Ley canónica: obispos no pueden prohibirnos los sacramentos



Sigo horrorizado por los católicos fieles que están uniéndose a la prohibición inconstitucional del gobierno sobre reuniones numerosas.

La Primera Enmienda garantiza, entre otras cosas, la libertad de religión y la libertad de reunión.   

Elogio a los sacerdotes que están "trabajando en torno" a las acciones draconianas de sus obispos, cuando esas acciones superan a las de la autoridad civil en tiranía y en el desprecio absoluto de sus mandatos sacerdotales.  

Varios pastores están llevando a cabo confesiones en los aparcamientos.  Otros están exponiendo el Santísimo Sacramento en las iglesias para que pueda ser visto y adorado desde fuera.  Otros ritos no romanos siguen celebrando la misa, o la Divina Liturgia según su terminología.

Pero de nuevo, las contorsiones mentales que algunos católicos usan para justificar ciertas actitudes es algo digno de ver.  No son pocos los que afirman que los católicos en estado de gracia no tienen derecho a recibir los sacramentos.  A lo que ahora respondo: "EN LA LEY CANÓNICA, SÍ TIENEN DICHO DERECHO".  El canon 213 afirma expresamente esa verdad.

Muchas veces hemos citado el Canon 915, detallando que los católicos "perseverantes en pecado grave y manifiesto" no deben ser admitidos a la Comunión.  Sin embargo, examinen los Cánones 912 - 923.  

Preveo un intento absurdo ahora y lo anularé inmediatamente.  El canon 912 dice que "todo bautizado -que no esté prohibido por la ley- puede y debe ser admitido a la Sagrada Comunión".  "Ley" en este contexto significa ley eclesiástica, no civil; de lo contrario tendríamos que concluir que los católicos chinos no pueden recibir la Sagrada Comunión.

Ahora, ¿los obispos realmente nos prohíben la misa?  Bueno, en realidad son bastante inteligentes en eso.  En el Derecho Canónico, no pueden hacerlo.  Están cerrando iglesias y nos exhortan a permanecer en casa y tal vez que veamos una transmisión en vivo de la misa.  En algunas discusiones en las que he planteado la idea de salir de mi diócesis para ir a misa, me dicen que estoy "siendo desobediente".  No, no lo soy.  Tengo el derecho canónico de ir a misa.  Además, los obispos nunca nos ordenaron directamente que no fuéramos a misa.  No pueden, y lo saben.  Simplemente hacen algunas sugerencias astutas y esperan que los católicos crean que se les prohíbe asistir.  De hecho, algunos ingenuamente toman la sugerencia y la llevan a cabo, probablemente sin detenerse a pensar en el asunto.

Veamos la Confesión a través del prisma del Derecho Canónico, comenzando con el canon 960.  Ese canon establece que el pecado grave sólo puede ser remitido a través del Sacramento de la Confesión, exceptuando únicamente la "imposibilidad física o moral".  

La cobardía equívoca de los obispos, por la que cierran tan arrogantemente sus confesionarios, NO constituye ese tipo de imposibilidad.  Dios bendiga a los sacerdotes mencionados que han ideado formas de trabajar en torno a las directivas irresponsables de sus prelados.  El canónigo 986 es bastante explícito sobre el deber de los sacerdotes de estar disponibles para la confesión, particularmente cuando el penitente está en peligro de muerte.

Así que, compañeros católicos, cuestionen a sus obispos.  Vayan fuera de su diócesis a recibir los sacramentos, si es necesario.  Recuerden que su primer deber ante Dios es su propia salvación y la de sus familias.  La salud física, por buena que sea, tiene menos prioridad para la salvación.



https://restore-dc-catholicism.blogspot.com/2020/03/no-bishop-can-abrogate-our-canonical.html

Comentarios

Cristina V. ha dicho que…
Esto de cerrar las iglesias y hacer una iglesia virtual donde se ofrecen las misas por Internet, es parte de la agenda del Falso Profeta para destruir los Sacramentos, y no voy a entrar en su juego tramposo. Que sacerdotes y fieles se rebelen contra ese monstruo virtual y exijan Sacramentos reales, pues hay que obedecer a Dios, antes que a los hombres.


