, porque no proviene de Mí. El ha sido enviado para desmantelar Mi Iglesia y romperla en mil pedazos antes de que la escupa por su repugnante boca.


Mi Cuerpo es Mi Iglesia. Mi Iglesia está todavía viva, pero sólo aquellos que dicen la Verdad y se adhieren a la Santa Palabra de Dios pueden ser parte de Mi Iglesia en la tierra. Ahora que el insulto final sea manifestado en Mi contra, Jesucristo, por la Sede de Pedro, comprenderéis finalmente la Verdad.

El Libro de la Verdad, predicho a Daniel, para el tiempo del fin, no será tomado a la ligera por los integrantes de Mi Iglesia, porque su contenido enfermará a Mis amados siervos sagrados cuando se den cuenta de que digo la verdad.


El falso profeta --el que se hace pasar como el líder de Mi Iglesia-- está preparado para colocarse las túnicas, que no fueron hechas para él.


Él profanará Mi Sagrada Eucaristía y dividirá Mi Iglesia por la mitad y luego a la mitad otra vez.

Él hará esfuerzos para despedir a los fieles seguidores de Mi amado Santo Vicario el Papa Benedicto XVI, designado por Mí.


Él erradicará a todos los que son fieles a Mis Enseñanzas, y los echará a los lobos.


Sus acciones no serán visibles inmediatamente, pero pronto las señales serán vistas mientras se dispone a buscar el apoyo de los influyentes líderes mundiales y de aquellos en puestos altos.


Cuando la abominación eche raíces, los cambios serán repentinos. Los anuncios de su parte para crear una Iglesia Católica unificada al enlazarse con todos los credos y otras religiones, vendrán poco después.

Él dirigirá la nueva única-religión mundial, y reinará sobre las religiones paganas. Él abrazará el ateísmo al hacer más débil el estigma que dirá está asociado con la búsqueda de los así llamados “derechos humanos”. Todos los pecados, a los Ojos de Dios, serán considerados aceptables por esta nueva Iglesia que todo lo incluye.


Cualquiera que se atreva a desafiarlo será buscado y castigado. Aquellos sacerdotes, obispos y cardenales que se opongan a él serán excomulgados y despojados de sus títulos. Otros serán intimidados y perseguidos junto con muchos sacerdotes que tendrán que pasar a la clandestinidad.


A aquellos Mis pobres siervos sagrados que reconocéis Mi Voz ahora, por favor escuchadme mientras me acerco a vosotros para llevaros consuelo. Yo nunca os pediría que rechacéis Mi Iglesia en la tierra porque fuí Yo, vuestro amado Salvador, quien la creó. Ofrecí Mi Cuerpo como el Sacrificio Vivo para salvaros. Se os ha dado la responsabilidad de testificar en Mi nombre, para salvar las almas de aquellos a los que instruís y guiáis.


Todo lo que podéis hacer es confiar en Mí y continuar sirviéndome. Lo que no debéis hacer es aceptar cualquier doctrina presentada a vosotros y la cual sabréis, inmediatamente, que no está de acuerdo con Mis Enseñanzas. Debéis hacer lo que os dice vuestro corazón, pero sabed esto:

Cristina V. ha dicho que…
Este período va a causar un profundo dolor y la cruda aflicción que experimentaréis cuando veáis cómo Mi Iglesia será profanada os dejará llorando. Pero debéis reconocer las mentiras que os han de ser presentadas como lo que son –un insulto a Mi muerte en la Cruz.


Esta destrucción puede resultar en el colapso de la estructura de Mi Iglesia. Los cambios y adaptaciones de los edificios, junto con el nuevo templo creado para la única iglesia mundial serán manufacturados y colocados en Roma.


Tened la seguridad de que, al igual que Mi Templo es profanado, Yo, Jesucristo, el Salvador de toda la humanidad, seré descartado y arrojado a la cuneta.


Vuestro Jesús



Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/products/a08-mar-2013-el-ha-sido-enviado-a-desmantelar-mi-iglesia-y-romperla-mil-pedazos-/
Templario ha dicho que…
Pero aún despues de esto último que ha ordenado Bergoglio (suprimir las Misas), tendremos que seguir escuchando a los ciegos espirituales consagrados, que él no es culpable, que le han robado la pulsera de colorines y la está buscando.
Ciegos ¿hasta cuando vais a estar tragando sapos?
¿Desde cuando es mas importante el cuerpo que el alma?
Por supuesto que desde que Bergoglio ha usurpado el trono.
Os estáis convirtiendo en sacerdotes del anticristo y dormís plácidamente.
La Beata Ana Catalina Enmerich: VI UNA GRAN OPOSICION ENTRE DOS PAPAS. (Cisma).
¡Ellos quieren quitar al pastor el prado que le es propio! ¡Quieren imponer otro que deja todo en manos de los enemigos! Entonces, tomada por la cólera, ella elevaba el puño cerrado diciendo: ¡Alemanes Bribones! ¡Escuchad! ¡no lo conseguiréis! ¡El pastor está en una rocalla! ¡Ustedes, sacerdotes, no se mueven! ¡Dormís y la granja arde por todos los lados! ¡no hacéis nada! ¡como lloraréis por eso un día! (AA.III.184)……Vi a continuación que cuando ellos introducían el obispo de la manera que se habían propuesto, él era intruso, introducido contra la voluntad del Papa y que no poseía legítimamente la autoridad espiritual. (AA.III.128)…
Non Nobis.