Un capítulo del libro de Spadaro se titula "Liturgia, sacramentos y presencia virtual". El jesuita se pregunta audazmente si los sacramentos pueden ser ofrecidos en Internet, si la conexión en red puede ser una experiencia de comunión, si la liturgia puede ser reproducida técnicamente y si el sacramento puede ser proporcionado como "realidad aumentada".

Spadaro habla del "evento litúrgico" como algo que existe entre la "presencia virtual y la interfaz gráfica".
Cristina V. ha dicho que…
Mensaje del LIBRO DE LA VERDAD

Madre de la Salvación: Cada uno de los Sacramentos será cambiado hasta ser irreconocibles

Jueves 5 de septiembre de 2013 p



Mi niña, cuando colocaron la Corona de Espinas sobre la Sagrada Cabeza de mi Hijo, no fue solo para infligir terrible tortura física, fue para hacer una declaración. Se hizo como un gesto simbólico. Ellos estaban diciendo mientras se burlaban de Él que este Hombre, Quien dice que es la Cabeza de la Iglesia y Quien se llama a Sí Mismo el Mesías, no será tolerado. Ellos deshonraron la Cabeza de la Iglesia cuando lo Coronaron y ellos lo deshonrarán de nuevo durante estos tiempos.



No será suficiente el que ellos, los enemigos de Cristo, se apoderen de la Iglesia de mi Hijo desde dentro – ellos lo profanarán de muchas otras maneras. Cambiarán las hostias para la Sagrada Comunión y el significado de lo que la Sagrada Eucaristía es. Dirán que Ella, la Sagrada Eucaristía, representa la humanidad y que es un signo de una nueva comunión - una reunión de todas las personas como una a los Ojos de Dios. A vosotros, hijos míos, se os dirá que estáis todos en comunión unos con otros y que esto es un motivo de celebración.



La Sagrada Comunión es el Cuerpo de Cristo y es Su Verdadera Presencia. No puede ser dos cosas diferentes. Sin embargo, ellos torcerán el significado - todo con lo que os quedaréis, eventualmente, será un trozo de pan, ya que cuando ellos profanen los altares y la Sacratísima Hostia, la Presencia de mi Hijo cesará.



Cada uno de los Sacramentos será cambiado hasta ser irreconocible. Tan astutos los enemigos de mi Hijo serán, que las santas ceremonias se verán haber cambiado solo un poco. El Sacramento de la Confesión será abolido, ya que la bestia no quiere que las almas sean redimidas, porque esto sería una victoria para mi Hijo.



Hijos, debéis seguir pidiéndome que interceda, para que el dolor de estos eventos futuros pueda ser aliviado y el tiempo acortado.



Vuestra amada Madre

Madre de la Salvación



Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a05-sep-2013-madre-de-la-salvacion-cada-uno-de-los-sacramentos-sera-cambiado-hasta-ser-irreconocibles/
Templario ha dicho que…
Derecho Canónico.

213 Los fieles tienen derecho a recibir de los Pastores sagrados la ayuda de los bienes espirituales de la Iglesia principalmente la palabra de Dios y los sacramentos.

214 Los fieles tienen derecho a tributar culto a Dios según las normas del propio rito aprobado por los legítimos Pastores de la Iglesia, y a practicar su propia forma de vida espiritual, siempre que sea conforme con la doctrina de la Iglesia.

En el 213 indica que no nos pueden negar los sacramentos.
En el 214 que deben celebrar la Santa Misa para nosotros, no solo para ellos.
Si se niegan incurren en pecado mortal.
De la Justicia Divina nadie se escapa.
Todos los que no cumplen con el Derecho Canónico serán atrapdos por el anticristo.
Non Nobis.